NOTICIAS

Rivas vuelve al cole con una nueva escuela infantil municipal

La red municipal se amplía con la municipalización de Pippi Långstrump. Este verano el Ayuntamiento ha invertido 300.000 euros en mejoras de coles.

Rivas vuelve al cole con una nueva escuela infantil municipal
Instalación de la cartelería de la escuela infantil municipal Pipi Långstrump PACO MARISCAL

Rivas Vaciamadrid comienza el nuevo curso escolar con un centro educativo más. Se trata de la escuela infantil Pippi Långstrump, la octava en Rivas y el quinto centro infantil público de titularidad municipal junto a Platero, Rayuela, Luna Lunera y la Casa de Niños El Dragón. Hasta ahora escuela infantil del colegio Hipatia, el Ayuntamiento de Rivas, con la intención de paliar la situación de emergencia educativa existente en la ciudad respecto a la escolarización del ciclo 0-3 años, solicitó por primera vez en 2020 a la Comunidad de Madrid la inclusión de este espacio como centro de titularidad pública, una demanda que, tras rogarse en diferentes ocasiones, fue aceptada por la Administración regional el pasado mes de febrero.

Esta nueva escuela comienza su andadura con un total de 118 plazas distribuidas en dos unidades de 0-1 años, tres unidades de 1-2 años y tres unidades de 2-3. Gestionada por FUHEM tras un proceso de licitación de la gestión impulsado por el Consistorio, el centro dispondrá de una plantilla estable de 14 educadoras y educadores (ocho educadoras-tutoras, cuatro educadoras de apoyo y dos maestras.

La elección del nombre del célebre personaje literario creado por la escritora sueca Astrid Lindgren fue tomada, como viene siendo habitual en la ciudad, por la gente.

En una votación popular realizada entre el 27 de abril y el 4 de mayo y promovida por el Consejo Municipal de Educación y el propio Ayuntamiento, Pippi Långstrump fue el nombre más respaldado con el 46,65% de los votos (258 sufragios), seguido por Alejandría, que obtuvo el 34% (188 votos) y Ágora, que recibió 107 apoyos (el 19,35%).

OBRAS DE MEJORA
La Escuela Infantil Pippi Långstrump comenzará, además, su nueva andadura con un lavado de cara, ya que el Ayuntamiento ha invertido cerca de 50.000 euros en
obras de adecuación de las instalaciones durante estas últimas semanas. Estas obras de mejora se han repetido, por otro lado, en diferentes colegios y escuelas infantiles del municipio durante todo el año y los últimos meses de verano, invirtiendo para ello, además del trabajo del propio personal de la Concejalía de Mantenimiento del Ayuntamiento, más de 300.000 en tareas de adecuación y reforma.

BARRACONES
La noticia positiva de contar con nuevo centro educativo municipal choca, por otro lado, con la vuelta a la política de los barracones de la Comunidad de Madrid. Con el CEIP Mercedes Vera todavía en construcción, la Administración regional informó hace unas semanas al Ayuntamiento de la instalación de dos nuevos módulos prefabricados en el CEIP Dulce Chacón, que se suman a los dos ya existentes el pasado curso, y seis en el CEIPSO La Luna, que contará este año con un total de doce.

Según denuncia la alcaldesa de Rivas en la entrevista realizada en este mismo número, Aída Castillejo, esta situación sería distinta si desde la Comunidad de Madrid hubieran aceptado un convenio según el cual el Ayuntamiento podría haber adelantado la construcción del nuevo colegio. “Con los barracones lo único que conseguimos – asegura Castillejo – es la pérdida del derecho a una educación digna para nuestros niños y niñas”.

La opinión es unánime en la comunidad educativa. Desde la AFA Mercedes Vera lamentan que la educación de los niños y niñas se extienda un año más dentro de aulas provisionales. “Las condiciones no son las adecuadas, es evidente que esto está repercutiendo en una educación digna”, dice. “Además – prosigue – instalando más barracones estamos invadiendo todavía más espacios comunes en el Dulce Chacón, obligando a que haya jornadas distintas porque no cabrían todos los niños y las niñas en el patio”.

Según las familias del Mercedes Vera, podía ser comprensible pasar un año en barracones, pero dos supone “enquistar una situación que no debería darse”. En su
opinión, por otro lado, “este modelo perjudica enormemente al profesorado, del que se habla menos pero que también sufre un enorme estrés”. Leticia Pérez, secretaria del AMPA del CEIPSO La Luna, asegura que sus familias comparten esta inquietud. “Es el sexto curso que el colegio comienza sin terminar, y este año se plantea más complicado en cuanto a espacios”, denuncia para añadir que nadie desea que sus hijos e hijas se eduquen “rodeados de barracones y obras”.

“La Comunidad de Madrid – continúa Pérez – lleva incumpliendo su propia normativa durante años, teniendo en cuenta que se están vulnerando los derechos del alumnado que, por ejemplo, en Primaria y en la ESO, están sin gimnasio, además de otros espacios que vienen marcados en el requisito de mínimos de centros”.

La situación, insiste la nueva regidora, sería distinta si la Administración regional hubiera accedido a un convenio según el cual el Ayuntamiento podría haber adelantado la construcción de los nuevos centros, como ya sucedió con el CEIPSO La Luna: “Aquel curso La Luna fue el único centro que la Comunidad inauguró en tiempo y forma, y fue gracias a que lo levantamos desde Rivas”.•

Últimas noticias / Educación

Últimos vídeos / Educación

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR