NOTICIAS

Julio Rey: “La mejor sátira se sustenta en el respeto”

El viñetista editorial de Gallego&Rey regresa a Rivas con una exposición en el centro cultural Federico García Lorca sobre el 130º Aniversario de UGT.

Julio Rey:

Julio Rey (Madrid, 1955) es una de las dos mitades de Gallego&Rey, una referencia en el humor gráfico contemporáneo. Vecino de Rivas durante 32 años, se define como “viñetista editorial”, y regresa al municipio con una exposición que recorre los 130 años de historia del sindicato UGT a través de 25 viñetas que se pueden visitar hasta el 11 de noviembre en el centro cultural Federico García Lorca.

Rey procura siempre “mantener el espíritu crítico, separar el grano de la paja y armarse contra la contaminación fake”, y define la buena viñeta como “una llamativa señal de exclamación en mil palabras, casi siempre suplantadas por una buena imagen”.

¿De dónde salen las ideas que resumen en una exposición la historia de un sindicato como UGT?

De su propia historia. La Fundación Largo Caballero nos ayudó en eso. Luego, en cada pasaje, codos en la mesa y a mirar al techo buscando la idea gráfica y satírica que lo resuma y represente. Una compañera, cuando pasa por mi lado en la redacción, siempre me pregunta: ¿Ya te ha hablado el techo? Rara vez encuentro una idea feliz, siempre es un trabajo de rumiar y masticar la noticia. Nuestra viñeta se publica en la sección de Opinión de un periódico. Eso determina la manera en que me enfrento a la hora de crearla.  Gallego&Rey analizan y relatan la noticia, solamente que lo hacemos con las herramientas que nos son propias: la ironía satírica y el dibujo. Nunca busco gracietas efectivas, me enfrento a la noticia con rigor y sentido de la responsabilidad. La viñeta tiene que ser veraz, siempre crítica, independiente y elegante, en ningún caso, ni con el concepto, ni con la caricatura, nos permitimos ser expresamente groseros.

¿Han encontrado elementos comunes entre los problemas de la clase obrera a finales del siglo XIX y los existentes a estas alturas del siglo XX?

Gracias a la lucha obrera, organizada y coordinada desde sus sindicatos, los avances enmarcados en coyunturas heredadas de la era industrial del siglo XX han sido muchos y profundos. Ahora, en el siglo XXI, la revolución tecnológica en la que estamos inmersos impone coyunturas sociales y económicas distintas que derivan en nuevas formas de explotación. La función de los sindicatos sigue siendo indispensable y esto les obliga a actualizarse y renovarse. En UGT, conscientes de su responsabilidad con la clase obrera y con su propia historia, han asumido el reto y la obligada trascendencia de su papel.

A lo largo de 130 años han sido muchos los hitos relacionados con la lucha obrera. ¿Cómo se ha documentado para poder construir viñetas sobre cada episodio y cada periodo de la historia?

En la actualidad, y gracias a esa nueva tecnología que nos está transformando, la información está a un solo golpe de click. Solo hay que mantener el espíritu crítico, separar el grano de la paja y armarse contra la contaminación fake. Una herramienta indispensable siguen siendo las hemerotecas de los periódicos, con internet podemos consultar los ejemplares del mismo día en que se produjo la noticia.

En 40 años de trayectoria, la acidez de Gallego y Rey ha alcanzado también a los sindicatos de clase. ¿Cómo han sido recibidas esas críticas?

Siempre me enfrento a la noticia desnudo de ideología (que la tengo). Informar y analizar con la mejor herramienta que tengo y que se me ha permitido utilizar. Soy viñetista editorial, traducción literal del término anglosajón que mejor describe mi labor: editorial cartoonist, un periodista gráfico con la autoexigencia de no contaminar ni verter prepotente basura moral. Así, los sindicatos son otros personajes de la historia que tengo que contar y que también dan graves pasos en falso. La desunión, las luchas fratricidas y la corrupción son realidades imposibles de obviar, ellos lo saben y siempre han aceptado la crítica con espíritu depurativo y regenerador. A pesar de nuestra acidez, UGT-Euskadi nos encargó un original en el que reflejásemos la importancia del liderazgo del histórico y recordado Nicolás Redondo, para ofrecérselo como regalo en una de sus onomásticas. Fair play de clase.

Y por lo general, ¿Cómo han sido estos 40 años? ¿Hasta dónde llega el grado de compenetración de Gallego y Rey a la hora de trabajar?

El sistema es siempre el mismo: yo soy el creativo, me encargo de escoger el tema, después lo analizo y me pongo a pensar cómo tienen que contarlo Gallego&Rey. Una vez que tengo un concepto, realizo el boceto del diseño gráfico y se lo paso a Gallego. Si le gusta, se pone a realizar el arte final. Si le parece complica-do, críptico o simplemente malo, lo tiro y vuelta a empezar. Nunca deba-timos sobre el tema, mi trabajo es crear el concepto y cuando me pongo a ello siempre tengo los deberes hechos. Gallego & Rey son dos departamentos estancos de un mismo barco, que afortunadamente sigue navegando con viento en popa.

¿Existen límites en el humor?

El término humorista no es la etiqueta más adecuada para nuestro trabajo. Viñetista o redactor gráfico, tal vez. En un periódico, una viñeta es una crítica satírica que, a través de la ironía, tiene que despertar la reflexión. Nosotros respetamos la fe y las creencias, aunque no las compartamos, cada cual puede creer en lo que quiera. Distinto es con las actitudes que provocan y sus consecuencias, que siempre generan reacciones y en consecuencia generan debate y por lo tanto son susceptibles de ser satirizadas sin límites, se pongan como se pongan los ayatolás y los más papistas que el Papa. Gallego&Rey nunca habríamos realizado la caricatura de Mahoma (que desembocó en la matanza del Charlie Hebdo) pero sí defenderemos con energía y sin dudarlo el derecho inviolable a publicarla y la libertad de expresión que la ampara.

Hay quien dice que era más fácil hacer humor hace 40 años que ahora, cuando se impone el lenguaje de lo políticamente correcto. ¿Está de acuerdo?

Durante la dictadura franquista estaba prohibido realizar la caricatura del dictador. Eso originó que algunos de nuestros históricos colegas fueran sometidos a consejos de guerra. Pocas bromas. Sí es verdad que chistes recurrentes que antes eran aceptados ahora son impensables. Ha cambiado el contexto y, si lo pensamos, muchos tópicos antes repetidos ahora son abolidos por machistas, racistas, homófobos… Pero es que, vergonzosamente, lo eran. La evolución es positiva, está en consonancia con los grandes y necesarios avances sociológicos que se están produciendo, las viñetas son su reflejo. La mejor sátira humorística es aquella que, repito, está sustentada en el respeto y el compromiso solidario. En definitiva, en la inteligencia empática.

En todo caso, hubo revistas satíricas que lograron burlar incluso a la censura. ¿Han bebido de esas fuentes? ¿Hay alguien en quien se fijaron cuando empezaron a hacer viñetas?

Siempre se pone como paradigma de revista satírica con mayúsculas a ‘La Codorniz’, que, efectivamente, “toreaba” con inteligencia a la censura franquista, pero según mi opinión eso no la convierte en la mejor. Hasta cierto punto sus dibujantes no dejaron de ser acomodaticios con un régimen que les otorgaba un estatus social privilegiado para un país encarcela-do, hambriento y subdesarrollado. La revista más importante, por su influencia en el desarrollo socio-lógico y democrático del país y que a mí más me ha marcado es sin duda ‘Hermano Lobo’, creada en la transición democrática por el viñetista más superlativo que (también para mí) aquí ha dibujado: Chumy Chúmez. En segundo lugar, la inteligentísima ‘Por Favor’, la rama catalana escindida de la anterior, de la que salieron gigantescos escritores como Vázquez Montalbán. Todos sus dibujantes, incluidos los de La Codorniz, están en mi bagaje. A Chumy, Forges, Mingote, Máximo, Perich… a los que tuve la fortuna de tratar como amigos, y de los que aprendí a caminar por mi oficio y a sortear la vida con dignidad, siempre los tengo y tendré presentes.

¿Cuál es el secreto de una buena viñeta?

Una viñeta es una llamativa señal de exclamación en mil palabras, casi siempre suplantadas por una buena imagen.

¿Cómo se logra huir de los tópicos a la hora de definir cada viñeta? ¿O son los tópicos el mejor enganche para construir un chiste?

No es extraño que un mismo día viñetas de diferentes dibujantes coincidan en la misma idea. Y, lo que es peor, que todos ellos hayan recurrido al mismo tópico. En la actualidad, ese riesgo se ha multiplicado con los “memes” de las redes sociales. Puedo asegurar que en cada una de mis viñetas persigo lo distinto y distintivo, siempre alejado del tópico que vulgariza. Ese es mi empeño desde hace más de 40 años en los que he ido aprendiendo el oficio y sus herramientas, puliendo un estilo propio que a Gallego&Rey, con mayor o menor fortuna, siempre nos define.•

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR