NOTICIAS

Zahara: “Hace falta que la violencia machista se considere como el terrorismo que es”

La cantante andaluza actúa el viernes 10 (20.30 y también Vetusta Morla) en el auditorio Miguel Ríos con su disco ‘Puta’: una revelación musical y una reivindicación contra las violencias de género.

Zahara:
La cantante andaluza Zahara. NOEMÍ ELÍAS BASCUÑANA

Entrevista: Irene Chaparro

El 2021 arrancaba con uno de los estrenos más impactantes del año: la canción ‘Merichane’, en la que Zahara (Úbeda, Jaén, 1983) abría de par en par las puertas de sus vivencias más desgarradoras. Inmediatamente después, las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo a la cantante y de mujeres que compartían experiencias similares con ella. Zahara ha dado un paso más allá con su nuevo disco, a través de una gira por todo el país que, según afirma, le está ayudando a cerrar el círculo en el que entró cuando, durante el confinamiento del pasado año, se adentró en un proceso tan doloroso como sanador y que ha dado lugar a uno de los mejores discos del año.

Actúa en la fiestas de Rivas el viernes 10 de septiembre (20.30; apertura de puertas, 19.00), compartiendo escenario con Vetusta Morla (entradas agotadas).

Desde que a comienzos de año lanzara ‘Merichane’, muchas mujeres por redes sociales han compartido sus experiencias. ¿Cómo ha recibido este movimiento?

Me ha afectado y ayudado mucho. Se ha producido algo increíble. No solo la liberación de hacer público algo que durante décadas me había hecho sentir pequeña, sino todo lo que ha desencadenado. Al escuchar las historias de otras mujeres que han vivido algo parecido a lo mío he sentido compasión por ellas, acompañamiento y, de una manera casi automática, me ha ayudado a liberarme de la culpa.

¿Cómo está viviendo usted esta gira? ¿Qué reacciones percibe en el público?

Es bastante intenso lo que vivo en el escenario y a la par siento que es parte de este proceso que, sin cantar estas canciones en público, no habría cerrado el círculo que abrí al expresarme con mis canciones en la soledad de mi salón. Hay momentos en que me pongo a llorar contagiada por la emoción del ambiente; otros, que noto cómo comparten mi enfado e indignación. A veces me gritan “valiente”, “brava”, y se me pone el vello de punta. Me cuesta mucho dirigirme al público en las primeras canciones. Necesito entrar y profundizar en mi propio abismo antes de mirar a quienes vienen a verme, pero siento que hasta eso lo sienten como parte del show. Es precioso ver el respeto y la empatía con la que me escuchan.

Tanto el público como la crítica han alabado la calidad de su nuevo trabajo, además de la valentía de sus letras. ¿Cómo fue el proceso de creación?

Fue algo inesperado y que surgió precisamente tras un proceso complejo de sesiones con mi terapeuta y que estalló en el confinamiento, tras los primeros meses aislada, sola y con un mono bestial por tocar. Me sentía fatal, me odiaba. Empecé a escribir gracias a ver el documental de Taylor Swift ‘Miss America’ y todo lo que salió fue la mierda guardada durante años.

‘Sansa’ y ‘Taylor’ son dos canciones de su disco, además de dos mujeres que la han inspirado cada una en un sentido.

Es curioso porque Sansa me inspira porque pienso lo contrario que dice su personaje en un momento de la serie ‘Juego de tronos’, que al observar todas las violaciones, maltratos y abusos que ha vivido da las gracias porque le han hecho ser quien es. Yo pienso justamente lo contrario. Gracias a ser ella misma ha podido sobrevivir a esa mierda de vida. No hay que agradecer a los abusadores. Tenemos que empezar a darnos las gracias a nosotras mismas por salvarnos, y si alguien nos ha ayudado, darle las gracias también, pero no a las personas dañinas que nos destrozaron. Con Taylor me sentí identificada cuando habla de “quién eres cuando toda tu vida se basa en ser feliz porque te quieren desconocidos”. Me di cuenta de que el síndrome de abstinencia que sentía se debía precisamente a la falta de conciertos, y Taylor en ese sentido estaba metiendo el dedo en la llaga.

Tanto su videoclip de ‘Merichane’ como el de ‘Canción de muerte y salvación’ están impregnados de un imaginario religioso y onírico. ¿De dónde sale esta idea?

Siento que la religión es uno de los personajes principales de todos mis relatos, ya sean musicales o textos poéticos. Desde pequeña he sido educada en la religión cristiana y esa culpa me ha acompañado siempre. Cuando tenía 12 años y abusaban de mí y me llamaban puta en el colegio, yo le pedía a Dios que parara todo eso, pero al día siguiente volvía a suceder. Sentí que Dios lo permitía porque me lo merecía. He arrastrado esa vergüenza toda mi vida. No lo busco, es normal que aparezca, ojalá no tuviera que hacerlo pero, en mi historia, la religión, o mejor dicho, la interpretación que me enseñaron de los textos religiosos, me ha hecho mucho daño.

Ha contado alguna vez que su abuela Isabel no solo cantaba bien sino que cantar era una manera de acompañar las tareas del día. ¿También guarda esta relación con su música?

Era precioso de ver. Tenía una energía tan bonita… Ojalá pudiera tener yo la misma, pero no. Es que no solo cantaba mientras hacía cosas, es que te cantaba siempre que se lo pedías. Yo no soy así. Canturreo a veces con mi hijo mientras hacemos cosas, pero más porque él se inventa canciones y yo le acompaño. De hecho, mis amigas y familiares ya no me piden que cante en cumpleaños o eventos importantes porque saben que no me gusta nada. Soy muy feliz cantando, pero a la par muy tímida y no me sale ese impulso que tenía ella.

Parece que este 2021 está marcado por dos hitos fundamentales en la denuncia contra la violencia machista. Uno ha sido el testimonio de Rocío Carrasco y otro su disco ‘Puta’. ¿Siente liberación siendo una voz referente o indignación por la falta de intervención de las instituciones?

Qué bonito eso que dices. Lo de Rocío Carrasco ha sido muy fuerte. Hasta donde sé, creo que ha animado, si es que se puede usar ese verbo, a mujeres a denunciar abusos. Siento que falta intervención, educación, ayuda, que se nos tome en serio y que la violencia machista se considere como el terrorismo que es. Si con mi disco animo también a mujeres a salir de sus bucles de maltrato, a alzar la voz o al menos las hago sentir acompañadas y menos culpables, será maravilloso. No sé si yo soy esa voz referente, pero ojalá mi disco sirva para eso. Sería increíble, porque a mí me ayudó a escribirlo, pero lo que sufrí ya no lo puedo cambiar.

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR