NOTICIAS

La Policía de Rivas también se forma contra las violencias machistas

El cuerpo de agentes recibe cursos de formación sobre prevención e intervención.

La Policía de Rivas también se forma contra las violencias machistas

Texto: Álvaro Mogollo

Durante los meses de febrero y marzo han tenido lugar cursos de formación sobre prevención e intervención en casos de violencias machistas organizados por la Concejalía de Feminismos y Diversidad y dirigido a agentes de Policía Local y Guardia Civil. No es la primera vez que se organizan ciclos lectivos de este carácter en la ciudad: en 2016 se organizó un curso básico y en los años posteriores comenzaron a impartirse anualmente sesiones específicas.

La formación, con una metodología muy participativa basada en casos prácticos, constaba de 15 horas, repartidas en clases de 9.30 a 14.30 en tres días consecutivos e impartidas en las aulas de la comisaría. Tomaron parte en ellas tres grupos, dos en febrero y uno en marzo, quedando pospuestas las clases de un cuarto grupo por la crisis de la COVID-19. En total, 57 personas: seis mujeres y 51 hombres. A la finalización de 2020, el 90% de la plantilla de Policía estará formada en este ámbito.

Los objetivos de estas formaciones son sensibilizar y concienciar sobre las causas de las violencias de género y el efecto que producen en las mujeres que las sufren y en sus hijos e hijas, analizar casos prácticos de intervenciones cotidianas y promover la colaboración y coordinación con otras instituciones en un abordaje interdisciplinar.

Las sesiones son impartidas por Miriam Soliva Bernardo, Julia Yagüe y Nerea García Llorente, tres profesionales de la asociación Otro Tiempo, expertas en género, derecho, psicología y trabajo social.

Nerea García es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas de la Administración, tiene un máster en Relaciones intercomunitarias y está especializada en violencias contra las mujeres desde hace más de dos décadas. En relación a esta formación destaca: “La Policía Local es un cuerpo clave para abordar la violencia de género. En Rivas se trabaja mucho y muy bien desde hace tiempo. Cuenta con un protocolo especial que concreta las leyes autonómicas y estatales sobre esta materia y en el que se específica qué se debe hacer, cómo se deben gestionar los recursos y cómo se deben coordinar para que las mujeres, niños y niñas que sufran esa violencia tengan una atención de calidad”.

El programa formativo recoge cuestiones como el marco legal y normativo sobre violencia de género a nivel autonómico, estatal e internacional, intervención policial en materia de violencia de género, respuesta jurídica a las víctimas o protocolos de actuación. “La Policía Local atiende muchos temas, pero también se pueden encontrar con situaciones de violencia y es importante que puedan contar con más herramientas para intervenir, además de las que ya poseen. El objetivo es que tengan una visión panorámica y entiendan los procesos que atraviesan las mujeres cuando están pasando por esa situación, que asimilen el ciclo de la violencia de género, que suele tener un momento de acumulación de tensión, luego algún tipo de agresión y, posteriormente, una fase de luna de miel”, explica Nerea García sobre algunos aspectos fundamentales.

Es importante detectar patrones para intervenir: “Son círculos que se van repitiendo, no son actos puntuales. Son procesos complejos. Por eso, es importante que la policía pueda identificarlos para poder atender mejor los casos y entender qué puede estar pasando en determinadas circunstancias y garantizar la seguridad de la mujer”.

¿Cómo saber si una mujer está viviendo una situación de violencia machista?

“Hay muchos indicadores de violencia y muchas formas de detectarlas. Algunos son más evidentes porque hay certezas físicas como pueden ser los golpes, pero también hay psicológicos y económicos, más difíciles de percibir”, apunta la abogada. Por ello, dedican parte de una jornada a la sintomatología de mujeres y menores: “La actuación de la policía es muy distinta a la de profesionales de la psicología, porque disponen de menos tiempo para el análisis. Cuando les toca intervenir, garantizan la seguridad y buscan si hay algunas evidencias. También disponen de un programa que se llama Eurocop donde se registran históricos para saber si hay actuaciones previas”.

¿Qué protocolo desarrolla la Policía cuando puede estar ante un caso de violencia de género?

Leonardo Román Lafuente Valentín es el jefe de la Policía Local de Rivas Vaciamadrid: “El protocolo es el aprobado por el Pleno del Ayuntamiento, que especifica muy claramente la forma de actuación de la Policía Local, así como lo dispuesto en el Código Penal y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal”. Ese documento se centra en varias cuestiones clave si se presenta un caso: “Proteger a la mujer y a sus hijos e hijas si los hubiere, derivar y/o acompañar a la víctima a aquellos recursos que resulten necesarios, confeccionar diligencias y proceder a la detención del agresor y su puesta a disposición judicial”.

La dependencia económica agudiza muchas situaciones de violencia machista. Lo explica Nerea García:  “Les hace volver o permanecer en ese entorno para garantizarse el sustento y el de sus hijos e hijas: se ve en la mayoría de informes. Ocurre también en clases pudientes, pero tener recursos de alojamiento, ayudas económicas y herramientas de búsqueda de empleo ayudan a salir de esta situación. A veces es cíclico, dan el paso y acaban volviendo. También porque la autoestima es muy baja y muchas veces sienten que no pueden, así que vuelven a su entorno anterior”.

Todo esto hace que, en algunas ocasiones, mujeres que viven estas situaciones no presenten denuncia contra sus agresores, como indica Leonardo Lafuente: “Algunas de las causas son la dependencia económica de la víctima, la falta de medios para afrontar una separación, procesos judiciales donde se las cuestione o la soledad y el futuro incierto a partir de la denuncia”.

El apoyo psicológico es muy relevante en estas situaciones traumáticas, expone el jefe policial: “Es de una importancia crítica. La mujer que sufre violencia requiere un apoyo psicológico dado el grado de confusión y desorientación fruto de la agresión”.

Nerea García coincide en ese punto y recalca la necesidad de dotar de recursos económicos, no solo a las mujeres, sino al sistema: “Terapéuticamente es importante asistirlas para que vuelvan a tener autoestima. Y es necesario apoyarlas económicamente para que puedan tomar decisiones. Hacen falta más recursos asistenciales, de alojamiento, policiales o judiciales. Y también de formación para que haya más gente que entienda estos procesos y puedan acompañar a las criaturas y a las mujeres que pasan por esa situación”.

Otro asunto tratado en una de las sesiones es el de las creencias erróneas, como son las supuestas denuncias falsas. Nerea García es contundente al respecto: “Las cifras dejan claro que apenas hay denuncias falsas. La fiscalía demuestra que el ratio es bajísimo”. La abogada también pone el foco en cuestiones que considera mejorables, como la seguridad de mujeres que denuncian y no son protegidas adecuadamente: “Hay mujeres que dan el paso de denunciar y aún así no se las protege convenientemente. Por poner un ejemplo, en 2017 fueron asesinadas 47 mujeres, de las cuales denunciaron previamente 12. Pero solo para ocho de ellas se solicitaron medidas de protección. Entre 2012 y 2018, solamente en España, 31 mujeres fueron asesinadas después de habérseles denegado medidas de protección”.

“La valoración del riesgo se puede mejorar. Algunas no dan el paso de denunciar, pese a pasar por casos muy graves, porque no se atreven. Pero insistimos mucho en que no se habla de las denuncias no puestas. ¿Por qué no se sienten protegidas por el sistema?”, cuestiona la abogada.

Desde el cuerpo policial también se sugieren posibles mejoras de cara a reforzar el sistema de prevención e intervención: “Se podrían crear unidades especializadas en el tratamiento de la violencia de género, incrementar la coordinación entre los departamentos implicados o tener mayor control del victimario mediante sistemas electrónicos de localización tras orden judicial”. “Sería positivo que todas las policías locales se incorporasen al sistema VIOGEN (Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género) para hacer más eficaces y eficientes las actuaciones policiales, así como dotar de mayor información y formación a todas las instancias competentes en esta materia”, apunta Leonardo Lafuente.

MUCHO CAMINO POR RECORRER
Tras la implantación de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, el conocimiento y el proceder ha mejorado sustancialmente: “Se ha avanzado desde 2004, y Rivas es un buen ejemplo. Está mejor que otros municipios”, sostiene Nerea. También a nivel nacional: “Hay que reconocer que se han conseguido logros. Participo en redes europeas. Si comparamos países y situaciones de cumplimiento de normas comunitarias, como el Convenio de Estambul, en temas de violencia en la familia, la situación de España es mejor que en otros países”. También lo cree así Leonardo: “Se ha conseguido poner este asunto en la agenda de todos los poderes públicos y se genera trabajo de especialización policial, judicial, de la fiscalía y de los servicios sociales que atienden a las mujeres”.

Eso sí, Nerea García es tajante, no hay que escatimar esfuerzos: “Aún hay mucho camino por hacer y la situación de España es mejorable. Mientras haya personas viviendo procesos de violencia, tenemos que seguir trabajando”.

Te puede interesar

Últimas noticias / Feminismos, mujeres y LGTBI

Últimos vídeos / Feminismos, mujeres y LGTBI

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR