NOTICIAS

Formación orientada en Rivas al mercado laboral

Personas que han pasado por los itinerarios municipales en cocina, redes sociales, atención sociosanitaria o auxiliar de almacén cuentan su experiencia.

Formación orientada en Rivas al mercado laboral
Alumnado del curso de ‘Operaciones básicas en cocina con especialización en repostería y servicios de restaurante’. PACO MARISCAL

Texto: Chechu Valbuena. 

A sus 45 años, Laura López se vio en el paro cuando el hotel de la Gran Vía de Madrid donde trabajaba como camarera de piso se vio abocado al cierre por la crisis sanitaria de la Covid-19. “Este curso me ha permitido abrirme nuevos horizontes en el mundo laboral”, comenta a ‘Rivas al Día’ entre los fogones de las cocinas del centro municipal de formación Marcelino Camacho de Rivas. Laura es alumna del itinerario de ‘Operaciones básicas en cocina con especialización en repostería y servicios de restaurante’.

Este es uno de los 14 itinerarios formativos que se han venido desarrollando en 2019, 2020 y 2021 mediante el proyecto Rivas Más Empleo, cofinanciado por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Operativo de Empleo, Formación y Educación (POEFE) y al que el Ayuntamiento de Rivas destina 590.000 euros. Está dirigido a mejorar la empleabilidad de personas con perfiles muy diferentes y con una problemática común: sus dificultades en el acceso al mercado laboral. Hay mayores de 55 años, jóvenes menores de 30, personas con discapacidad, personas inmigrantes o mujeres víctimas de violencia machista. Para lograr su objetivo, no solo han recibido formación en uno de los itinerarios profesionales ofertados en el curso 2020-2021, sino también orientación laboral, información y asesoramiento sobre sus salidas profesionales y, sobre todo, han realizado prácticas en empresas de Rivas.

“Muchos se ven trabajando en esto y a otros les gustaría seguir estudiando en una escuela de hostelería”, explica Olimpia Pérez, la profesora del itinerario de Cocina, donde el alumnado ha empezado “de cero”, avanzando en un glosario de términos y de nociones que se resumen en dos palabras: “Limpio y elegante”. De ahí, pasan a “cortar carnes, pescados, a hacer todo tipo de cocciones”, apunta la formadora.

“La experiencia ha sido maravillosa, he estado súper feliz”, dice María Esther Pérez, de 49 años, que estaba en casa y sin trabajo y ahora cuenta las horas para empezar sus prácticas y poner en marcha algunas de las cosas aprendidas, como la elaboración de masas de pizza o de pan, “freír un huevo con puntilla o los platos más exquisitos”. Su anterior contacto con el mundo de los fogones había tenido lugar en el office de un colegio, echando una mano en las cocinas.

También espera ligar su futuro a la restauración Alejandro González, quien a sus 18 años y después de terminar el bachillerato “no tenía claro” su “futuro ni qué estudiar”. “Sí, tengo ganas de prácticas, sería mi primera vez de cara al público y tengo mucha ilusión”, señala.

CAMINO DE UNA PROFESIÓN
Dice Ana Belén López, docente del itinerario de ‘Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales’, que su alumnado “está en el camino de llegar a tener una profesión”. Entre la formación recibida, destaca la relacionada con la atención a las familias, la organización de residencias o de centros de personas con discapacidad o el apoyo al personal de referencia (como pueden ser un DUE o un médico). La formación arrancó el pasado 22 de febrero y ha incluido algunas materias transversales, como las relacionadas con el medio ambiente o la igualdad de género y de oportunidades.

“A mí lo que más me atrae del curso es tratar a gente a la que has sacado de su casa, está en otro lugar y necesita de mucha atención psicológica”, señala a Francisco Javier Martín Parra, uno de los dos únicos hombres que participan en este itinerario. Al terminarlo, recibirá un certificado de profesionalidad que le permitirá acceder a un empleo en el sector.

Eso mismo busca Carmen Palomo (60 años), un certificado que le abra camino después de haber trabajado un tiempo en la ayuda a domicilio. “Hay cosas muy diferentes, como el manejo de grúas, es un curso muy completo”, apunta mientras trabaja con un paciente simulado al que aprenden a mover en la cama.

NUEVOS NICHOS DE EMPLEO
La concejala ripense de Desarrollo Económico y Empleo, Elena Muñoz, incide en que el programa formativo “se centra en personas a las que la falta de empleo ha colocado en situación de riesgo de exclusión social” y promueve itinerarios relacionados con los nuevos nichos de empleo que surgen en la ciudad.

Es el caso del itinerario de ‘Community manager’, al que llegó Ana María Pérez Sánchez, de 55 años, tras dos décadas en el departamento financiero de una agencia de publicidad. “Por una cuestión de edad y porque las multinacionales valoran que somos un número más, a finales de 2019 me tocó salir de la empresa”, explica delante de la pantalla de su ordenador.

A través de este curso, ha descubierto el marketing digital, se ha formado como copywriter y story teller y ya piensa en el autoempleo como solución de futuro, encaminado a la gestión de la imagen de comercios locales o nuevos emprendedores. En definitiva, Ana María quiere “ser feliz haciendo lo que me gusta”. Reconoce que “el edadismo ha venido para quedarse”, que “las personas con cierta edad tenemos más complicado volver a meternos en el mundo laboral tal y como lo conocemos”.

ALMACÉN
Con 43 años, Luiany Marcano descubrió un curso de ‘Auxiliar de almacén’, que “era del Ayuntamiento y totalmente gratis”, cuando “son formaciones que se suelen dar por separado y son muy costosas”. “El aprendizaje -cuenta- fue integral tanto en la parte de almacenes como de logística, la manipulación de cargas o el manejo de carretillas”.

Además, Luiany vio como sus “muchas expectativas” se cumplieron en la empresa donde realizó sus prácticas laborales, ya que “todo lo aprendido lo pude aplicar”. Ahora trabaja para esa empresa, con un contrato de media jornada y un periodo de prueba: “Me servirá para ir adaptándome al horario completo”.

*******

11.000 horas de formación para 420 personas

Entre 2020 y 2022, el Ayuntamiento ha ofrecido en todos sus programas formativos hasta 11.000 horas de las que se han beneficiado 420 personas. Además, han colaborado 50 empresas. Son algunos de los datos que se dieron a conocer en la jornada celebrada el pasado 16 de junio en el salón de actos del Ayuntamiento e inaugurada por la concejala de Desarrollo Económico y Empleo, Elena Muñoz.

A lo largo de la jornada, se analizó el perfil del alumnado del proyecto Rivas Más Empleo y se ahondó en los Fondos Next Generation y en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que acaba de recibir el visto bueno de la UE en su relación con el empleo.

De ello se encargó uno de los ponentes, el director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Ricardo Cuesta. Junto a él, compartieron mesa y debate el director de la Oficina de Prestaciones y la directora de Empleo de la Oficina de Moratalaz, Juan Manuel Callejas y María Luisa Rey Torres. Empresas y sindicatos también participaron de la jornada, financiada por el Fondo Social Europeo

Últimas noticias / Empleo y formación

Últimos vídeos / Empleo y formación

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

Cine de verano: noches de película

Cine de verano: noches de película

Los miércoles de julio y agosto, diferentes rincones de Rivas se llenan de fotogramas al anochecer (22.00, gratuito con retirada de invitación).

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR