NOTICIAS

Silvia Galán: «No estamos preparadas para parir en estas condiciones de batalla»

Profesional de la danza, se enfrentó a un episodio de violencia obstétrica y decidió narrarlo desde el baile para sanar. Así nació ‘Voces’, un proyecto de danza documental.

Silvia Galán:
Silvia Galán suma danza y relatos, voz y movimiento, con luces y sonidos en una bella representación reivindicativa sobre la violencia obstétrica.

DOMINGO 12 MARZO / 18.00.
Centro García Lorca.
Gratuito, con reserva en
entradas.rivasciudad.es

Cuando Silvia Galán (Valencia, 1985) estaba embaraza de mellizos supo que no llegaría a la semana 40 de gestación. Los protocolos médicos de su hospital, en Valencia, no permitían partos múltiples, y cuatro semanas antes de llegar a término le programaron una cesárea. Nada de esto entraba en sus planes y, pese a un embarazo sano, acabó consintiendo “destrozada y rendida”.

Profesional de la danza contemporánea, decidió bailar para sanar las heridas de aquel proceso. Y lo que iba a ser un solo de baile con un par de testimonios ha terminado adquiriendo forma de documental, con una veintena de experiencias de violencia obstétrica, más el movimiento, la luz y la melodía de un equipo artístico que contrapone belleza al dolor de los relatos.
La pieza de danza documental ‘Voces: hablemos de violencia obstétrica’ puede verse el domingo 12 de marzo, a las 18.00, en el centro García Lorca. Retirada de invitaciones en entradas.rivasciudad.es.

¿Cómo nace ‘Voces’?

De mi propia experiencia con mis mellizos de ahora 4 años. Vivo un episodio inesperado de maltrato relacionada con una desinformación brutal y una manipulación con muy mala intención para que aceptara lo que querían hacer con mi cuerpo para entrar dentro de sus protocolos hospitalarios y no complicarles el trabajo. Me obligaron a tener una cesárea programada. Esto significa que no permiten que te pongas de parto, interrumpen el embarazo en un momento determinado antes de lo debido, para no tener que atender partos gemelares, que es lo que estipula el protocolo.

Toda una discriminación en estos casos de partos múltiples.

Eso es un sesgo y un incumplimiento de derechos humanos. Las mujeres embarazadas de gemelos tenemos que poder parir igual que las demás. Como no pueden justificar ese abuso te manipulan a través de mentiras y de usar el poder que en esos momentos tienen para que al final, casi ya destrozada y rendida, aceptes que te abran cuatro semanas antes de lo que sería una gestación normal.

¿Lo que conllevó consecuencias psicológicas?

Fue una experiencia traumática. Tuve secuelas psicológicas, estuve en tratamiento y la psicóloga que me hizo el análisis pericial dijo que tenía un trastorno de estrés postraumático, un año después, y que los resultados de mis análisis psiquiátricos eran iguales a los de una mujer que ha sufrido una violación.

Y desde ahí, el camino para sanar.

Cuando me recupero, una amiga me dice ‘tienes que hacer algo con esto para sanarlo’. Yo vengo de la danza contemporánea y mi amiga me insiste ‘tienes que bailarlo’. Pienso que sería muy buena idea que no fuera solo mi historia, pues me había dado cuenta que era algo masivo. Y se me ocurre que en lugar de música quiero bailar con voces de otras mujeres, oyendo sus relatos.

Mando un cartel a pocos contactos, amigas de Madrid y Valencia, buscando testimonios de violencia obstétrica. Ese mensaje voló y me empezaron a llegar testimonios de mujeres de toda España.

Había ganas de hablar de estas experiencias.

Yo buscaba unos 4 o 5 testimonios para un solo de danza pero esto me afectó tanto. Hicimos cuentas y vimos hasta dónde podíamos costear un proyecto más grande que al final se ha convertido en un documental, rodado en Barcelona, Madrid y Valencia, con unos 20 testimonios de mujeres. Después, se ha fusionado la danza contemporánea con el documental y ha quedado una pieza escénica en la que se ve cómo ambas partes, cuerpo y audiovisual, se nutren una de la otra.

Confrontar el dolor de los relatos con la belleza del baile ¿tranquilizar y trasladar cierto halo de optimismo?

Total. Eso es lo que pasó cuando rodamos. Fue pasando de manera espontánea. Ellas siempre acababan dando un mensaje optimista.
¿Se conocen los derechos que se pueden ejercer durante el parto? En esos momentos estamos muy vulnerables y es muy difícil que una mujer, pese a estar muy informada, tenga la capacidad de ponerse a luchar. En ese momento no estamos diseñadas para huir ni pelear. Por eso los partos se paran, las dilataciones se frenan y no se llevan a cabo de manera natural y fluida porque no estamos preparadas para parir en esas condiciones de batalla.

Condiciones que se recrudecieron en la pandemia.

Sí, pero podemos destacar una cosa curiosa que sucedió y es que se evitaron esos partos con 10 o 12 espectadores en la sala. Esto no pasó. Los partos también fueron traumáticos pero en soledad y sin público.

También se producen avances, por ejemplo, la reducción de las episiotomías.

í, hay hospitales que van reaccionando a esto. Y es que hasta la OMS ha hablado de las tasas de cesáreas. Por eso un proyecto como ‘Voces’ anima a todas las mujeres a denunciar aunque pensemos que no llegaremos a ningún sitio, pero todos los casos sumando y, cuando las grandes asociaciones hacen estudios para obtener estadísticas con las que luego ir a pelear ante los gobiernos, esos datos deben estar reflejados.

Todo el programa de la campaña municipal Marzo Mujeres, Feminismo, todo lo cura.

Últimas noticias / Feminismos, mujeres y LGTBI

Últimos vídeos / Feminismos, mujeres y LGTBI

AHORA EN PORTADA

Formación para combatir las violencias sexuales

Formación para combatir las violencias sexuales

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR