NOTICIAS

El deporte pasados los 65 años: más vida, más salud

Las escuelas deportivas municipales para la tercer edad retoman la actividad: hablamos con quienes disfrutan de este servicio público.

El deporte pasados los 65 años: más vida, más salud
Una participante de la escuela municipal deportiva de tenis de mesa para mayores de 65 años. MARIO FERNÁNDEZ TREJO

Texto: Álvaro Mogollo

Los polideportivos municipales van recuperando su ritmo paulatinamente. Si en el mes de octubre volvían a ejercitarse las personas adultas y el deporte infantil, en noviembre han comenzado las clases para la tercera edad. Pese a que las medidas de prevención son múltiples y apreciables, la incertidumbre de la pandemia hace que un sector de población aún prefiera esperar antes de regresar a las escuelas deportivas municipales.

Una mañana en el polideportivo Cerro del Telégrafo permite comprobar cómo es la nueva normalidad de un curso marcado por un protocolo sanitario que se sigue a rajatabla. De momento, son 192 personas las que han manifestado su deseo de participar en las escuelas deportivas. Otras han decidido posponer sus matrículas: 230 han hecho saber que no se incorporarán este año, 124 aún no se han decidido y 17 se han dado de baja definitivamente.

Las actividades ofertadas por la Concejalía de Deportes para mayores de 65 años son natación, gimnasia en el agua, aquafit, gimnasia de mantenimiento, pilates y tenis de mesa.

ISABEL Y CÁNDIDA
ASIDUAS A GIMNASIA DE MANTENIMIENTO
Gimnasia de mantenimiento es la denominación que recibe la actividad que trabaja la mejora de la condición física a través de ejercicios generales de resistencia, tonificación y coordinación. Cándida Cruz es una de las alumnas: se muestra radiante pocos segundos antes de empezar a correr por una de las pistas al aire libre: “Estoy llevando la vuelta a los entrenamientos de maravilla. Lo echaba de menos y lo necesitaba”.

A sus 80 años, cree que el factor socializador de las escuelas es tan importante como el físico: “Vivo sola y no tengo con quien distraerme en casa. Antes me iba a andar por las mañanas y las tardes, pero ahora con las clases puedo hablar con más personas”.

Este punto de vista lo comparte su compañera Isabel Alonso, de 69 años: “Estoy muy contenta porque al menos, durante dos días en semana, sales de casa y cambias la rutina. Hay muchas ganas de que acabe la pandemia, pero mientras tanto tenemos estas clases de gimnasia de mantenimiento los lunes y miércoles. El resto de días me voy a caminar, que aquí en Rivas hay sitios muy buenos para pasear”.
Isabel también ha reducido su agenda en este atípico curso: matriculada antes también en baile, yoga y sevillanas, de momento se ejercita en mantenimiento: “Se pasa muy buen rato y es muy alegre”. “Voy retomando la normalidad poco a poco. Hice deporte en casa durante el confinamiento con una tabla de yoga, durante una hora. Y luego dedicaba el día a hacer sopas de letras, leer y ver la tele”, recuerda Cándida. Pese a las circunstancias, afirma que no lo llevó mal, al ser una persona muy hogareña. Isabel afirma haber mantenido la forma durante los meses de reclusión: “No he notado la inactividad, porque en casa me movía y ahora llevo bien el regreso”.

Cuestionadas sobre las medidas de seguridad adoptadas, se muestran tranquilas: “La verdad es que el entorno es seguro, porque el pabellón es muy grande y se mantienen distancias de más de tres metros. Además, vamos con mascarilla, no usamos material común y nos lavamos las manos con gel hidroalcohólico”.

PILAR CALVO
ALUMNA DE AQUAFIT
En uno de los vasos de las piscinas cubiertas, se puede apreciar a un grupo de tres mujeres haciendo ejercicios dentro del agua, con varios metros de separación entre ellas y con la mascarilla puesta. Un monitor imparte instrucciones que siguen con entusiasmo y esfuerzo a partes iguales.

Una de ellas es Pilar Calvo, de 66 años. “Es muy gratificante volver a la piscina después de estos meses. Es una actividad que me gusta y me obliga a salir de casa”. También tiene palabras de elogio hacia el personal monitor, con el que está encantada. No cree que sea peligroso volver a ejercitarse en las condiciones actuales: “No hay ningún tipo de riesgo, estamos tres personas en una piscina, el peligro es mínimo”.

El aquafit es una modalidad deportiva que favorece la tonificación muscular con un impacto articular muy bajo. “Me gusta. El año pasado ya venía y por eso la he vuelto a pedir”, cuenta Pilar, que también valora reencontrarse con otras personas tras los meses de aislamiento.

¿Es incómodo hacer deporte en el agua con mascarilla? “Hay momentos en los que se me olvida que la llevo. Tanto es así que hay veces que se me moja. Se nota algo la inactividad, porque últimamente solo he caminado, pero poco a poco vamos recuperando el tono”, afirma. Solo está apuntada a esta modalidad y asevera con rotundidad que no es una gran deportista y no pretende serlo a su edad. Una realista falta de pretensión que demuestra cómo no hay que poseer grandes dotes para hacer deporte, divertirse y mejorar la condición física.

VICENTE COGOLLUDO
COORDINADOR DE TENIS DE MESA
En uno de los tercios del pabellón, Vicente Cogolludo observa con interés a las personas que juegan al tenis de mesa. Es el coordinador de este deporte en las escuelas deportivas, además de presidente del Club Tenis de Mesa Rivas: “Está siendo una vuelta muy rara, pero con muchas ganas. Tanto en las escuelas infantiles como adultas, que empezaron en octubre, como en tercera edad, ha habido una baja importante de participantes”. Una circunstancia que se ha paliado poco a poco: “Una vez que hemos empezado y se ha corrido la voz de que ya estamos entrenando, que es seguro y que todo va bien, vamos recuperando personas”.

¿Percibe temor en la gente que acude a las escuelas de tenis de mesa? “Sí, hay un porcentaje muy elevado que manifiestan cierto miedo, sobre todo en la gente adulta o las madres y padres del alumnado infantil”. Algo que contrarrestan con sus medidas de prevención: “Hemos activado todos los medios a nuestro alcance: tomamos la temperatura a todo el mundo, se utilizan bolas distintas diariamente, se limpian las mesas y hay que lavarse las manos en mitad de las clases. No hemos tenido ninguna incidencia”.

JUAN CARLOS TÉBAR
SUPERVISIÓN MÉDICA
Las instalaciones cuentan con la atención profesional de un médico especialista en medicina deportiva, Juan Carlos Tébar, que hace un pequeño repaso de la situación de las personas usuarias tras las primeras semanas de actividad: “Recomendamos hacer actividad poco a poco tras un parón tan grande. Hemos encontrado un problema de aislamiento psicológico en personas mayores y quizá es algo que suponga mayor problema que el aspecto físico”.

La salud de las personas usuarias es buena: “Desde mayo hemos hecho un sondeo telefónico. Casi ninguna persona pasó la enfermedad y el estado de salud era muy bueno en general. Quizá porque las personas que vienen aquí son seleccionadas, tienen un estilo de vida saludable y gozan de mayor salud que el resto de la población”.

Se sigue un protocolo establecido para prevenir contagios: “Es recomendable el uso de mascarilla FFP2, hay gel hidroalcohólico para el lavado de manos y se promueve la higiene personal a la hora de traer material propio, además del distanciamiento social”. “Es un entorno seguro, y con estas medidas, es difícil transmitir o coger la enfermedad, aunque imposible nunca es”, concluye.

Últimas noticias / Deporte

Últimos vídeos / Deporte

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

Un nuevo circuito vial para los coles

Un nuevo circuito vial para los coles

Comprender el tráfico de la ciudad en pequeño formato. Ese es el objetivo que se propone Policía Local con el nuevo circuito portátil de seguridad vial.

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR