NOTICIAS

La ilusión cabe en 21 metros cuadrados

'Rivas al Día' estrena la sección 'Vidas bien empleadas' con Ana María Martínez, una emprendedora que decidió abrir una tienda de productos leoneses en agosto

La ilusión cabe en 21 metros cuadrados

Texto: Patricia Campelo Fotografías: Jesús Pérez

Reportaje disponible en la revista ‘Rivas al día’

La vitalidad de una persona con ganas de abrirse paso en el mundo laboral puede verse mermada si, tras varios años encadenando contratos precarios y pasando largos periodos sin trabajar, la situación se vuelve estática.

Ese fue el caso de Ana María Matínez Soto, vecina de Rivas de 49 años y emprendedora sin experiencia. A punto de rendirse, esta ripense que se crió en las Minas de Riotinto (Huelva) optó por el autoempleo.

“La economía familiar se vio seriamente dañada después de quedarme en paro y de que la empresa de mi marido presentara un ERE y él perdiera su trabajo”, relata Ana María al otro lado del teléfono y a punto de abrir al público ‘La Tienduca’.

Escoger el tipo de producto a vender no fue una decisión fácil. “En el contexto de crisis económica actual en el que no se compra igual que antes, no podía arriesgarme con, por ejemplo, ropa o complementos, teníamos que pensar algo original”, recuerda la emprendedora. Por ello se lanzó a los productos artesanos de León, un lugar que tanto ella como su familia “conocían” e intuían que la gastronomía rural podría funcionar bien en Rivas.

En aquellos momentos la cabeza de Ana María era un hervidero de ideas que necesitaba plasmar en realidades o, lo que es lo mismo, en un plan empresarial. La decisión de abrir la tienda en Rivas fue, en cambio, mucho más fácil: “Nací en Madrid pero enseguida me llevaron a vivir a Huelva porque mi padre estaba allí destinado como ingeniero. En Rivas ya llevo 20 años viviendo. Es mi ciudad, la que conozco y por eso abrí aquí La Tienduca”, aclara.

Sin experiencia previa en el autoempleo, decidió acudir al Punto de Asesoramiento e Inicio de Tramitación del Ayuntamiento (PAIT). Allí obtuvo toda la información necesaria para materializar su proyecto y solicitar subvenciones. “Fui muy pesada y siempre les estaré agradecida; yo no sabía ni por dónde empezar”, describe Ana María sobre su relación con los técnicos del PAIT.

“La gente que viene prueba los productos y hablamos sobre ellos; muchos me dan ideas y me hablan de sitios donde conseguir nuevos artículos”

Con el negocio ya en marcha, esta madre de cuatro hijos sigue recibiendo asesoramiento municipal: “Me llaman para informarme de las nuevas ayudas o subvenciones que van saliendo”, dice. Ana María había trabajado siempre como secretaria o administrativa y nada sabía de conceptos ligado a las ciencias empresariales como marketing, estudios de mercado o productividad. Tal vez por ello, el toque que da al desarrollo de su negocio es cercano y lo concibe tal y como a ella le gustaría encontrárselo si fuese clienta en lugar de propietaria. “Aquí, la gente que viene prueba los productos y hablamos sobre ellos; muchos incluso me dan ideas y me hablan de sitios donde conseguir nuevos artículos”, explica Ana María, que cuenta entre su clientela con “mucha gente de pueblo” y amantes de lo rural.

Quien llega a La Tienduca no solo compra, también degusta, conversa y encuentra cada producto “con su precio bien visible, ya que me da mucha rabia entrar a una tienda y no ver con claridad lo que vale cada cosa”, reivindica.

En el proceso de compra-venta Ana María contacta directamente con artesanos y pequeños empresarios leoneses con los que adquiere directamente el producto. De este modo se ahorra los costes de distribución y puede poner precios más bajos a los artículos. “Ellos [los artesanos] hacen auténticos los productos que vendemos”, cuenta orgullosa Ana María, en cuyo negocio colabora toda su familia, incluido su marido, quien le animó para orientarse hacia el autoempleo.

DE LA TIENDA A LA MESA

Cecina, morrón, alubias, quesos, pan… lo leonés impregna la gastronomía que se puede encontrar en La Tienduca y que la mayor parte de los clientes conoce por el “boca a boca”. “Suelo repartir publicidad antes de abrir la tienda y también hablo de ella a la gente por la calle”.

Así es el método con el que Ana María trata de dar a conocer su negocio de reminiscencias rurales. No en vano, la proximidad es también una aliada para esta ripense que acaba de ser abuela de una niña. “Trabajar cerca de donde vives es un lujo”, señala. Los dos años sin empleo que pasó Ana María antes de abrir La Tienduca los ocupó en cursos para reciclarse y no sentirse fuera del mercado laboral.

El Taller de Aplicaciones informáticas de la Concejalía de Empleo fue una de esas vías de formación por las que optó. Así también conoció el servicio de asesoramiento del PAIT, un paso decisivo para esta vecina de Rivas que habla con una ilusión desbordante de su negocio.

ESCASOS BENEFICIOS

A las once de la mañana se abren las puertas del establecimiento que ha devuelto la sonrisa a Ana María. “De momento no tengo beneficios, sólo cubro gastos, pero hay que ir poco a poco”, sostiene. En estos cuatro meses de andadura, el balance que hace la emprendedora, que contó con un pequeño crédito ICO, es positivo y considera que le ha servido de “tabla de salvación”. “Siempre fui una luchadora pero llegué a un punto en el que no veía la salida”. Ahora, Ana María mira hacia adelante y piensa en cómo preparar los lotes navideños que sacará a la venta este mes. El local, alquilado, abre de lunes a domingo y la inversión inicial no precisó grandes cantidades. “La tienda es pequeñita, unos 22 metros cuadrados, pero la ilusión es enorme“.

Últimas noticias / Empleo y formación

Últimos vídeos / Empleo y formación

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR