NOTICIAS

Rivas Atlantis: 20 años jugando al tiqui taca

El club ripense, referente del fútbol sala madrileño, celebra su vigésimo aniversario con dos equipos peleando por el título autonómico.

Rivas Atlantis: 20 años jugando al tiqui taca

Texto: Nacho Abad Andújar

“Lo mejor es el toque, el tiqui taca”. A sus 13 años, Miguel Corredera, del equipo infantil A del club Rivas Atlantis, tiene muy claro lo que más le gusta del fútbol sala. “Se juega mucho en equipo”, añade su compañero Pablo de la Rubia, el portero. “Hay mucha emoción. Puedes pasar de un 0-3 a un 4-3 en un suspiro”, remata Jorge Valenzuela.

Estos tres jóvenes ripenses pertenecen a uno de los cuatro mejores equipos infantiles de la Comunidad de Madrid. Y el primer fin de semana de mayo habrán peleado por el título autonómico en la final a cuatro [cerrada ya esta edición]. Como ellos, otros 150 futbolistas conforman los 11 equipos del Rivas Atlantis, uno de los dos clubes de fútbol sala de la ciudad [el otro es el Rivas 95, ver reportaje del mes de enero de 2015].

Surgido de la fusión en 1995 de un equipo de Moratalaz, llamado Atlantis, y otro ripense, que entonces llevaba varios años jugando en la liga municipal, el Rivas Atlantis tiene conjuntos en todas las categorías inferiores, desde benjamín a juvenil. Dirige, además, la escuela municipal del colegio Victoria Kent [zona oeste de Rivas; el área este es responsabilidad de Rivas 95]. Y en los 20 años que ahora celebra, se ha convertido en una entidad de referencia en Madrid, con un juvenil en la máxima categoría estatal (División de Honor).

Dice Juan Carlos Moreno, miembro de la directiva desde hace 7 años y con dos hijos en el club, uno jugador y otro entrenador, que el 90% de los chavales son ripenses. En el palmarés del club figura un campeonato de España alevín y seis títulos autonómicos: el mencionado alevín (que primero fue campeón regional), tres juveniles que se encadenaron consecutivamente y el cadete y benjamín de la pasada campaña.

El cadete de 2014 hizo doblete regional. Además de la liga, conquistó la Copa. Y llegó a semifinales en el Campeonato de España. La tarde de abril que se realiza este reportaje, se ejercita en el pabellón del colegio público El Olivar, lugar de entrenamiento junto con el pabellón del centro educativo José Hierro y el polideportivo Parque del Sureste [en los dos últimos disputan sus partidos oficiales].

Como el infantil A, el cadete aspira a coronarse como el mejor de la región. “Hemos acabado primeros de grupo y ahora nos lo jugamos todo en la final a cuatro”, resume Quique Hernando, de 16 años, cierre del equipo y toledano que viene a Rivas tres veces por semana para entrenar (sin contar los desplazamientos para los partidos). Como le sucede a la mayoría de sus compañeros, la pasión por el balón pequeño despertó a edad temprana: en su caso, a los cinco años.

“Es un deporte muy dinámico, no te puedes relajar. Si te quedas quieto, te marcan un gol”, explica Daniel Gómez, su compañero de equipo. “Aquí hacen falta todos los jugadores. Todos atacamos y todos defendemos”, sintetiza Nacho Pinedo, cadete también. “Gran parte de la técnica que tienen muchos jugadores de fútbol 11, como Messi o Ronaldinho, la adquirieron en el fútbol sala”, recuerda su entrenador, Josele, de 33 años, dos de ellos en Rivas Atlantis.

“Que un chaval tenga que pensar en un espacio más reducido le hace crecer futbolísticamente. La toma de decisión es más veloz que en fútbol 11. Aquí un metro es vital. No existe el desplazamiento largo de balón o el choque de cabeza, por ejemplo. En cuanto a intensidad, tiene más similitud con el baloncesto o el balonmano, es una modalidad más de ida y vuelta”, comenta Josele, que en mayo viaja a Japón para impartir clases a entrenadores nipones.

TAILANDIA, JAPÓN Y KUWAIT

El nivel del equipo técnico del Rivas Atlantis es notable. Si Josele vuela en unos días al Oriente lejano, Carlos Corona, otro entrenador, aterrizó de Tailandia en diciembre, donde conquistó un título de liga con el Chonburi y un subcampeonato continental. En el país asiático ejerció de segundo de José María Pazos, Pulpis, referente de los banquillos españoles. Juntos compartieron aventura en Kuwait, cuya selección dirigieron antes de su paso por Tailandia.

Mientras dirige un entrenamiento del cadete A, Corona explica algunas de las claves del fútbol sala: “Es un deporte anaeróbico [actividad breve y de gran intensidad, por contraposición al aeróbico: de resistencia], donde sólo hay cuatro jugadores de cancha más un portero”.

“En el momento que un jugador rinde por debajo de las condiciones del equipo”, prosigue, “se nota mucho, porque supone un 20%. Aquí se exige un trabajo físico intenso de tres o cuatro minutos, subir rápido pulsaciones y que se incorpore otro jugador para mantener el ritmo colectivo. Por eso los cambios son ilimitados”.

“En un partido hay mucho movimiento, muchas transiciones ataque defensa y muchas oportunidades. Cuando estuve en EEUU, me decían que el fútbol (soccer) era súper aburrido, pero que habían visto un deporte de 5 contra 5 que les había llamado muchísimo la atención”, añade Josele, el otro técnico en pista.

“A pesar de que le digan el hermano pequeño del fútbol 11, es una modalidad completamente diferente. Un partido de fútbol sala puede cambiar en cualquier momento. Un 3-0 en fútbol 11 es un choque casi sentenciado. Aquí hemos visto remontar un 0-5. Es muy bonito de vivir y de ver. Lo digo como entrenador y como exjugador, tanto de fútbol sala como de fútbol 11”, comenta Josele, que se enfundó la camiseta de varios equipos madrileños y manchegos de la 2º División española. “Siempre he preferido el fútbol sala, tienes más contacto con la pelota”, concluye.

¿Y qué tal eso de enseñar a chavales? “Lo que más me gusta de estas edades es que lo jugadores son moldes. Tienen ganas de aprender. Con los sénior no pasa igual, tienen unos hábitos adquiridos que son muy difíciles de corregir. Aquí los chicos se pueden moldear. Es una etapa de formación muy bonita”.

***

Los dos clubes del municipio estudian fusionarse

Los dos clubes de fútbol sala de la ciudad, Rivas Atlantis y Rivas 95, han emitido un comunicado anunciando que mantienen conversaciones para estudiar una posible fusión.

“Si nos uniéramos, seríamos un referente estatal. Tendríamos una base muy potente y un equipo en la segunda categoría nacional [el sénior del Rivas 95 ha quedado campeón de grupo en 2ª B y ha conseguido el ascenso]”, asegura Juan Carlos Moreno, miembro de la directiva de Rivas Atlantis. Se da la circunstancia de que Rivas 95 surgió en 2008 tras escindirse del Atlantis, en 2005.

Últimas noticias / Deporte

Últimos vídeos / Deporte

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR