logo
buscar
2º 9º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
"Trabajaré para ser olímpico en Río 2016"
Entrevista con el campeón del mundo júnior de natación, Hugo González, un tipo sencillo al que le gusta el rock de ACDC y nada cinco horas diarias.
5 de octubre de 2015
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

Entrevista: Nacho Abad Andújar

En diciembre de 2014, con apenas 15 años y compitiendo como infantil, Hugo González (Palma de Mallorca, 1999) ganó el Campeonato de España absoluto en 200 espalda, derrotando a nadadores sénior. Ocho meses después, en agosto de 2015, este joven espigado de 193 cm de altura redobló su hazaña al convertirse en campeón del mundo de la distancia, imponiéndose en la final, ahora con 16 años, a rivales uno y dos años mayores que él.

¿En qué piensas cuando estás en el agua? Cuando nado pienso poco. Te quedas con las canciones que vas escuchando día a día. Aunque oigo de todo, me gusta el rock: ACDC o Iron Maiden. Pero nadar es más normal de lo que parece.

¿Te pones nervioso antes de una carrera? Me suelo poner nervioso, pero la gente no lo nota. Lo llevo dentro. Me tranquilizo con música o hablando con mis compañeros de al lado.

¿Cuál es el estilo que más te divierte? Los cuatro estilos [mariposa, braza, espalda y crol] son mi prueba favorita [bronce mundial en 400 estilos]. En espalda soy bueno [oro mundial en 200 m y campeón de España absoluto], pero me gusta variar, huir de la monotonía. Si no es por competir, prefiero los estilos.

¿Lo más aburrido de la natación? Entrenar en seco. Pero yo me encuentro bien nadando, me gusta nadar, no se me hace pesado.

¿A qué tiene que renunciar un chico de tu edad por las exigencias deportivas? Otros chavales pensarían que renuncian a salir viernes y sábados con sus amigos, pero yo no creo que renuncie a tantas cosas. A mis amigos los veo todos los días donde entreno y estudio [Centro de Tecnificación de Madrid].

Llegaste segundo en los 200 estilos, pero te descalificaron por viraje incorrecto, ¿qué sentiste? Rabia. Mentalmente mi opción más clara eran los 200 estilos. Y fue la primera prueba. Luego vino el 400 estilos [bronce] dos días después. El último día de competición gané el oro en 200 espalda. Me recuperé no pensando en ello.

Tocas la pared en 200 espalda y eres el primero del mundo. No me lo creía. Pensaba que pasaría algo raro, como en 200 estilos [descalificación], o que mi tiempo no era el de verdad. Pero luego pasaron los segundos y empecé a ser consciente de que era campeón. De hecho, no levanté el puño o el brazo, como se suele hacer.

¿Qué se aprende en un mundial? Sirve de gran experiencia. Ahora, cuando vaya a competir con nadadores absolutos [más de 18 años], no les tendré tanto respeto. No me influirá que ellos sean mayores al plantear mi carrera. Antes del mundial podía nadar en una marca, pero al ver que competía con mayores lo hacía peor. Singapur me ha servido para corroborar que cuando te lanzas al agua estás sólo tú y tu calle, los demás no han de influirte. Si quitas la parte mental, tu físico es el mismo, puedes nadar en tus tiempos.

¿Eso te pasó en el Campeonato de España absoluto de diciembre en Sabadell? Sí, tuve demasiado respeto a mis contrincantes [nadadores sénior]. Fui campeón absoluto en 200 espalda [con 15 años], pero en otras pruebas no nadé tan bien. Demasiado respeto a los rivales.

Aunque no cuenta, el tiempo en Singapur es marca mínima para los Juegos Olímpicos de Río 2016, según los registros de la Federación Internacional. Para Río hay un sistema distinto al de Londres 2012. Cada país pone sus marcas mínimas nacionales, que deben ser, como mínimo, iguales a las de la Federación Internacional de Natación (FINA). Yo logré la de la FINA. Ahora tendría que alcanzar la mínima de mi país y en un campeonato concreto, el Open de España. En 2015 se celebró en marzo. En 2016, en primavera, y creo que será en piscina cubierta.

¿Brasil es factible? Es uno de mis objetivos para esta temporada, trabajaremos para conseguirlo. Ser olímpico es un sueño. Si nada se tuerce, la opción con más posibilidades es Tokio 2020. Si no voy a Río, que sería lo normal a mi edad, intentaré estar en los Juegos de Tokio.

¿Referentes? No tengo. Veo las competiciones porque practico natación y me gusta este deporte. Como a la mayoría, me gusta Michael Phelps, pero nunca me he fijado especialmente en nadie.

¿Qué te gusta de la vida, además de nadar? Practicar otros deportes, como baloncesto o fútbol, y estar con los amigos. Estudio ciencias en 1º de bachillerato. Quiero ir a la universidad, pero aún no sé qué carrera.

¿Qué te da la natación? Me da valores, saber del sacrificio y del esfuerzo, aprender a saber esperar. Como en otros ámbitos de la vida, en la natación la recompensa viene después de una gran etapa de esfuerzo. Con la natación aprendes a tener paciencia y a apoyarte en tu equipo.

¿Por qué recomendarías nadar? Tienes tiempo para ti mismo. Aunque no quieras pensar, desde el momento en que te lanzas al agua y estás media hora, acabas pensando en tus cosas y organizándote las ideas. Es bueno para la salud. Y para la espalda, uno de los deportes más recomendados. No es deporte de contactos ni de golpes fuertes. Se trata de una práctica suave para el cuerpo.

Eres vecino de Rivas desde hace casi un año, ¿por dónde te mueves? Apenas tengo tiempo, todavía estoy conociendo la ciudad. Me paso el día en el centro de tecnificación. Me gusta el parque de Bellavista, está muy bien para pasar el día.

Ahora fichas por Canoe. He estado genial en este club [Natación Rivas, antes Covibar]. Mi marcha nada tiene que ver con no sentirme a gusto. Cuando subes el nivel, los clubes ofertan, y unos más que otros. Sin esa oferta, seguiría aquí.

CONTENIDOS RELACIONADOS
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos