logo
Estopa, la rumba viajó de Cornellá a Rivas
El dúo barcelonés actuó en las fiestas de mayo de 2016. Los hermanos Muñoz repasaron temas de siempre y canciones de 'Rumba a lo desconocido'.
3 de mayo de 2016
DOMINGO 15 MAYO / 21.30. Auditorio Miguel Ríos. 28 euros. Venta de entradas: auditorio Pilar Bardem (jueves y viernes, de 19.00 a 21.00, y días con función desde una hora antes), web municipal entradas.rivasciudad.es y taquilla del auditorio Miguel Ríos (sólo desde jueves 12 de mayo).

*****

Entrevista: Patricia Campelo

Tras 16 años sobre los escenarios y nueve discos de estudio, los hermanos David y José Muñoz, Estopa, arrancan la segunda parte de su gira de presentación de 'Rumba a la desconocido' (2015), su último trabajo, disco de platino y uno de los más vendido en España este año.

En Rivas recalan el domingo 15 de mayo (21.30), con su sonido de siempre, la rumba rock, el género al que regresan tras experimentar otros ritmos en su anterior álbum. Su concierto formas parte del programa de las fiestas locales 2016. Al otro lado del teléfono responde David, quien, a finales de abril, aseguraba sentirse "jodido" por una luxación en la clavícula tras una mala jugada al baloncesto. "La pelota se iba fuera, me estiré como si fuera un portero y así, a lo tonto, me he hecho un esguince", detalla. Los años seguidos de reconocimiento no le ha restado al dúo de Cornellá ni un ápice de naturalidad.

¿Qué han querido evocar con ese título de 'Rumba a lo desconocido'?

Es una declaración de intenciones, de querer seguir indagando el camino desconocido. Ahora nos hemos preocupado más por la estructura de la canción, de la letra o de la búsqueda de la ironía. Y hemos trabajado un género que conocemos bien, la rumba rock. Nos hemos centrado en eso y hemos dejado de experimentar.

Han estado cuatro años gestando este disco y escribiendo canciones. ¿Cómo fue el proceso de selección de los doce temas?

Ya los seleccionamos un poco cuando los vamos a grabar. Cuando estamos en casa con la guitarra, componemos canciones que luego no editamos. Se quedan ahí, en la cabeza. Grabamos unas 20 o 30 y, de esas, hay unas ocho que están claras. Luego vemos, y si nos hace falta una rumba, metemos una rumba; si necesitamos una más lenta, la escogemos. Tenemos la suerte de optar entre varios tipos.

¿Siempre coinciden en la selección de temas o surge algún roce?

Hay tensiones, pero no enfados. Tensiones creativas. Decir uno: "Esta guitarra la mandaría al carajo". Y responder el otro: "Por encima de mi cadáver". Eso es tensión. Esas tensiones se enmarcan dentro del buen humor que parecen derrochar. Poder ser el productor de tu propio disco, decidir si un teclado va o no, discutirlo con tu hermano y llegar a la conclusión de que sabes que, cuando los dos estamos de acuerdo, funciona seguro, es un trabajo muy interesante y divertido.

¿Cómo se mantiene esta buena sintonía familiar después de tantos años de trabajo compartido?

Telepatía, no hay otra manera. Telepatía total. Cuando nos miramos, sabemos lo que quiere decir el otro. Eso es una ayuda. Nunca nos hemos peleado y no concibo Estopa sin mi hermano.

¿Cómo recuerdan los inicios, aquel verano de la canción 'La raja de tu falda'?

Con nostalgia, no. Fue el momento que nos abrió el camino. Ahora estamos aquí. El último trabajo ha sido disco de platino, y eso cada vez es más difícil. Pienso que seguiremos estando presentes en la mente de mucha gente con canciones nuevas. Cada disco que sacamos siempre tiene algunos temas que se quedan ahí grabados para siempre, y eso, para nosotros, es el éxito.

¿Ya se han reconciliado con esa canción? Dejaron de tocarla en algunos conciertos.

Sí, sí. Nos duró poco. Al principio pensábamos que estábamos hartos de tocarla. Pero fue una excentricidad bastante tonta. Se nos quitó rápido. Igual no era la mejor canción de aquel disco, pero fue la llave de la puerta del camino. Y eso lo agradeceremos siempre.

¿Echan de menos algo de aquellos primeros años?

No. Ahora hablamos de temáticas distintas, pero afrontamos la vida de la misma manera, con nuestra 'cámara' imaginaria y haciendo nuestros 'vídeos' imaginarios, que se convierten en canciones que también son imaginarias [ríe].

¿En qué estaría trabajando ahora si no hubieran podido vivir de la música?

Camarero, que en la fábrica [en Cornellá] no me veía toda la vida. Hubiéramos heredado el bar de nuestros padres.

¿Cómo vive Estopa la frenética actualidad política: corrupción, paraísos fiscales, crisis¿?

Como decimos en la canción 'Gafas de rosa', si queremos evadirnos, nos ponemos esas gafas y te olvidas de la realidad. Pero creo que lo mejor es permanecer atento, desarrollar criterio y espíritu crítico y no dejarte llevar por lo establecido. Hay que tener calma, ojos y apoyar a los partidos que estén por la participación ciudadana.

Cerraron la primera parte de la gira en Madrid y Barcelona con un éxito contundente, ¿cómo lo administran?

Al principio pensábamos que era lo normal, lo que le pasaba a todos los cantantes. Luego vimos que no les pasa a todos, y lo vivimos cada vez con menos naturalidad.

Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
info@rivas-vaciamadrid.org
Telf: 91 666 90 06
Fax: 91 660 27 59