NOTICIAS

Ángela Rodríguez ‘Pam’: “Ante cualquier situación de violencia de género, sal de casa y llama a la policía”

Entrevista con la asesora del Ministerio de Igualdad. Para las víctimas de violencia de género, doble pandemia: la COVID-19 y la convivencia con sus maltratadores.

Ángela Rodríguez 'Pam':
Ángela Rodríguez, conocida como Pam, asesora actualmente del Ministerio de Igualdad. MARIÑA SÁNCHEZ

Entrevista: Nacho Abad Andújar y Rocío Lleó

Para la violencia de género no hay confinamiento posible. Las mujeres que padecen maltrato se enfrentan durante la cuarentena a una pandemia doble: la COVID-19 y la convivencia en casa con su maltratador. ¿Con qué recursos cuentan en este tiempo? ¿A qué teléfonos llamar? ¿Cómo ayudar a una vecina víctima? Ángela Rodríguez Martínez (Pontevedra, 1989), conocida como Pam, licenciada en Filosofía y asesora del Ministerio de Igualdad, responde a estas preguntas. Su departamento ha diseñado un plan de contingencia especial en un momento tan delicado.

Exparlamentaria tras las elecciones de 2015 y 2016 por En Marea (fue vicepresidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados), insiste en una idea: a pesar del confinamiento, las mujeres deben abandonar la casa urgentemente y llamar a la policía ante cualquier situación de violencia. Y los teléfonos de referencia son dos: ante una emergencia, el 112 (policía); para información y asesoramiento, el 016.

También recuerda que se ha editado la ‘Guía para víctimas de violencia de género durante el COVID-19’: se puede consultar, por ejemplo, en la web de la Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género [la página tiene un botón de salida rápida en la parte superior derecha]. Y ante tiempos de reclusión obligada, un mensaje a la sociedad: “Lo más importante es que nos tratemos bien y cuidemos, porque esto va a ser más largo de lo que nos gustaría. Es fundamental no solo rechazar el maltrato, sino fomentar el buen trato”.

Para la violencia de género no hay cuarentena.

Empeora muchísimo la situación de las víctimas de violencia de género y violencia machista en general. Particularmente para las que conviven con su agresor: se ven obligadas a estar todo el tiempo con él, y eso las pone en peligro. Pero también para cualquier otra forma de violencia machista: sabemos que las víctimas de trata se ven en una situación muy compleja; como las de explotación sexual, porque muchas ni siquiera tienen sitios donde vivir durante el confinamiento; o para las víctimas de ámbito sexual no necesariamente dentro de la pareja y que se puede dar en otros espacios de convivencia.

¿Cuáles son los puntos más importantes del Plan de Contingencia contra la violencia de género ante la crisis de la COVID-19 diseñado por el Ministerio de Igualdad?

El plan tiene como objetivo fundamental poner el foco en estas situaciones y dar soluciones tanto preventivas como para cuando la violencia ya se ha producido. Lo que nos preocupaba era que todos los recursos estatales, autonómicos y municipales se siguieran prestando y desarrollar algunos específicos, para este tiempo de confinamiento, que pudieran ayudar a las mujeres. Muy resumidamente, todos los servicios existentes hasta ahora se convierten en esenciales: el teléfono 016, cuyas trabajadoras siguen ofreciendo el servicio telemáticamente, y el telefónico de atención y protección (ATENPRO) [entrega de un dispositivo móvil que permite a las víctimas contactar en cualquier momento con un centro atendido por personal especializado]. Y, además, hemos generado unas líneas de WhatsApp de atención psicológica (24 horas, siete días a la semana) que no existían antes (682 916 136 y 682 508 507). Nos parecen fundamentales para que no solo exista un teléfono al que llamar para que venga la policía [112 (y 092 para policía local)] o para asesoramiento jurídico (016), sino que también haya un soporte por chat, para que así las mujeres se sientan acompañadas en una situación de escalada de violencia y, a lo mejor, puedan pararlo antes. Es un chat de contención emocional.

El plan crea un nuevo recurso de emergencia a través de un mensaje geolocalizado, con botón de alerta que reciben las fuerzas de seguridad del estado.

El botón de alerta de geolocalización es desarrollo del Ministerio del Interior y funciona a través de la aplicación AlertCops, app que utilizan Policía y Guardia Civil, en la que puedes denunciar o chatear con un agente si has sufrido cualquier tipo de agresión. Por petición del Ministerio de Igualdad, han desarrollado, para estos días, un botón de emergencia que, al descargarte la app en el teléfono, simplemente con un clic lanzas un aviso de alerta y geolocalización sin necesidad de hacer una llamada. Tanto el chat emocional como el botón de alerta responden a la idea de que estás confinada con tu agresor y, quizá, una llamada de teléfono puede provocar un episodio de violencia que queremos evitar a toda costa. Y un mensaje fundamental para las mujeres, con el que ha habido un poco de confusión en los medios de comunicación: no hay que hacer nada para que el agresor no te agreda. Ante cualquier situación de violencia hay que salir de casa; el confinamiento, en ese caso, da igual.

¿Qué mujer va a llamar al 016 desde casa con el maltratador al lado?

El 016 es un servicio de asesoramiento jurídico y derivación a los servicios de las comunidades autónomas. Si una mujer llama al 016, lo habitual es que lo haga porque se está planteando iniciar un proceso de denuncia. Y, aquí, de lo que estamos hablando es de sacar a las mujeres de una situación de peligro. Es muy poco probable que las mujeres estén pensando en denunciar, sino en salir de su casa. Es lo que más nos preocupa; lo novedoso y urgente a lo que hay que responder estos días.

¿Aumentarán las plazas en servicios como centros de emergencia, centros de acogida, pisos tutelados o alojamientos para trata y explotación sexual?

Sí. Una de las cuestiones al blindar como servicios esenciales los servicios de atención a las víctimas es que se han de prestar para quien lo necesite. De tal manera que, si en cada comunidad, los recursos ya están saturados, que por desgracia es lo que sucede en muchas ocasiones, particularmente en la Comunidad de Madrid, donde hay lugares donde no hay casas de acogida que funcionen como tal, planteamos que se disponga de hoteles cerrados por el real decreto. Si se han medicalizado o reservado para alojar a personal sanitario, también se pueden emplear para casos de acogida para víctimas de violencia de género, de trata o lo que fuera necesario. Lo que queremos es ofrecer un alojamiento alternativo y seguro para toda mujer que lo necesite.

Custodias y regímenes de visitas de menores que no han sido contempladas de forma expresa por las nuevas directrices. ¿Cómo está el tema?

Es un aspecto que corresponde sobre todo al Ministerio de Justicia, con el que también hemos colaborado. Tanto la Fiscalía como el Consejo General del Poder Judicial ya remitieron sus informes. Con ellos hemos redactado las recomendaciones pertinentes en cada caso. Hay problemas a varios niveles. No todos los regímenes de visita tienen que ver con casos de violencia de género. Lo frecuente es que no. Por lo tanto, nosotras no tendríamos que pronunciarnos sobre ello. La Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género coordina todas las políticas del Estado relacionadas con los casos de violencia de género. Pero hay un montón de parejas divorciadas en las que afortunadamente no hay ningún caso de violencia de género. Es importante distinguir los casos. De hecho, cuando hay violencia de género, no hay visitas.

Despidos, ERTES o vacaciones forzadas, ¿son situaciones que ponen en mayor riesgo a las mujeres frente a sus parejas o exparejas?

Esperemos que a las mujeres que han sido víctimas y necesitan una ayuda extra se les pueda dar una respuesta con las políticas sociales que se están promoviendo, especialmente a las más vulnerables. Justo antes de hablar contigo, analizábamos con las compañeras del Ministerio de Trabajo que la casuística de todas las personas vulnerables, en este momento, es enorme y se sigue trabajando en las medidas que dan respuesta a cada situación. Y se sacarán más medidas, y no solo para las mujeres sobrevivientes de violencia de género, también para las trabajadoras domésticas, sector donde hay un sesgo de género muy grande, con un subsidio de desempleo extraordinario para ayudar a las que se han quedado parcial o totalmente sin trabajo durante el confinamiento. Las medidas económicas, que siempre tienen un sesgo de género, y lo vimos en la crisis de 2008, es fundamental que atiendan tanto a quienes han sido víctimas de violencia de género como a las mujeres en general. Va a haber que hacer una lectura muy profunda en clave de género, sobre todo con el tema de los cuidados.

La violencia sucede más en los hogares que fuera de ellos. En nuestro portal o escalera, puede haber una vecina víctima. No miremos para otro lado.

Todo el mundo debe implicarse. Si sabes que hay violencia de género porque la presencias o escuchas, actúa y llama a la policía. Pero, además, se puede dar una vía de escape a las mujeres que la están sufriendo. Si alguna no puede denunciar o llamar a la policía, si no tiene capacidad de utilizar una aplicación o mandar un wasap, quizá sí puede mandarle un mensaje a una persona cercana (familiar, amiga, amigo, alguien de la vecindad) y que esa persona denuncie por ella. El sentido de comunidad es, en este momento, importantísimo. Por eso, recordamos a las mujeres que sufren violencia que no están solas:  estamos con ellas y las cosas saldrán bien si lo hacemos juntas y juntos.

¿Qué le parece la medida específica ‘mascarilla 19’ de Canarias? Una mujer acude a una farmacia y dice esa palabra clave para alertar que padece violencia de género. En Rivas se ideó una campaña similar en bares en las fiestas de 2018.

Creo que lo importante es fomentar el uso del 016, los números telefónicos de emergencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado [112] y, en estos momentos, los recursos de contención emocional y atención psicológica. Eso es lo más importante. A nivel estatal no deberíamos generar información confusa en este sentido. Es una medida canaria que, por ejemplo, no funciona en la Comunidad de Madrid. Y si puedes bajar a una farmacia a pedir una mascarilla puedes llamar a cualquiera de esos teléfonos citados.

¿Vale el consejo de no decir nunca a los maltratadores que se les va a dejar?

La mayoría de asesinatos se cometen en ese momento, según dicen las informaciones. Soy muy poco partidaria de dar ese tipo de consejos a las mujeres. Les puede generar inseguridad. Y es depositar en ellas una responsabilidad que no tienen. Si una mujer es maltratada es porque el hombre es un maltratador, no por nada de lo que ella haya dicho o no dicho. Por eso, si hay una situación de violencia, lo más importante es que salgan de casa, llamen al 112 o 016 y utilicen los recursos que tiene su comunidad autónoma o municipio. Es el mensaje de seguridad que podemos dar a las mujeres, y no que si se comportan de una manera u otra no las van a agredir. Las agreden porque algunos hombres son maltratadores, no porque nosotras hagamos o dejemos de hacer cosas.

¿Algún mensaje para los maltratadores?

Que el Estado está vigilante. Y que vamos a hacer todo lo posible por pararles.

¿Y para las mujeres?

Que no tengan la más mínima duda en salir de casa. Que salgan urgentemente y llamen a la policía (112) o al 016. El confinamiento no les afecta si están en una situación de violencia. Y un mensaje general a toda la sociedad: hay que fomentar el buen trato. Son días muy difíciles en los que las personas convivimos en muy poquito espacio y que, a lo mejor, no queremos estar juntas en ese confinamiento. Lo más importante es que nos tratemos bien y nos cuidemos, porque esto va a ser más largo de lo que nos gustaría. Y por eso es fundamental no solo rechazar el maltrato, sino fomentar el buen trato.

Últimas noticias / Feminismos, mujeres y LGTBI

Últimos vídeos / Feminismos, mujeres y LGTBI

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR