logo
buscar
0º 12º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Javier Gutiérrez, un 'Mácbez' con Carmen Machi
El actor protagoniza junto a Carmen Machi 'Los Mácbez', adaptada por Juan Cavestany y dirigida por Andrés Lima. Sábado 27 (20.00, 12 euros).
9 de diciembre de 2014
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

Entrevista: José Luis Corretjé

Actor versátil y en estado de gracia, Javier Gutiérrez recala en Rivas (sábado 27 de diciembre, 20.00, 12 euros) ahora que se ha convertido, tras una dilatada carrera artística, en un rostro conocido y en un profesional solicitado para múltiples proyectos televisivos, cinematográficos y teatrales. Tras su intervención estelar en series tan conocidas como 'Águila Roja', o en películas tan bien criticadas como 'La isla mínima', pisa ahora las tablas del Pilar Bardem junto a unos compañeros de viaje que comparten su éxito.

En 'Los Mácbez' le acompaña Carmen Machi ("La Machi", como él dice con admiración); Andrés Lima (ex Animalario) en la dirección; y Juan Cavestany (uno de los autores más solicitados del momento) en la adaptación del texto de este drama universal. Lo que sigue es la entrevista que concede a 'Rivas al Día' en el descanso de la grabación maratoniana de una serie de televisión.

¿La violencia es un medio lícito para lograr lo que uno ansía? Nunca jamás. La violencia sólo engendra violencia, como dice mi personaje en la función. Es lo que le pasa a esta sociedad asesina que forman 'Los Mácbez'. La espiral de violencia y de crímenes en las que se sumergen viene generada por el ansia de poder y esa ambición desmedida.

¿Vivimos esta violencia de un modo más sutil, quizás más sibilino, en el mundo actual? Si hay algo que define a los personajes de nuestra función y a los políticos de hoy en día es el nivel tan bajo que han alcanzado. En nuestra función son políticos de baja estofa: nuestro héroe es un director de Movilidad de la Xunta de Galicia que, después de retornar de la gala de premios 'Galego del año' y de salir de un puticlub, se enfrenta a tres prostitutas que le vaticinan que será próximo presidente de la Xunta. Hay, por tanto, coincidencia entre los políticos de la obra y otros muchos que hoy sufrimos a diario. Sin generalizar, la desfachatez y la sinvergonzonería de la clase política española clama al cielo. Luego no me extraña que se echen las manos a la cabeza cuando ven las encuestas de intención de voto. Pero eso es justo lo que han sembrado.

El retrato de la clase política que hace la obra se muestra pálido si lo comparamos con el espectáculo que parte de sus componentes están dando en los últimos años. Por desgracia, sí. Esto lleva funcionando así de mal desde hace muchísimo tiempo, aunque lo descubramos ahora. Podríamos seguir en la inopia, pero ha sido tal el saqueo y la mentira que en algún momento tenía que descubrirse. Y lo triste es que nos enteramos cuando ya han vaciado la caja.

¿Cómo se hace para trasladar la ensalada de emociones desatadas en la tragedia escocesa de Shakespeare a la Galicia de nuestros días? Shakespeare es tan versátil que se presta a múltiples lecturas. Decía Peter Brook, el genial director teatral inglés, que si Shakespeare viviese hoy sería algo parecido a un rapero por la vigencia de sus letras y lo pegado que está a lo que sucede en la calle. En ese sentido, tanto Juan Cavestany (adaptador del texto) como Andrés Lima (el director) querían hablar del mundo de la política y, por eso, convirtieron a un general escocés en un director de la Xunta. Además, si se buscan brujas, en Galicia 'meigas, haberlas haylas'. Nos ha venido al pelo contarlo en este momento. Llevamos con la función desde marzo y hemos notado, desde septiembre, que el espectador está mucho más sensibilizado y empatiza mucho más con lo que le estamos contando.

Juan Cavestany ha hecho un ejercicio de funambulismo, en la adaptación de la obra, tratando de actualizar el lenguaje sin despintar la belleza del texto de Shakespeare. Se trata de respetar la letra de Shakespeare y adaptarlo a nuestro momento presente. Es un espectáculo despojado de todo, muy desnudo. Y esto se ve muy bien en la escenografía. El actor se enfrenta a pecho descubierto con la palabra y eso es una delicia para los que decimos y para los que escuchan a Shakespeare. Es cierto que este montaje, porque el autor se presta a tantas lecturas, es muy contemporáneo. Nos han dicho de todo: desde que provocamos un eco a Calixto Bieito y hasta nos emparentan con Quentin Tarantino.

'Los Mácbez' es una historia de amor y ambición. ¿Acaso son estos buenos compañeros de viaje? Yo creo que no. En este caso es lo que les lleva a un final fatal. El amor es muy buen compañero de viaje. Pero si se mete por medio la ambición política podemos fabricar el peor cóctel imaginable.

La corrupción política está presente en la obra y en la realidad española. ¿Cree que es el peaje que debemos pagar frente a quienes ejercen el poder y nos gobiernan? Quiero creer que no. A los políticos les colocamos para que sirvan al pueblo, no para que se sirvan de él. Lo que pasa ahora en este país es demencial. No sé cómo no se dan cuenta del daño que están haciendo en la cultura, la sanidad y la educación, tres pilares básicos de cualquier sociedad. Es que la falta de sensibilidad es tan increíble. Mira el caso de Carmen, la mujer de 86 años que han desahuciado en Vallecas. Los ciudadanos estamos hasta el gorro. En algún momento todo esto les pasará factura. Tenemos un arma muy potente que es el voto y la desgracia es que sólo lo utilizamos cada cuatro años, nada más.

Vivimos una suerte de catarsis colectiva que se respira en las calles, en los bares, en cualquier conversación. ¿No se experimenta algo similar entre el público en vuestras representaciones? Sí, pero la realidad supera a la ficción. Yo estoy a favor de un teatro que remueva, que incomode al espectador, que invite a la reflexión y al debate fuera de la sala. Ahora, con lo que ha sucedido en este país, lo que hagamos en el teatro difícilmente va a superar las noticias con las que nos desayunamos cada día. Es como una pesadilla. Cuando no son los políticos es la Iglesia, o los banqueros. Espero que pronto haya un cambio muy importante en la sociedad española.

Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos