NOTICIAS

Jorge Blass: “La magia nos conecta con nuestra infancia”

Entrevista con el ilusionista, que cierra la programación cultural navideña con su actuación en el auditorio el domingo 16 de enero (19.00).

Jorge Blass:
El ilusionista Jorge Blass. EUGENIO RECUENCO

DOMINGO 16 ENERO / 19.00. Auditorio Pilar Bardem. Anticipada: 10 euros. Día espectáculo: 12 euros.
Venta: web entradas.rivasciudad.es y taquilla auditorio (jueves y viernes, de 18.00 a 20.00, y días con función desde una hora antes).

AVISO: el espectáculo estaba previsto para el sábado 8 de enero, pero ha sido aplazado al domingo 16 de enero por motivos de salud del artista.

*****

Jorge Blass (Madrid, 1980) es uno de los magos con mayor prestigio internacional. Con una capacidad formidable para sorprender al espectador, Blass cierra el calendario navideño de Rivas el sábado 16 de enero en el auditorio Pilar Bardem. En este espectáculo de casi hora y media de duración, el ilusionista, alumno aventajado de Juan Tamariz y amigo de David Copperfield, ha puesto “lo mejor” de su magia, que ha evolucionado desde la “clásica y convencional” hacia un estilo ligado a la tecnología y la interacción con el público.

¿Cómo es el espectáculo con el que llega al auditorio Pilar Bardem de Rivas?

Es mi visión de la magia del siglo XXI. Va a haber un montón de ilusiones interactivas con el espectador, que incluso desde la butaca va a poder participar. No importa la edad que tengas, es un show para todos los públicos. Lo que yo prometo es que la gente que venga va a ver una magia muy reinventada, con tecnología o teléfonos móviles. Hay un truco que está inspirado en Amazon. Está la tormenta de nieve que inunda el teatro, que es uno de mis trucos favoritos, y habrá juegos que suceden en las manos de cada uno de los espectadores. En una hora y veinte de espectáculo, he puesto lo mejor de mi magia, desde números de prestidigitación a números de mentalismo, con números participativos y con los niños en un papel protagonista. Es un show muy familiar. La magia tiene un poder de asombro que no importa que esté un niño con su padre o con su abuelo, porque todos acaban con la misma cara de asombro.

Es admirable su capacidad de sorprender siempre al espectador. ¿Cómo lo consigue?

Sobre todo, reinventándome mucho. Lo peor que tiene la magia es que sepas lo que va a pasar. Siempre tenemos que jugar con la sorpresa. A mí me gusta más la palabra ilusionista que mago y la sorpresa para un ilusionista es fundamental. Digamos que es lo que mantiene la magia viva, lo que hace que el espectador se sorprenda con cosas que ni siquiera se puede imaginar.

¿Prefiere también hablar de ilusión en vez de trucos?

Sí, sin duda, generamos ilusión y por eso somos ilusionistas. La palabra truco está bien también y la usamos a veces, pero me gusta más lo que transmite la ilusión.
El número de la teletransportación produce un poco de vértigo. ¿Cuánto trabajo hay detrás de él? Hay muchos años de trabajo, de esfuerzo y de prueba y error. Para cualquiera de los juegos que componen el espectáculo, tienes que fallar mucho y volver a intentarlo. Te equivocas y vuelves a la casilla de salida. Es también una tarea de no rendirte y de seguir intentándolo. Poco a poco las cosas salen, aunque hay números que se resisten y que están todavía en la libreta, pero poco a poco las cosas van sucediendo.

Ha llegado a interesarse por él David Copperfield.

Eso son palabras mayores. Sí, fui muy afortunado. Me llamó por teléfono y aluciné. Me dijo: “Hola, soy David Copperfield”. Y pensé: no puede ser. Sí, era él y quería comprar los derechos para hacer el truco de la teletransportación en EEUU y la verdad es que me quedé asombrado. Desde entonces tenemos una muy buena relación. Yo viajo a Las Vegas frecuentemente, lo visito y colaboramos en ideas. Es un lujo tener un nuevo amigo que se llama David Copperfield.

¿Cuál ha sido la evolución de los espectáculos de Jorge Blass hasta llegar hasta este último show?

Al principio, tal vez, hacía magia más clásica y más convencional y, poco a poco, he ido creando un estilo que tiene que ver con la innovación, la tecnología y la interactividad. Para mí es muy importante que el espectador no sea un mero espectador, sino que sea parte del show, que participe y que lleguemos a conectar de una forma especial. Y luego, creando ilusiones que sean realmente novedosas, que cuando la gente las vea realmente se sorprenda y sea algo que nunca antes se ha imaginado ni ha visto. Ése es el secreto.

Creo que el confinamiento le ayudó a pensar este espectáculo.

Desde luego, porque cerraron los teatros, se cancelaron las giras y yo me recluí en casa, empecé a pensar y a generar nuevas ideas, nuevos efectos y eso ha ido configurando un nuevo espectáculo que es más interactivo que antes, porque en esa época del confinamiento no tenía público presencial. Todo tenía que ser hecho a distancia y eso ha generado una nueva forma de hacer magia, algo que antes no podíamos ni imaginar, hacer magia a distancia. No estás en la misma sala que los espectadores, pero aún así la magia puede seguir sucediendo. De eso hay mucho en el show. Hay un truco que se llama el puzle de nuestra vida que surgió en pleno confinamiento, que lo grabé en mi casa y de repente se hizo viral. Llegó a más de once países, con millones de reproducciones, y esa pieza ahora es parte del show y ahora gana mucho más y tiene mucho más sentido cuando tienes al público delante que en video o en remoto. Sí que nos hemos adaptado y siento que la magia, después del confinamiento, se ha transformado y ha evolucionado un poco también.

Quizás todos necesitemos un poco de ilusión, después de todo esto.

Sin duda. La verdad es que, en eso, la magia es un caballo ganador porque consigue conectarnos con nuestra infancia. Tú ves un buen juego de magia y te convierte en niño o en niña inmediatamente. Vuelves a imaginar, a fantasear, te deja un poco desarmado en cuanto a la lógica o la razón y eso es muy sano. Solo la magia es capaz de conseguir hacernos sentir niño o niña otra vez.

¿Cómo se ha formado?

Más allá de la magia, ¿ha necesitado formarse en artes escénicas, en improvisación, en interpretación…? Yo empecé en magia a los doce años con Tamariz y aprendí mucho de él. Luego me fui a EEUU, estudié en la escuela de arte dramático y aprendí muchas técnicas de los actores. Luego estudié Psicología en la Universidad Autónoma, que también me vino muy bien, porque la magia es pura psicología. Y siempre he hecho cursos de clown y de improvisación. Son herramientas que hay que entrenar. Todo el que se suba al escenario no debería dejar de formarse nunca. Es como la medicina, tienes que estar continuamente reciclándote y aprendiendo nuevas formas de comunicar. Cada actuación está viva, esto no es una obra de teatro cerrada, esto es algo que cambia, que se transforma y tenemos que estar abiertos y ser flexibles a eso.

¿Qué ha supuesto Juan Tamariz en su carrera?

Juan es quien me descubrió la magia. Como diría Drexler en esa canción que le hizo a Sabina, cambió mi vida entera. El regalo que me hizo Juan cambió mi vida entera. Descubrí la magia gracias a él y a la magia le debo todo: mi vida, mi profesión, mi pasión… Juan sigue inspirándome. Ya no actúa tanto en directo, pero sigue más inquieto que nunca. Está escribiendo muchos libros, se reúne con nosotros… es nuestro maestro Yoda.

¿Y la cuerda tricolor?

Fue mi primer juego de magia. Me lo recomendó Encarnita, de la tienda Magia Estudio, cuando yo tenía doce años. Fue una predicción de lo que pasaría luego, con un anuncio de unas líneas de comunicación que hice y que me dio un poco la oportunidad de dar el salto para conocer al gran público.

¿Qué supuso para su carrera el accidente de tráfico que sufrió en Vigo en 2017?

Fue muy duro, me atropelló un coche por la noche, con un conductor ebrio. Me rompió el cúbito y el radio. En la operación me pusieron placas, tornillos, tenía afectados tendones y eso podía afectar a la movilidad y estuve sin poder mover el pulgar durante varias semanas. Pensaba que no podría volver a hacer prestidigitación, hacer aparecer objetos del aire, que es una de mis especialidades, porque para eso la habilidad digital es fundamental. Afortunadamente, recuperé. No fue irreversible. El otro día estuve en Vigo, me reconcilié con todos los espectadores, fue muy emocionante.

Además, ha ligado su trabajo como mago a la solidaridad, a través de la Fundación Abracadabra. ¿Qué supone para usted?

Para mí es la magia con mayúsculas. Es un grupo de magos que hace unos 17 años empezamos a hacer magia en hospitales y ahora somos más de 140. Regularmente y en toda España, vamos a hospitales, compartimos la magia con niños, niñas, adultos y ancianos, que lo necesitan también. Compartimos con ellos momentos memorables que no se olvidan jamás. Ayer mismo fui al Hospital Niño Jesús y lo que te dan ellos es mucho más de lo que tú les puedes dar. Aunque no podemos curarles mágicamente, sí podemos mejorar su estado de ánimo, podemos acompañarles y hacer que vivan unos momentos mágicos cuando más lo necesitan, tanto ellos como sus familias.

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR