NOTICIAS

Premiadas por su gran talento deportivo

Hablamos con tres ganadoras de los Premios del Deporte de Rivas 2017: la baloncestista Lucía Revenga y las yudocas Ana Cabas y María Roldán.

Premiadas por su gran talento deportivo

Texto: Eugenio G. Delgado

A un mes y medio de la apertura de nominaciones para los Premios del Deporte 2018 de Rivas, que este año adelantan su celebración al mes de junio, y coincidiendo con la campaña municipal de sensibilización Marzo Mujeres, ‘Rivas Al Día’ recoge las impresiones de tres de las cinco féminas que se llevaron alguno de los galardones entregados en la primera edición, celebrada en septiembre de 2017.

La más joven en recibirlo fue Lucía Revenga, en la categoría deportista promesa femenina. Lucía habla con timidez, pero sobre la cancha es una máquina de hacer puntos. Juega en el AD Parque Sureste de baloncesto [el segundo deporte más numeroso en Rivas] y con tan sólo 12 años mide ya 1,65 metros. Tiene futuro.

“Soy una base muy anotadora y también puedo jugar de escolta. Este premio es un orgullo para mí y me anima a seguir luchando por mis sueños: jugar en la selección española, en la Liga Femenina y en la WNBA”, dice con unas ganas inmensas Lucía, cuya “jugadora favorita es Leticia Romero”, recientemente fichada por los Connecticut Sun de los EE UU y que ha ganado con España las platas olímpica y mundialista, y el bronce europeo.

Con más experiencia, pero con la misma ilusión, recibieron el galardón las deportistas del Judo Club Rivas Ana Roldán y María Cabas. “He sentido este premio como el reconocimiento al esfuerzo que supone compaginar el deporte con ser madre, trabajar, entrenar y obtener buenos resultados deportivos”, explica Ana, Premio Mujer y Deporte. Las otras dos mujeres premiadas fueron Chusa Martín (trayectoria deportiva) y Carolina Pascual (valores del deporte).

Es farmacéutica en Madrid y en su agenda diaria casi no hay un hueco libre: “Dejo a las 9.00 a los niños en el cole, de 9.30 a 14.45 estoy en la Farmacia, doy clase de yudo de 16.00 a 17.00, vuelvo a la farmacia de 17.00 a 20.00 y entreno martes y jueves de 20.30 a 22.00. Los días que no voy al gimnasio, me encargo de preparar la cena para mi hija (Andrea, 12 años) y mi hijo (Iñaki, 14), y cuando entreno, lo hace mi marido, Paco Lorenzo, director de la escuela municipal de yudo [y olímpico en Barcelona 92]. Mis amigas y amigos me dicen en broma que mis días tienen más de 24 horas”, comenta esta ripense de 42 años.

A María, de 27 años, se le otorgó el premio a la deportista femenina absoluta: “No me lo esperaba. Me alegró muchísimo. Es un gran empujón moral para seguir trabajando de cara a mi gran objetivo de este año, la medalla en el Campeonato de España sénior, en el que competiré en diciembre en la categoría de -63 kilogramos”. Las otras dos mujeres galardonadas fueron Chusa Martín (trayectoria deportiva) y Carolina Pascual (valores del deporte).

EVOLUCIÓN LENTA

El deporte femenino está creciendo, pero se plantea la siguiente cuestión: ¿es más una impresión o una realidad? “Está mejorando, poco a poco, pero queda mucho por hacer. Por ejemplo, en categoría veterana de yudo, las mujeres somos los últimos monos. El problema es que en España casi sólo existe el fútbol masculino y, más concretamente, el Madrid y el Barça”, lamenta Ana Roldán, 4º Dan de yudo y que en Semana Santa se examina para el 5º.

En la misma línea, María Cabas, tercer Dan y que también tiene evaluación para el 4º, critica que “en los medios sólo se valora a los hombres, a pesar de que ya hay muchos referentes femeninos del deporte en España. Por suerte, en Rivas se estima igual el esfuerzo de las deportistas que de los deportistas”.

La perspectiva de Lucía Revenga es más optimista: “Creo que se está avanzando bastante, por lo menos, al nivel que yo juego y en mi entorno. Yo siento que nos tratan igual a las chicas que a los chicos”.

A pesar de esta lenta evolución, Ana sí que reconoce que se perciben esos avances: “Se ve más movimiento femenino. Cuando yo empecé con cinco años, éramos siete chicas en clase. Éramos la excepción, pero ahora ves que se apuntan muchas niñas”.

María pone un ejemplo personal que refleja el cambio: “De pequeña, en el cole me decían que hacer yudo era de chicos. Ahora, en muchas de mis clases, tengo más alumnas que alumnos. Creo que es importante también para las madres y padres que vean que la profesora es una mujer, que sirvamos de ejemplo”.

Rivas es un municipio que ama el deporte y se nota en la oferta que disfrutan vecinas y vecinos, reconocen las tres deportistas. María Cabas entrena con gente de Madrid y señala: “Siempre me dicen que en Rivas se cuida el deporte, que los precios son baratos y alucinan cuando ven cosas como la pista de atletismo del Cerro del Telégrafo. Nosotras estamos más acostumbradas por el día a día, pero es muy importante tener buenas instalaciones para que se haga más deporte”.

“Para mí, la ciudad está muy bien en cuanto a instalaciones. Hay de todo. Animaría a más chicas a que hicieran deporte porque, además del ejercicio, se hacen muchas amigas. Muchas de mis mejores amigas son compañeras del equipo”, comenta Lucía Revenga, estudiante de 1º de la ESO, quien también tiene en su cabeza “ser periodista deportiva o entrenadora”.

La yudoca Ana Roldán opina que “en Rivas se promueve el deporte tanto a nivel de clubes como a nivel popular”. “La persona que quiere hacer en deporte en Rivas no tiene excusa para no hacerlo. Es sacrificado y a todos nos cuesta, pero después es una satisfacción”, afirma.

Últimas noticias / Deporte

Últimos vídeos / Deporte

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR