logo
buscar
3º 17º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
RivasTV
 
Plan Emisiones Cero
Rivas Emisiones Cero es un plan de ciudad, no solo de ayuntamiento, que pretende que todos los sectores poblacionales se impliquen en el ambicioso objetivo que se ha marcado Rivas: reducir las emisiones de carbono a la mitad en 2020 y al 100% en 2030. A diferencia de otros planes provenientes de ayuntamientos, este deja de ser cortoplacista para pensar en un futuro de Rivas más limpio y sostenible. Las actuaciones se llevarán a cabo poco a poco, año a año. Es imprescindible un cambio de modelo de ciudad, pero también un cambio de pensamiento en el entorno público, en el privado, en lo social, en lo económico y ambiental.
2 de mayo de 2010
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Cartel emisiones Cero 1

¿Qué pretende el plan Emisiones Cero?

Reducir totalmente en el término municipal de Rivas Vaciamadrid las emisiones GEI en el año 2030, alcanzando una reducción del 50% en 2020.

¿Por qué Emisiones Cero?

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, en el contexto de su proyecto Rivas Ecópolis, ha decidido reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) como parte de su política municipal para combatir el cambio climático y hacer frente al cambio global que está provocando graves desajustes en los ecosistemas del Planeta.

¿Cómo lo estamos haciendo?

Primero hemos elaborado un Diagnóstico de emisiones de Rivas para los años 2008 y 2011 que nos presenta la huella de carbono de la ciudad, para poder implementar medidas de mitigación y compensación en los próximos años, basándonos en el Avance del Plan Rivas Emisiones Cero.
Se trata por tanto de realizar políticas municipales que intervengan en los sectores emisores de GEI y que estén presentes en la tipología urbana de la ciudad de Rivas Vaciamadrid.

Los árboles fijan el CO2

Otra clave para llenar Rivas de bocanas de aire fresco son los árboles, grandes fijadores de CO2, gas que emplean para realizar la fotosíntesis. Y el municipio cuenta con el espacio idóneo para plantar miles de ejemplares: los tres millones de metros cuadrados expropiados de manera pactada con sus antiguos dueños y que se reparten al otro lado de la autovía de Valencia (A-3), ya en el Parque Regional del Sureste.


Zonas de lomas bajas, donde abundan los páramos, y que el Consistorio pretende sembrar de árboles que ayuden a compensar las emisiones. Lo dicho hasta ahora son algunos de los ejemplos de cómo Rivas pretende alcanzar en 2030 ese umbral resplandeciente de emisiones cero, objetivo anunciado también por la ciudad de Copenhague y al que empiezan a sumarse otras urbes del continente.


Que España sea uno de los países desarrollados que peor se está comportado con Kioto -el protocolo le permitía incrementar sus emisiones para 2012 en un 15% respecto a 2012, y en 2008 rozaba el 43%- no impide a las administraciones locales y sus habitantes asumir el reto de un futuro más limpio y cien por cien renovable. Como dice el lema de una reciente campaña de lucha contra el cambio climático: "Cambia de vida, no de planeta".


De lo global a lo local

Desde que los miles de científicos representados en el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) señalaran que el calentamiento global es una "realidad inequívoca", la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se han convertido en una preocupación para toda la Humanidad.


Por ello, tras la ratificación del Protocolo de Kioto por parte de la Unión Europea en 2002, España comenzó a desarrollar un marco normativo para cumplir los compromisos de reducción de la tendencia de emisiones, así como una serie de estrategias que contemplan actuaciones de lucha contra el cambio climático en sus variantes de mitigación y adaptación: la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia (EECCEL) y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC).


Aunque no han conseguido el objetivo fijado en Kioto (+15%), estas estrategias han sido muy útiles para no aumentar la tendencia de las emisiones. Tras la Cumbre de Copenhague y a la espera de nuevos compromisos a futuro, el escenario es otro y está marcado por dos hechos: la propuesta de la UE de reducir unilateralmente en 2020 entre un 20% y un 30% de las emisiones de GEI con respecto a 1990 y por el papel protagonista que deben asumir las ciudades. Por ello, independientemente del color político, muchas Comunidades Autónomas y ciudades de nuestro país están aprobando estrategias y planes para reducir las emisiones de GEI, porque desde el ámbito municipal se puede contribuir considerablemente a mitigar el cambio climático.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' número 163, febrero 2017
Portada 'Rivas al Día' número 163, febrero 2017
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' número 92, febrero 2017
Portada 'Rivas Cultural' número 92, febrero 2017
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos