logo
buscar
2º 13º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Leila Nachawati: "Un efecto de la ciberviolencia machista es la autocensura"
Entrevista con la escritora y activista hispanosiria, que participa en Rivas en la jornada 'Ciberviolencias machistas' (miércoles 20, 16.45).
4 de noviembre de 2019
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

"Quienes comunican sobre derechos humanos en internet suelen recibir ataques mas denigrantes"

Entrevista: Nacho Abad Andújar / Foto: Lara Santaella

De madre gallega y padre sirio, Leila Nachawati Rego (Santiago de Compostela, 1978) es escritora, activista y especialista en el ámbito de mujeres comunicadoras y derechos humanos.

Profesora de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid, participa en Rivas en la jornada 'Ciberviolencias machistas. Análisis y propuestas de acción' (miércoles 20, 16.45, Ayuntamiento de Rivas, inscripción en sensibilización.igualdad@rivasciudad.es), una de las actividades de la campaña Noviembre Contra las Violencias Machistas, que este año se centra en el acoso de género en redes sociales e internet. Su ponencia se titula 'Ciberviolencias y participación de las mujeres'.

Nachawati, integrante de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones, publicó en 2016 la novela 'Cuando la revolución termine', donde describe los acontecimientos ocurridos en Siria tras la 'primavera árabe'. Un libro que ella mismo definió así:  "Esta obra es mi reconocimiento a la memoria siria y a la del resto de la región, a tantos barrios, pueblos y ciudades vibrantes, patrimonio de la humanidad, hoy sacudidos por barriles de dinamita, armas químicas, hambres y enfermedades curables".

En una sociedad sexista, las redes sociales e internet también son sexistas.

Internet es una extensión de la sociedad en que vivimos. Si hay comportamientos machistas, racistas o discriminatorios, se reproducen en internet. Y, a veces, con más virulencia: son más rápidos de compartir y difundir. También hay un factor de facilidad a la hora de lanzar ciertos mensajes que en persona no sería tan fácil arrojar.

¿Cómo la violencia machista en redes condiciona la participación social de las mujeres?

Aquí nos encontramos con el efecto disuasor o inhibidor. Cuando alguien sufre las consecuencias por su trabajo o activismo, uno de los efectos de esa violencia, y no siempre inmediata o evidente, es la autocensura. Muchas voces, muy potentes, terminan siendo silenciadas, o se autosilencian, para ahorrarse problemas o disgustos. Desde la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) hacemos seguimiento e investigación de la violencia online. Y uno de los grupos más atacados es el de mujeres con un perfil público de comunicadoras defensoras de derechos humanos.

¿Hay un patrón común en el ejercicio de esa violencia?

Un patrón muy habitual es la sexualización, mucho más recurrente cuando la persona que se expone es mujer. Las personas que trabajamos comunicando cuestiones sobre derechos humanos y justicia social recibimos ataques de un contenido más denigrante, de atentado contra tu persona y aspecto físico, cuestiones relacionadas con la sexualización de tu identidad y cuerpo.

Las redes sociales, ¿favorecen nuevas formas de violencia machista o reproducen las existentes?

Vivimos aún en un estadio muy temprano. Parece que internet ha existido siempre, pero en cuanto a investigaciones, estudios, análisis y efectos psicológicos, físicos o anímicos a medio y largo plazo, estamos muy verdes en saber cuáles son. Y jurídicamente la ley va muy por detrás. Hay que entender que lo que ocurre en internet no es algo solo virtual. Tiene efectos reales, físicos. La violencia, aunque sea por canales virtuales, no implica que no sea real: produce miedo, insomnio, pesadillas, un deterioro en tu integridad y calidad de vida. Son virtuales los canales, pero las relaciones, los efectos y las consecuencias son reales.

Desde la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones han elaborado una guía de seguridad digital.

La guía aborda cuestiones de higiene digital básica, contraseñas, dispositivos, cómo te comunicas, si tratas temas sensibles hacerlo de forma cifrada... Si eres periodista que trabaja con víctimas en zona de conflicto o con víctimas de violencia de género te conviene cuidar tus comunicaciones, por ti y por las personas a las que puedes exponer y se encuentran en situación más vulnerable. Muchas veces las cuestiones securitarias se plantean institucionalmente y desde los estados con una perspectiva militar o policial, pero la seguridad es más profunda. Es también el derecho a tu privacidad, intimidad e integridad. Seguridad es saber que tus datos son tuyos y no son usados por terceros. Hay que reinterpretar la cuestión de seguridad más allá de cómo se entiende institucionalmente.

Las redes también son un espacio de oportunidad para combatir la ciberviolencia de género: se pueden crear redes de apoyo, fomentar el ciberactivismo, visibilizar este tipo de ataques¿

Lo más importante es estar bien rodeada, no estar sola. En cualquier cosa que una haga, no ser un verso suelto, una kamikaze. Si te lanzas a una campaña de activismo, saber que tienes una red de apoyo, una comunidad. Saber con quién puedes contar. Los ataques se centran mucho más en personas vulnerables y expuestas, más fáciles de dañar con cierta impunidad porque detrás no hay una plataforma que pueda responder de una manera organizada.

Encarar estas cuestiones no de forma individual, sino colectiva.

Pensar en los ataques, los acosos y la violencia online como un problema sistémico. No verlo como algo humillante e individual que se centra en ti, sino como un patrón de un sistema. Y buscar apoyo en otras personas, que sea una carga compartida, que es lo que significa solidaridad: deuda compartida. Vivir esto como algo que nos ocupa a todos, y sobre todo a todas, para sostenerse y defenderse. No vivirlo desde el individualismo.

Como ciudadana hispanosiria y experta en Oriente Medio, ¿hacia dónde llevan a Siria?

Siria, y las reivindicaciones legítimas de su pueblo, han sido secuestradas por potencias geopolíticas: Rusia, Irán, Turquía y, en cierta medida, EEUU. Estos países están dividiendo al país y forzando sus propias agendas por encima de las de la población local. Hablando de mujeres y violencias: las mujeres siempre son claves en los procesos de justicia transicional y reconciliación. Siempre que hay conflictos, las mujeres están en la vanguardia de la reconstrucción, no solo física, sino humana, en cuestiones de tejido social o empatía. Las mujeres que constituyen en Siria el Foro de las Familias por la Libertad están pidiendo cosas tan sencillas como que se les entregue información sobre sus familiares detenidos en las cárceles. Cualquier futuro que tenga el país, si lo tiene, pasará por una implicación activa de las mujeres y las personas jóvenes.

*****

MIÉRCOLES 20 NOVIEMBRE / 16.45-20.30.
Jornada 'Ciberviolencias machistas. Análisis y propuestas de acción'.
Ayuntamiento: sala Pedro Zerolo. Con inscripción en el correo
sensibilizacion.igualdad@rivasciudad.es

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194 PDF
Portada 'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124 PDF
Portada 'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos