NOTICIAS

Rozalén: “Sería imposible vivir sin música”

Entrevista con la cantautora que actúa el sábado 14 de mayo en el auditorio Miguel Ríos (19.00), durante las Fiestas de Rivas.

Rozalén:

SÁBADO 14 / 17.00.
Rozalén + Kiko Veneno + Pedro Pastor + Ciudad Jara
Localidades: entradas.rivasciudad.es 

Desde ‘el castillo’, como llama a su hogar en el pueblo madrileño de Valdemorillo, a las once y diez de la noche, Rozalén (Albacete, 1986), culmina su día de trabajo respondiendo al cuestionario que le envió días atrás ‘Rivas al Día’. Recién llegada de Costa Rica y México, coge fuerzas una semana en España antes de volar a Puerto Rico y Ecuador. La artista cumple una década de carrera y en su agenda siguen los viajes, guitarra o bandurria en mano, ahora, en nuevos destinos de América Latina, países en los que tiene un sueño por cumplir: “Actuar con todo el equipo”, confiesa esta viajera incansable con maleta de melodías.

Y en mayo, María de los Ángeles Rozalén Ortuño regresa a Rivas, “uno de mis lugares favoritos”, el sábado 14, durante las fiestas. La cantautora que cuenta con cuatro álbumes publicados, dos discos de platino y dos de oro, decenas de colaboraciones, premios y reconocimientos ofrecerá un espectáculo para espantar las negruras del alma. Ya lo avanza en estas páginas. Quien vaya saldrá “con muchas ganas de vivir”.

¿Qué ve desde su ventana?

Vivo en el campo y ahora como es de noche veo poco, está oscuro y lloviendo. Pero cuando amanece estoy rodeada de árboles y veo mucho el cielo. En mi casa entra mucha luz, hay mucha ventana y eso me pone contenta.

Recibió el Goya 2021 por la canción ‘Que no, que no’, de la película ‘La boda de Rosa’, sobre dedicarse tiempo. ¿Cómo hace para cuidarse?

No he aprendido del todo esa lección ni a decir que no, pero estoy en el camino. Me dedico tiempo en casa escribiendo o escuchando música. Me sienta muy bien patear por la montaña, el contacto con la naturaleza, cocinar… el trabajo manual. Y pasar tiempo con la gente con la que estoy a gusto y me hace reír.

Cuenta también con el Premio Nacional de Músicas Actuales 2021. ¿Qué le supuso este reconocimiento?

Surrealista, porque soy la más joven que se lo ha llevado y cuando veo la cantidad de maestros que lo tienen tuve esa sensación de ‘pero si yo acabo de llegar’, aunque lleve 10 años desde mi primer disco. Siento que soy una recién llegada y que mi mejor disco, mi mejor canción, está por llegar. Creo que se espera mucho de mí, y evidentemente me han pasado cosas muy hermosas y aunque me queda grande, lo abrazo con cariño.

“A mi padre le dolía el mundo. A mí, también”

En 2011 llega a Madrid a estudiar y empieza a actuar en locales. ¿Cómo fueron esos inicios?

Fueron duros, aunque en pocos meses encontré mucha gente que me apoyó y que me quería escuchar. Pero me trataron bastante mal en muchos sitios a los que llegaba tímida a pedir solo que me dieran una fecha. Me pasó de todo pero tampoco quiero quedarme con eso porque no sería justo. Enseguida me agarraron de la mano y me subieron a cantar. Gracias a los micros abiertos y a las salas pequeñas de música en directo, poco a poco, fui haciendo familia y saqué un disco de manera independiente, hice un videoclip, ‘80 veces’. Y un día me empezaron a llamar de todas las discográficas, diferentes mánagers, y todo empezó a cambiar.

¿Hubo momentos de tantear renuncias, de tirar la toalla?

Aún hoy tengo días de dudas tremendas y de preguntarme si tanto esfuerzo merece la pena, pues imagínate al principio. Yo iba a ser otra cosa, estudie psicología y musicoterapia y esto era un hobby. Pero a veces me veía yendo a tocar a algún sitio que no sabía si iba a cobrar ni si iba a venir gente y no entendía por qué estaba dedicándole tanto tiempo. Pero al final parece que hay pequeñas señales mágicas que te llevan y siempre sale el sol, siempre.

“El amor más puro es la mirada social”

¿Qué deseos personales, si se pueden contar, y profesionales le quedan por cumplir?

Personales no lo sé. Soy una tía muy feliz, muy agradecida por lo que me ha tocado vivir. También sería feliz con una vida menos intensa. Ojalá no me falten nunca historias que contar. Y [deseos] profesionales sí tengo, uno ambicioso que ojalá cumpla este año tocar por primera vez con todo el equipo en Latinoamérica.

Hace poco realizó una emotiva colaboración con Jorge Drexler en Costa Rica. ¿Con qué artistas le gustaría cantar?

Creo que me he pasado ya el cartel de maestros, he cantado con casi todos. Pero me queda gente: Luz Casal, Manolo García o Silvio Rodríguez. La música compartida es la mayor alegría .

El pasado enero posteó ‘ando llenando mi enero de abrazos y besos sinceros’, junto a Pedro Pastor, quien también actúa en mayo, ¿cómo se conocieron?

La historia con Pedrito Pastor es hermosísima. Le conocí cuando llegué a Madrid. Él era menor de edad y lo más hermoso es que crecimos a la par gracias a los micros abiertos de Libertad 8. Cada vez me gusta más, hace canciones que me llegan al alma. Y cuando estoy con él me acuerdo de todo y pienso ‘qué guay crecer agarrados de la mano’. Creo que el camino continuará así, junticos. Y esto te lo ampliaría a tantísimos compas que nos conocimos cuando, cada uno de un lado, coincidimos en esta gran ciudad.

“Mi mejor canción está por llegar”

Vivimos tiempos difíciles, pandemia, guerra… ¿Puede la canción ser un consuelo para el alma?

Últimamente creo muy poco en la humanidad. Pero para mí la musical, el arte y la cultura son bálsamos. Pienso que la felicidad de verdad son esas pequeñas cosas, como dice Serrat. Emocionarme con una canción es de los momentos de mayor felicidad de mis días. O hincharme a bailar. En esos raticos se resume la felicidad. Por eso, el arte, cultura, la música me consuelan y me calman. Sería imposible vivir sin música.

Canta al feminismo, a la memoria, a los derechos humanos. Cuando se tiene un altavoz, ¿hay que implicarse?

No sé si tiene que ser una obligación. Yo lo siento así, y como una responsabilidad porque mis referentes siempre se han mojado: Violeta Parra, Víctor Jara, Aute, Víctor Manuel, Ana Belén… Todos han dicho lo que han pensado y a alguno le costó la vida. También hay momentos en los que no tengo tanta fuerza para mojarme en todo. Pero en mi caso no solo está eso y la educación recibida, si no mi otra educación: la psicología social y la hipersensibilidad que tengo por mi padre. A él le dolía el mundo y a mí también. El amor es lo que mueve el mundo, y las canciones de amor están en todos los sitios. Y el amor más puro es la mirada social.

¿Qué canciones nunca faltan en su lista de reproducción?

Escucho música todo el rato. De manera ya enfermiza. De todo. Canción de autor, folk, internacional, copla, rock, punk, hip hop… Lo que me gusta mucho también es poner esas listas nuevas que hacen las plataformas y que los algoritmos me pongan canciones que creen que me van a gustar, porque aciertan mucho.

Un mensaje para el público ripense. ¿Qué encontrarán en su espectáculo el próximo mayo?

Rivas es de mis lugares favoritos. Allí he vivido cosas muy especiales y espero seguir viviéndolas. Desde hace mucho tiempo me dejo la piel y alma en cada cosa que hago pero es que conforme camino y me van pasando cosas más aprecio la vida y el momento. Así que, que se preparen porque se van a ir de allí con muchas ganas de vivir y van a soltar mucho.

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR