NOTICIAS

Tres pioneras del deporte ripense

Coincidiendo con la campaña Marzo Mujeres, hablamos con Regina, Alejandra y Paloma: especialistas en enseñanza, entrenamiento y gestión deportiva.

Tres pioneras del deporte ripense
Regina Martín y Paloma Romero, dos de las protagonistas del reportaje.

La mujer juega un papel indispensable en el deporte ripense. Su participación es muy alta y cosecha numerosos éxitos, tanto a nivel colectivo como individual. Además, la implantación de nuevas modalidades deportivas en la ciudad posibilita que la oferta crezca exponencialmente y cada vez haya más jugadoras en deportes minoritarios.

Jugadoras, entrenadoras, profesoras o dirigentes: las mujeres desempeñan multitud de funciones dentro del deporte local. En este reportaje conocemos la figura de Alejandra, Paloma y Regina, vecinas deportistas con experiencia en la gestión. Las mejoras en los últimos años son notables, pero aún quedan muchas metas que alcanzar y muros que derribar. Las tres participan, junto a la concejala de Deportes y vicealcaldesa de la ciudad, Mónica Carazo, en la mesa redonda ‘Mujer y deporte: feminismos de barrio’, una de las citas propuestas este año en la campaña Marzo Mujeres (ver todo el programa de actividades en ‘Rivas Cultural’). La charla se celebra el domingo 14, de 11.00 a 13.00, en el salón de actos del Ayuntamiento (reserva de entrada en la web municipal de inscripciones).

ALEJANDRA BALBOA TORRES
DEPORTE Y EMPRESA
Alejandra Balboa Torres lleva mucho tiempo vinculada a la gimnasia rítmica, una modalidad sobre la que ha aumentado el interés en los últimos años. Cofundadora del Club de Gimnasia Rítmica de Rivas, empezó impartiendo clases en el colegio público Las Cigüeñas en 1997 y dos años más tarde comenzó su andadura en las escuelas deportivas municipales, donde aprenden centenares de niñas y que coordina su entidad en colaboración con la Concejalía de Deportes. Su carácter emprendedor y el potencial que vislumbró en esta disciplina le animaron a abrir la academia y centro de fitness Rivas Activa en 2014: “Veía que había unas necesidades no cubiertas desde la escuela municipal. Sin miedo a dar pasos adelante, monté la academia junto a mi hermana para dar cabida a esa demanda no satisfecha”.

La gimnasia rítmica es un deporte consagrado en Rivas: “En el centro empezamos con seis niñas y fuimos incrementando en número de alumnas, clases, niveles y perfeccionamiento”. También incorporaron al catálogo otras variedades como la gimnasia estética de grupo y actividades con botas de rebote kangoo jumps. La principal dificultad que encontraba al principio como empresaria era darse a conocer: “Lo más difícil era llegar a todo el mundo. Ahora, con las redes, hay tanta oferta deportiva y se puede elegir entre tanto que visibilizarse como una alternativa diferente es un reto”. Aunque afirma que su acogida desde el primer momento fue muy positiva: “No sé si por ser mujer lo he tenido más complicado, pero yo siempre me he sentido muy escuchada y muy valorada”.

Su actividad cuenta con público mayoritariamente femenino: “Me relaciono sobre todo con niñas, que forman la gran mayoría de mi alumnado, tanto en la academia como en la escuela municipal y el club, y mujeres, que somos las que nos encargamos más de las actividades”. En la escuela municipal y club hay un alumno, Carlos Rodríguez, de ocho años y que en el último campeonato de España ganó tres medallas de bronce.

¿Por qué no arraiga más la gimnasia rítmica entre los chicos? “Creo que no se llega a implantar tanto porque tiene unos movimientos más reconocidos por las chicas y quizás no se sientan atraídos”. También influye la flexibilidad, un componente relevante en este deporte: “Los chicos, al tener más fuerza, que es algo contrapuesto, tienen menos flexibilidad. Generalmente, las mujeres somos más flexibles por una cuestión genética. Pero trabajando, todo se puede lograr”.

¿Cómo es la conciliación para una madre que da clases de gimnasia? “Tengo dos hijas. Por una parte es fácil porque ellas entrenan también y se integran dentro de mi vida laboral porque eligieron este deporte, y les gusta. Pero, por otra, es difícil: mis horas de trabajo coinciden con sus horas libres”, explica. “Cuando yo entreno ellas no están en el colegio, entonces cuesta conciliar el trabajo y hacer coincidir nuestras horas libres. Pero intento hacer que todo confluya en esa franja horaria”. Tiene sus ventajas porque comparten ese tiempo de entrenamiento, pero a la vez también es complejo porque ese lapso es compartido con más personas. “No es fácil, pero la parte beneficiosa o más cómoda es que ellas también forman parte del equipo que dirijo”, expone Alejandra.

“Rivas siempre ha sido pionera en deportes, con un ritmo de crecimiento constante. Cada año ha habido más modalidades deportivas y con mayor número de personas participantes. Aquí tenemos hasta submarinismo, increíble”, apunta. Y agradece la labor de la Concejalía de Deportes: “Se ha sufrido, pero han hecho todo lo posible para que podamos entrenar, algo que no pueden decir en muchas localidades”.

REGINA MARTÍN KAILL
TÉCNICA EN GESTIÓN DEPORTIVA
Casi cuatro décadas lleva Regina Martín Kaill vinculada al deporte ripense. En 1986 fue contratada para trabajar como profesora de Educación Física: “Por aquel entonces no había profesorado, no los mandaba el Ministerio de Educación. Y nos contrató el Ayuntamiento a tres mujeres y un hombre para dar clases en los colegios”. Tras cinco cursos como docente, pasó a ser técnica en gestión deportiva de la Concejalía de Deportes, organizando los eventos y competiciones.

Cuando comenzó a dar clases, la organización deportiva poco se parecía a la actual: “Aquí no había absolutamente nada de deporte cuando empezamos. Creamos unos juegos escolares y comenzamos a trabajar con niños y niñas creando equipos”. Al principio, muchos deportes aún no estaban federados, así que organizaban su práctica de modo que participaba casi todo el alumnado. Primero, de forma diferenciada, pero al cabo de pocos años, cuando cada deporte comenzó a gestionar sus competiciones, se comienza a jugar de forma mixta en los torneos municipales: “A partir de ese momento, deja de haber distinción entre hombres y mujeres en cuanto a competir unas personas con otras”.

Personalmente, Regina no ha vivido casos de discriminación sexista en el deporte: “Durante los 35 años que yo llevo aquí, nunca he visto diferencias por ser mujer cuando hemos hecho competiciones a nivel municipal o escolar”. “A nivel federativo, cada organismo tiene sus normas, pero en Rivas siempre hemos hecho competiciones mixtas”, dice Regina, defendiendo el empeño de la mujer en el deporte de la localidad.

“A lo largo de los años, el interés de las chicas y de las mujeres por el deporte ha ido aumentando paulatinamente”, comenta. Cuando comenzó su periplo profesional se jugaban pocas modalidades deportivas: “Había dos o tres deportes, no mucho más. Especialmente el fútbol, y casi siempre era de chicos. Ya luego, poco a poco, se han ido implementando categorías de chicas, incluso hay ahora equipos federados de chicos y chicas que participan en competiciones autonómicas en la Comunidad de Madrid”.

“Ahora hay equipos masculinos y femeninos en fútbol americano, rugby, fútbol sala, hockey, fútbol o sófbol”, enumera. La mujer ha ganado muchísimo protagonismo: “Pero no solo en los clásicos, que eran los más practicados por hombres, también en lo más alternativos”. Para ella, era impensable hace algunos años que se pudiesen ver en televisión partidos de primera división femenina de fútbol: “Se le está dando mucho valor y eso hace tiempo nadie podía imaginarlo. Aunque aquí en Rivas siempre hemos potenciado muchísimo el deporte, al igual que la Concejalía de la Mujer, que también están haciendo una gran labor por fomentarlo”.

Ha visto una enorme evolución en casi todas las modalidades e incluso ha podido ver a muchas mujeres hacer carrera internacional: “He tenido alumnas a las que he visto crecer desde pequeñitas y luego han ido alcanzando cotas a nivel nacional e incluso europeo. Y no se han olvidado de Rivas y han hecho mucho por el deporte local”. Por último, anima a todo el mundo a practicar alguna modalidad deportiva: “En este municipio, cualquier persona puede hacer el deporte que más le guste y, además, en unas condiciones muy buenas. Así que hay que animarse”.

PALOMA ROMERO MERCADO
JUGADORA, ENTRENADORA Y EMPLEADA DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE BALONCESTO
Paloma Romero Mercado es una de las integrantes del primer equipo femenino de baloncesto creado en Rivas por aficionadas veteranas, en 2016: el Bastet Rivas. A través de las redes sociales y el boca a boca, fueron reclutando a antiguas jugadoras que deseaban volver a las canchas: “A mí me contactaron porque sabían que trabajo en la Federación Española (FEB) y me uní al equipo”. Empezaron a entrenar una vez por semana y de noche, por conciliación, ya que todas son madres y era la única manera de poder reunirse tras atender a sus hijos e hijas.

“Al principio empezamos a entrenar por nuestra cuenta, aunque luego trajimos a un entrenador. Pero, como varias somos entrenadoras, decidimos tomar la batuta nosotras mismas”, cuenta. Posteriormente, quisieron competir y se pusieron en contacto con la Concejalía de Deportes para dar el paso: “Nos facilitaron una pista cubierta para entrenar y nos apuntamos a la liga municipal de Vicálvaro, donde podíamos competir. Hemos estado jugando tres temporadas hasta que llegó la pandemia y lo hemos aparcado momentáneamente”.

El apoyo familiar ha sido clave para conciliar su pasión con la crianza de su hijo: “Estoy constantemente con mi hijo y, si no hubiera tenido la ayuda de mi familia, de mis padres, no hubiese sido posible. De hecho, cuando he estado de delegada con la selección nacional sénior y he tenido que viajar a concentraciones, o contaba con esa ayuda o no era posible. Ahora mi hijo es más mayor y puede ir quedándose solo en algunas ocasiones determinadas, pero tengo claro que sin apoyo de tu pareja o de tus familiares, no puedes hacerlo”.

Como trabajadora de la Federación Española de Baloncesto, conoce de cerca el día a día de las jugadoras y admite que, al ser madres, tienen un desarrollo profesional más complejo que el de los jugadores, pero cree que la situación ha evolucionado en los últimos años: “Sigue siendo difícil, pero la situación ha cambiado y se está fomentando mucho la igualdad. No llega a ser lo mismo, pero se está dando un gran impulso al baloncesto femenino y se intenta ayudar mucho a las jugadoras madres”. También se equipara la profesionalización: “Antes éramos cinco personas en el cuerpo técnico y ahora ya se iguala prácticamente en número al de la selección masculina. También sucede con las condiciones de viaje o la gente de prensa que acompaña a las selecciones”.

El baloncesto es uno de los deportes pioneros a la hora de tener entrenadoras al frente de equipos masculinos: “Es algo que me parece estupendo. Si la persona está preparada, da igual que sea mujer o hombre”. Y cree que, en ese sentido, las mujeres deben dar un paso adelante: “Tenemos que dar un salto y depende de nosotras. Todos los años realizamos un curso superior nacional de entrenadores y entrenadoras: de las 150 personas que aproximadamente se apuntan, 140 son hombres y diez mujeres”. En categorías inferiores hay muchísimas mujeres entrenadoras, cuenta Paloma. El deporte es deporte, lo protagonicen hombres o mujeres: por eso cree que, en ocasiones, se abusa de la etiqueta ‘femenino’ que acompaña a las modalidades deportivas: “No se debería distinguir ni recalcarlo tanto. Es deporte en definitiva, lo practique quien lo practique”.

Últimas noticias / Deporte

Últimos vídeos / Deporte

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

Asistencia canina por la integración

Asistencia canina por la integración

Jóvenes que construyen ciudadanía

Jóvenes que construyen ciudadanía

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR