NOTICIAS

Teatro y memoria: ‘Donde el bosque se espesa’

"Siempre que hay un bosque hay un lobo o una fosa común". La dramaturga Laila Ripoll regresa a Rivas con su nuevo montaje (viernes, 20.00).

Teatro y memoria: 'Donde el bosque se espesa'

Entrevista: Patricia Campelo Corrales / Fotografía: Javier Naval

Responsables de un megaproyecto europeo en el que participan museos, universidades y demás instituciones científicas y académicas solicitaron a la compañía Micomicón, de Laila Ripoll y Mariano Llorente, un producto cultural que conectara la iniciativa con el público. La temática, la memoria de Europa y el legado cultural de las guerras. El resultado, ‘Donde el bosque se espesa’, pieza teatral que presentan en Rivas el viernes 13 de abril, a las 20.00 en el auditorio Pilar Bardem (entradas, 11 euros; compra aquí).

La obra recoge la historia de dos hermanas en la cincuentena que, el día de la muerte de su madre, reciben una caja con objetos personales que evocan una memoria familiar desconocida. Cartas, fotos, postales o medallas que comienzan a resquebrajar recuerdos.

A partir de ahí, se embarcan en un viaje geográfico y emocional hacia los fantasmas de su abuelo y bisabuelo para conocer una verdad familiar oculta demasiado tiempo. Cada respuesta, atravesada por el dolor de la lucidez, desemboca en nuevos interrogantes. El silencio desafía al conocimiento, y en esa dualidad se dirime una historia que es, en realidad, la de tantas familias de un país cuyas instituciones no han sabido reparar el horror del pasado. La directora de la obra, Laila Ripoll (Madrid, 1964), responde a las preguntas de ‘Rivas Cultural’.

‘Donde el bosque se espesa’ continúa la temática relacionada con la memoria histórica, ya habitual en la trayectoria de Micomicón.

En este caso, la obra forma parte del proyecto europeo UNREST, sobre la memoria en Europa, en el que colaboran universidades, museos o el CSIC de España. Contaron con nosotros porque les parecía importante que hubiera un producto cultural dentro del estudio de la memoria europea. Así que el tema ya estaba dado; centrado en las exhumaciones en los tres países donde más fosas hay, España, Polonia y Bosnia. Al final obviamos Polonia porque se abarcaba demasiado, y nos centramos en España y Bosnia, el hilo conductor de la historia.

¿Cómo surge la idea de narrar la historia de la memoria europea a través de estas dos hermanas, Isabel y Antonia?

Mariano [Llorente] y yo fuimos al origen de Europa, a los griegos, y recogimos el mito de Antígona, con los dos personajes, Antígona e Ismene, y a partir de ahí el texto fue por otros derroteros. Pero como punto de partida, hablando de exhumaciones, era de cajón que tenía que aparecer Antígona por algún lado [en este relato mitológico, Antígona desobedeció a la autoridad para poder enterrar a su hermano según los ritos funerarios tradicionales, tan importantes en la Grecia antigua].

¿Son muy diferentes las memorias colectivas de la guerra y la represión en Europa?

Muy distintas. Supongo que todos los casos son complicados pero el español lo es mucho. Estamos viendo lo que acaba de pasar con el intento de modificar la Ley de Amnistía, que incluso el PSOE ha votado en contra. Aquí hubo una transición que se encargó de tapar muchísimas cosas, y todo sigue bloqueado. Así es muy difícil seguir adelante. Miras en otros países y son muy distintas las políticas que se llevan a cabo y la manera de afrontarlo. El Valle de los Caídos sería impensable en cualquier país civilizado; ¿cómo puede haber un mausoleo pagado por todos para el dictador, y que encima haya tantas personas allí enterradas, sin el consentimiento de sus familias, mezcladas bajo su verdugo? Esto se lo cuentas a cualquiera y no lo entiende.

Un grupo de políticos, escritores e historiadores ha lanzado un manifiesto contra la ley de memoria histórica. Hablan de la “vulneración de la verdad documentada”, discriminando la riqueza del testimonio de las víctimas.

Hay muchos intereses creados. Pero ahí no hay tantos historiadores, y sí muchos políticos. Es importante saber quién firma estas cosas. Además, el testimonio oral es científico en el momento que coincide. La apertura de fosas deja un análisis científico, tanto desde la antropología social como de la ciencia forense. Cuando se abren estos enterramientos, y esto es algo de lo que se habla en la función, se hallan cuerpos con orificios de bala, con fracturas, de una determinada edad, atados o no. Eso es ciencia, y me parece increíble que se pueda discutir eso. Pero hay muchos intereses de tipo económico. Se hicieron grandes fortunas después de la guerra, se robó, se expoliaron los bienes de quienes perdieron y se hicieron muchos negocios con mano de obra esclava. Grandísimas fortunas de hoy, y empresas, se aprovecharon de esa mano de obra. Si empezamos a abrir el melón habrá que pagar responsabilidades, ver en qué se queda ese expolio. Y no hay interés.

Muchos obstáculos, como analiza, y mucha falta de voluntad política.

Y no de un solo partido. Estoy espeluznada con la posición de determinada ala del PSOE en este tema. Aquí, lo que menos preocupan son las víctimas, salvo que puedan sacar partido de las mismas como estamos viendo a diario con el asunto de la prisión permanente revisable.

En la obra, cuando las dos hermanas se topan con detalles de su pasado familiar, una quiere saber más y la otra no. ¿Se dan mucho este tipo de casos? ¿Qué impulso suele predominar?

Se produce muchísimo y por eso lo hemos recogido. Durante todos estos años haciendo teatro hemos conocido gente que ha descubierto estas cosas y de ahí nos viene la idea. Esta familia representa muy bien a muchas otras que hemos conocido, cercanas, incluso amigos. Es algo muy común. Normalmente, cuando se trata de una familia como esta a la que se le ha contado una versión distorsionada de su historia, con muchos secretos, hay una resistencia a saber. Ninguna de las dos quiere saber mucho al principio. Pero mientras una sigue con la venda en los ojos hasta el final, la otra los va abriendo. También por la influencia de su hija. Siempre están los nietos ahí.

Con el paso de los años, ¿son las siguientes generaciones, de nietos y nietas, las que se adentran más en estas verdades del pasado?

Absolutamente. Creo que quien ha empezado este movimiento memorialista es mi generación, los nietos, que es lógico también. Ellas [Isabel y Antonia] también son nietas, y han mantenido una relación con la madre, que es la hija, mucho más estrecha que la que tiene la bisnieta. Ellas son de esa generación, como la mía, quienes nacimos entre finales de los años 50 y principios de los 70, quienes abrieron todo. Somos quienes no hemos padecido el miedo, eso es lo que nos diferencia.

Siguiendo la metáfora del título de la obra, ¿en qué punto se vuelve el bosque más espeso?

Siempre que hay un bosque hay un lobo o una fosa común. Puede ser un lugar fascinante o como en nuestro país, que en cada curva con bosque hay una fosa.

A Rivas llegan con una única función; ¿qué le espera al público de ‘Donde el bosque se espesa’?

Una factura que no estamos acostumbrados a ver, un reparto extraordinario y todo tipo de situaciones, como en la vida, que no solo hay desgracias. Hay una taberna en la que se canta, coreografías, muchas emociones y descubrimientos. La historia está a caballo entre una ‘road movie’ [película de viajes] y un relato de Agatha Christie, con una serie de misterios que se van descubriendo.

Hoy en día, ¿cómo se vive o se sobrevive en el teatro?

La respuesta es corta y concisa, mal. Ahora del teatro no se puede vivir. Se está convirtiendo en un hobby, y uno tiene que buscarse las alubias por otro lado. Es un mal negocio, pero ahí seguiremos. Nos estamos reinventando. La crisis ha sido tremenda, y nos ha nos ha golpeado junto a la falta de políticas culturales, apoyos y recortes. Nuestro cliente normalmente ha sido la administración, porque lo que se subvenciona no es el espectáculo ni a los teatreros, si no al público. Se cobran entradas muy baratas para que la gente pueda acceder. Y a esos precios, encima del escenario no puedes hacer un gran espectáculo. El panorama es bastante siniestro. Se puede intentar sobrevivir con monólogos o espectáculos de dos personas como mucho, pero eso mata el teatro.

Últimas noticias / Organización municipal

Últimos vídeos / Organización municipal

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR