NOTICIAS

Asistencia canina por la integración

Conocemos cómo trabaja la asociación LealCan con perros que favorecen la integración de personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social.

Asistencia canina por la integración
Uno de los perros de Lealcan, con una usuaria, en la plaza de la Constitución. PACO MARISCAL

La Asociación LealCan de Integración Canina es una entidad sin ánimo de lucro que, a través de actuaciones con perros, se encarga de integrar en la sociedad a personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social, además de brindar apoyo en otros proyectos. La capacidad afectiva es un elemento clave que potencian estos seres de cuatro patas, algo que sirve para dotar de mayor confianza, reforzar la autoestima de las personas y paliar el aislamiento o ayudar en aspectos físicos como la mejora de la movilidad.

Una de las iniciativas con las que colabora LealCan es el Observatorio Municipal de Personas con Discapacidades de Rivas, que lleva más de una década aunando esfuerzos entre administraciones para mejorar la vida de las personas con diversidad funcional y dependencia. Entre sus objetivos concretos está la integración de todas las personas en la vida ciudadana, hacer visible sus necesidades y capacidades y promover el desarrollo de políticas que favorezcan la calidad de vida.

Enrique Solís es el presidente de la asociación y acumula una larga trayectoria de más de 25 años en la educación canina. Dirige también la empresa de adiestramiento del mismo nombre, circunstancia que aprovechó, junto a otras personas educadoras, para crear la asociación y así aportar sus conocimientos a causas sociales: “Para las personas que conformamos la entidad era importante poner nuestro granito de arena a través de la educación canina, aprovechando las características que nos aportan los animales”.

“Ayudamos a distintos colectivos de dos maneras, con intervenciones asistidas y con perros de asistencia”, explica. Las intervenciones tienen aplicaciones diversas, como la concienciación contra el maltrato animal a jóvenes en centros educativos o en terapias y actividades en las residencias de mayores. Algunas de las funciones concretas en las que trabajan con los perros de asistencia son: apoyo de personas con dificultades auditivas, entrenamiento específico de perros para niños y niñas con trastorno del espectro autista, acciones educativas en centros de enseñanza y también como asistencia médica, que sirve para alertar, por ejemplo, de subidas y bajadas de glucosa o de ataques epilépticos. Además, en la institución ayudan a perros en situación de abandono, a los que brindan cuidados e involucran en las tareas de asistencia.

Mari Carmen Pérez es educadora canina y lleva muchos años involucrada en distintos proyectos de LealCan. Empezó observando a perros con problemas de conducta en protectoras de animales, a los que empezó ayudar para reinsertarlos y que pudiesen convivir adecuadamente en el hogar de quien los adoptase. Posteriormente fue adentrándose en el mundo de las intervenciones, de las que explica su origen: “Comenzaron en el ámbito sanitario, con profesionales de la psicología que se dieron cuenta fortuitamente de que podían ser útiles para fines terapéuticos. Cuando en la terapia estaba presente un perro, comenzaron a percibir que las personas se relajaban, los procesos se facilitaban y las ventajas eran múltiples”.

En la asociación también trabajan con perros de apoyo emocional y de asistencia psiquiátrica, dos modalidades que no están reconocidas en España: “En la asociación los entrenamos porque hacen una labor muy importante para las personas que les necesitan. El problema es que no están reconocidos en España y al no poderlos certificar, no pueden acompañarlas en lugares públicos”. Enrique espera que esta circunstancia cambie ya que estos animales ejercen una influencia muy positiva en personas que padecen algún trastorno o alteración mental. Los perros de apoyo emocional son aquellos que no han sido entrenados para una tarea en concreto pero que generan confianza en la mujer o el hombre al que acompaña con su mera presencia, mientras que los de asistencia psiquiátrica están preparados para realizar alguna tarea específica que ayude a la persona a la que asiste.

Para enseñar a los animales, utilizan la educación canina en positivo, precisa Enrique: “Cuando empezamos, no estaba muy extendida y no se conocía mucho. La mayoría trabajaba regañando al perro y corrigiéndoles con collares de púas o eléctricos, que es algo que ya está prohibido. En nuestro caso, y por fortuna el de cada vez más gente, lo hacemos de forma cálida y respetuosa, asegurando la calidad de vida de los perros”.

DIVERSIDAD FUNCIONAL
Las intervenciones con personas con diversidad funcional se planifican en función del tipo. Si son de psicología, fisioterapia o logopedia, se coordinan con el personal para conocer los objetivos principales de la sesión y dependiendo de ello, se trabajan unas habilidades concretas. “Algunos niños o niñas tienen problemas para hablar delante de otras personas y la presencia de un perro logra descontextualizar la situación, así se olvidan un poco de sus reticencias y acaban haciéndolo con naturalidad porque todo se vuelve más lúdico”, afirma Mari Carmen.

Los perros ayudan en muchas cuestiones, por ejemplo, en ejercicios de movilidad, explica la educadora canina: “No es lo mismo pedir que se haga un determinado movimiento con el brazo estando solo o sola, a que esa persona lo haga casi sin darse cuenta mientras está cepillando el pelo a una perrita. Lo mismo pasa cuando le lanzas un objeto para que lo traiga o abres una botella de agua para que beba. Son acciones que ayudan a la motricidad gruesa y fina”. Además, es notoria su influencia en niñas y niños con trastorno del espectro autista: “Hay veces que no sienten comodidad con el contacto social y no tienen mucho interés en hablar, pero como eres la persona que ha traído al perro, pues se abren y se comunican contigo. En el caso del contacto físico, les encanta estar con los animales y te permiten entrar en su espacio”.

La presencia de un perro marca en muchas ocasiones la diferencia en el factor emocional, como explica Enrique con un ejemplo: “Cuando hacemos alguna actividad en una residencia de mayores, además del beneficio medible en algunos parámetros científicos como el descenso de las pulsaciones, basta con ver la sonrisa que se les dibuja en la cara nada más vernos llegar con los perros”. Más si cabe en tiempos de pandemia, en el que tantas personas echan en falta el contacto físico y el hecho de tocar y acariciar a un animal palía en parte esa ausencia.

LealCan también participa en procesos de integración de personas en riesgo de exclusión social, como menores de edad que han cometido infracciones penales. A través del cuidado y educación de animales, la juventud, que en muchos de esos casos ha tenido una infancia difícil, logra empatizar con otro ser vivo y se consigue educar con un refuerzo positivo, permitiendo que se relacionen con el entorno que tienen a su alrededor.

“En las intervenciones, muchas veces son las personas las que van directamente hacia los perros en lugar de ser al contrario”, cuenta Mari Carmen. Corrobora el impacto que tiene en el ánimo el hecho de compartir un rato con alguno de estos animales: “A veces, alguna persona viene más apagada de lo normal por lo que sea y acaba saliendo con una sonrisa de oreja a oreja de lo que se divierten”.

A las personas que se benefician de estas acciones les gusta tanto compartir su tiempo con los perros que a veces tratan de ‘sobornarlos’: “Cuando vamos a algún centro de mayores, a veces tengo que estar diciendo que por favor no le den de comer hasta que terminemos las actividades. Porque algunas personas no se resisten y le dan pan o galletas cuando no los vemos para que el perro se quede más tiempo a su lado”, cuenta con humor Mari Carmen, al tiempo que finaliza diciendo que los animales también se lo pasan en grande formando parte de esas acciones.

Últimas noticias / Participación ciudadana

Últimos vídeos / Participación ciudadana

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR