HOW TO SHOP

1 Login or create new account.
2 Review your order.
3 Payment & FREE shipment

If you still have problems, please let us know, by sending an email to support@website.com . Thank you!

SHOWROOM HOURS

Mon-Fri 9:00AM - 6:00AM
Sat - 9:00AM-5:00PM
Sundays by appointment only!

NOTICIAS

Ana Pimenta: “El teatro alimenta el espíritu”

La productora teatral ha ideado la obra 'Último tren a Treblinka', que recuerda al pensador polaco Janus Korczak, que creó una utopía para la infancia del gueto de Varsovia.

Ana Pimenta:

“El teatro alimenta el espíritu”

Entrevista: Irene Chaparro

Hace más de 35 años que Ana Pimenta Hernández (Salamanca, 1960) idea historias con las que sorprende y conmueve al espectador. Desde la productora que creó con Iñaki Salvador ha organizado más de 25 espectáculos. En 2012 la vida del pensador polaco Janus Korczak llegó a sus manos en forma de libro. Dice que, además de a las manos, también “le llegó al corazón y se lo retorció”.

Necesitaba compartirla con el público. Subida al ‘Último tren a Treblinka’ emprendió un viaje sin retorno hacia lo desconocido. Su maleta, llena de incertidumbre económica, no le impidió avanzar. Al final del trayecto le esperaban éxitos de crítica, premios y un público que no quiere abandonar la sala después de cada función; que al caer el telón permanece callado con la esperanza de descubrir más cosas sobre la vida de Korczak y sus doscientos “hijos”.

La obra se representa en el auditorio Pilar Bardem de Rivas el viernes 25 de octubre (20.00, entradas, 11 euros; consultar descuentos).

¿Qué encuentra el público en ‘Último tren a Treblinka’?

En una sociedad en la que alimentamos el cuerpo constantemente, el teatro alimenta el espíritu, trata aquello que trasciende lo cotidiano. Quien venga a ver la presentación tiene que saber que vivirá una historia fuerte pero emotiva, cargada de humanidad con momentos de rabia, odio y ternura. Lo más hermoso de la obra es que nos lleva por un abanico de emociones porque también hay momentos de humor, de sonrisas. A través de todas esas emociones, el espectáculo muestra todo lo que Janus Korczak consiguió llevar a cabo antes de su muerte.

¿Quién fue Janus Korczak?

Un grandísimo hombre, un humanista absoluto que peleó con uñas y dientes para dignificar la vida de los niños. Era pediatra, pedagogo y escritor. En 1940 creó, en el gueto de Varsovia, un orfanato en el que levantó una república infantil. Se esforzó para que los doscientos niños del orfanato vivieran en unas condiciones inimaginables en la época. Los críos hacían teatro, tenían su tribunal de justicia, tomaban las decisiones de forma democrática. Allí Korczak creaba ciudadanos libres.

¿Qué es lo que más le fascinó de él?

Su humanidad y generosidad. Me impresiona mucho que en los momentos de mayor oscuridad aparezca gente con esa luz. Korczak enseña que ante las dificultades la gente saca lo mejor de sí. Decía que morir es muy fácil porque es solo un momento, pero que lo importante es ser capaz de vivir día a día con coherencia, llevando tus ideas y tus valores hasta las últimas consecuencias.

¿Lo más difícil del proyecto?

Cuando el escenógrafo, Fernando Bernués, me dijo que quería que todos los espectadores estuvieran en el escenario, que formaran parte de la obra como integrantes de ese orfanato [en Rivas el público permanecerá en sus butacas; será alumnado del taller de teatro de la Universidad Popular quien suba al escenario]. La idea me aterró por el desafío económico que suponía. Me planteé tirar la toalla porque no había financiación para toda esa locura.

¿Algunas de las dificultades que ha enfrentado están relacionadas con estereotipos de género?

He de reconocer que no he sentido discriminación como tal por el hecho de ser mujer. Pero cuando me planteo un proyecto y busco directoras de teatro, por ejemplo, es evidente que hay muchas menos directoras y dramaturgas mujeres que hombres. Hay necesidad de cotas mucho más altas, sobre todo porque existen grandísimas creadoras en la sombra que no están recibiendo la oportunidad que merecen.

A pesar del reto que supuso crear la escenografía, el orfanato ficticio saca ahora lo mejor de cada espectador.

Han pasado cosas hermosísimas: gente que, al estar sentada en las literas y los muebles del escenario del orfanato, nos han dejado cosas suyas. Hubo un médico asturiano que vino hasta Madrid para ver la obra y nos dejó en una mesa del escenario un libro que había escrito él mismo sobre Korczak, gente que no quería irse al acabar la función…

Después de tanto esfuerzo e incertidumbre económica llegaron los premios y reconocimientos.

Recibimos muchos premios que para nosotros no suponen más que el reconocimiento oficial, pero la verdadera alegría viene al pensar que a la gente le ha llegado la historia y cómo la hemos contado. Tenemos suerte porque las entradas se agotan siempre, colgamos el cartel de ‘no hay localidades’ y ya llevamos más de 160 funciones por toda España. Muchos espectadores se han desplazado desde Canarias, Valencia o Barcelona para ver la función. Hemos recibido poemas y cartas de niños, adolescentes y adultos en las que nos hablan de su fascinación por la obra.

¿La infancia y la adolescencia también están invitadas a esta función?

Por supuesto. Hemos hecho muchas funciones para centros escolares. Lo ideal para esta obra es que los niños que vengan tengan más de 8 años y que sus padres sean capaces de explicarles las cuestiones históricas. Me parece imprescindible que sepan de lo que somos capaces los adultos.

¿Qué ha aprendido con ‘Último tren a Treblinka’?

Que cuando una historia te toca tanto, hay que contarla cueste lo que cueste y que el trabajo en equipo bien hecho da resultados, que hay equipos capaces de sacrificarse para sacar adelante historias en las que creen.

¿Qué sigue encantándole después de cada representación?

Me gusta muchísimo ver cómo cada espectador reacciona de una forma distinta dependiendo del actor al que estén siguiendo, porque en la misma escena pasan muchas cosas al mismo tiempo.

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR