NOTICIAS

Chirigóticas: teatro y música de carnaval

La compañía gaditana representa una readaptación de su primer espectáculo, creado en 2005. El sábado 7 de febrero (20.00), en el Bardem.

Chirigóticas: teatro y música de carnaval

SÁBADO 7 FEBRERO / 20.00. Auditorio Pilar Bardem. 12 euros. Venta: entradas.rivasciudad.es y taquilla (jueves y viernes, de 18.00 a 20.00 y el día de la función desde una hora antes).

*****

Entrevista: Ignacio Abad Andújar

Una semana antes de que arranque el Carnaval de Rivas, la compañía gaditana Chirigóticas regresa al auditorio Pilar Bardem con su espectáculo ‘Chirigóticas. El origen’, una obra que otorga una estructura teatral a la chirigota gaditana (sábado 7 de febrero, 20.00, 12 euros). Se trata de una reinterpretación de su primer montaje profesional, creado en 2005 bajo la dirección de Antonio Álamo a sugerencia del dramaturgo José Monleón, que quería una obra inspirada en el Carnaval de Cádiz para la inauguración del teatro de Leganés que lleva su nombre.

Diez años después, el trío compusto por las hermanas Alejandra y Ana López Segovia y Teresa Quintero acumulan otras dos obras más en el equipaje: ‘La maleta de los nervios’ [representada en Rivas] y la más reciente ‘La copla negra’. Ana y Teresa, compañeras de juventud en la Universidad de Cádiz, donde se licenciaron en Filología Hispánica y Anglogermánica, respectivamente, compartieron grupo escénico de facultad: Caramba Teatro (Alejandra tiene el título de licenciada en Humanidades). Tras cursar sus estudios universitarios, renovaron su actividad artística creando La chirigota de las niñas (ya juntas las tres), formación que recibió el encargo para la inauguración del Teatro José Monleón.

El éxito interpretativo de aquella noche fue tal que decidieron dar continuidad al proyecto, constituyéndose en compañía estable con el mismo nombre que la obra. Nace Chirigóticas. Y con ellas, el diccionario se enriquece semánticamente. Hay quien habla de ‘teatro achirigotado’ o ‘chiriteatro’.

“El nuestro ha sido un proceso curioso: empezamos con teatro par pasar a la a la chirigota y luego vuelta al teatro. En cualquier caso, llevamos trabajando juntas más de 20 años”, responde Ana López, autora, además, de las letras que cantan en sus espectáculos. Nacida en Zaragoza en 1974, adonde emigraron sus padres gaditanos, vivió desde los cuatro años en Cádiz, cuyos carnavales lleva tatuados en la voz. Aunque hoy reside en Madrid, sabe de dónde brotan sus raíces: “Soy de cultura andaluza. Se podría decir que mi familia es andaluza practicante”, explica con sorna.

¿Por qué Monleón las escogió a ustedes, La chirigota de las niñas, para la obra inaugural del teatro de Leganés? Monleón quería algo muy transgresor, nada solemne, para la inauguración del teatro que lleva su nombre en Leganés. Contactó con Antonio Álamo [escritor, dramaturgo y director del Teatro Lope de Vega de Sevilla de 2004 a 2011], también de espíritu gamberro. Le dijo que buscara algo relacionado con el carnaval. Antonio dio con nosotras [entonces, La chirigota de las niñas]. Escuchó nuestro repertorio. Le sedujo que fuéramos una chirigota de mujeres, algo inusual. Vio en nosotras un componente travieso, pensó que a Pepe Monleón le gustaría. Y así fue.

¿Pero conocían ya a Antonio Álamo? Qué va. Lo conocimos porque una de nosotras participaba en un taller de dramaturgia suyo y le habló de nuestra chirigota. Vino a escucharnos y dijo: ‘Qué tías más brutas’. A partir de ahí empezó este idilio que dura ya 10 años. ¿Son pioneras en dar una estructura teatral a la chirigota de Cádiz? Se han hecho intentos, pero creo que es la primera vez que un dramaturgo reputado, prestigioso y con premios, como Antonio Álamo, viene desde fuera a proponer un espectáculo con estructura dramática, acción y personajes. Conceptos que tienen más que ver con el teatro que con el carnaval.

¿Han surgido otros proyectos después del suyo? Hay autores de carnaval que han intentado materializar espectáculos al margen de la fiesta, como Antonio Martínez Ares [músico y reconocido autor de comparsas del Carnaval de Cádiz]. Parece que ahí se ve una veta artística que se puede abrir, reforzada, además, con lo que pasa en Cádiz, donde apenas nos está quedando la opción de vivir del arte. Es una ciudad cada vez más deprimida, con más paro. La cosa está bastante fastidiada. La gente que se dedica al carnaval trata de ganarse la vida con esto el resto del año.

Pero hay quien ha anunciado la salida de la crisis. En la provincia de Cádiz ha subido el paro hasta situarse en un 42%. Ese dato lo dice todo. Es una barbaridad. Aquí los brotes verdes no han llegado. Los tenemos que comprar en el supermercado. Pertenecen al carnaval callejero, más underground y macarra que el oficial. Como dice nuestra distribuidora, Emilia Yagüe, somos el off del carnaval. Se le llama también el carnaval ilegal, más irreverente que el oficial. No hay tanta autocensura: el oficial está muy mediatizado por la televisión. El carnaval de la calle es el reducto de la poca vergüenza, el desfase, la transgresión y el trasnoche. Con el paso de los años está adquiriendo un nivel muy potente. Antes era algo más improvisado, un aquí te pillo aquí te mato, se preparaban los repertorios en apenas un mes. Y ahora la gente se lo toma cada vez más en serio y se crean auténticas virguerías.

Más de 200 funciones como Chirigóticas y 10 años después, ¿siguen despertando en el espectador una risa cada cinco segundos? El último montaje, ‘La copla negra’, tiene un toque más agridulce, pero nuestro sello y espíritu siguen pasando todo por el humor. Es una forma de mirar la vida y de sobrevivir. Es una herencia del espíritu de Cádiz: mirarlo todo desde una perspectiva humorística, para coger distancia, reírse de uno mismo y no tomarse tan en serio.

 ¿Hay diferencia en la forma que ríe este país, según las regiones? Hay diferencias en la forma de expresarse, pero la gente se ríe en todos los lugares. El público puede ser más o menos expresivo. En el País Vasco arrasamos, conectamos muy bien con su sentido del humor. También en Castilla y León. En La Mancha, que es todo un mundo, el espectáculo funciona muy bien con el surrealismo y el espíritu golfo manchego. Con el último espectáculo estuvimos en Lisboa y gustó. También hemos actuado en Buenos Aires y Montevideo. Sorprende ver que la gente se ríe. Vas con miedo, pero luego te das cuenta de que la risa es patrimonio de todo el mundo. Nos reímos, básicamente, de las mismas cosas.

¿Cómo se vive una chirigota en Montevideo? En Montevideo, el carnaval es muy importante. Se pegan 40 días de fiesta. Su afición a las murgas viene de Cádiz. En 1909,  una compañía de zarzuela gaditana desembarcó en Uruguay para montar una obra de teatro, que resultó un fracaso. Como no tenían dinero para volverse, sus integrantes montaron se ganaron la vida cantando chirigotas de Cádiz. Y así se popularizaron. Cuando actuamos en la capital uruguaya, íbamos algo prevenidas. La función incluía muchos chistes localistas sobre el carnaval y la forma de vivir en Cádiz, pero la gente se tiraba al suelo. Se reconocían en lo que contábamos.

Con la crisis política y de valores que vive España, ¿componer letras deslenguadas es más fácil? Aunque parece, a veces, que la realidad supera a la chirigota. A veces hay tanto enfado, que cuesta mucho trabajo buscarle la gracia a todo esto. Hay un nivel tal de desvergüenza y abuso por parte de la clase política que lo que te sale es el exabrupto y el insulto directo. Se te olvida hasta el doble sentido, la sutileza y la ironía. Cuesta morderse la lengua y decir: vamos a darle una vuelta e intentar hacerlo con humor y elegancia para no caer en el panfleto y lo obvio. A veces, esta época de poca vergüenza que vivimos no ayuda. Pero el humor salva. Es necesario para seguir respirando.

Últimas noticias / Cultura

Últimos vídeos / Cultura

BUSCAR NOTICIAS

ACCESOS DESTACADOS

TRANSPARENCIA

RIVAS AL DÍA

RIVAS CULTURAL

AHORA EN PORTADA

TRÁMITES DESTACADOS

Documento informativo que indica la residencia y el domicilio habitual.

Puede consultar todo lo relacion con sus tributos

Realizar el pago de impuestos y tasas on-line

Presentar escritos o comunicaciones dirigidas al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid

OFICINAS DEL SERVICIO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA

SUBIR