logo
buscar
7º 11º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Rellán: "El teatro es verdad; el cine, mentira"
El actor participa con Gabino Diego en el homenaje de Rivas a José Luis Cuerda (sábado 15), en el 30 aniversario de 'Amanece que no es poco'.
31 de mayo de 2019
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

"En ningún sitio te enseñan a ser Cary Grant o Jack Lemmon"

Entrevista: Eugenio G. Delgado

Miguel Rellán (Tetuán, 1942) comenzó estudiando Medicina, pero, finalmente, se decantó por su pasión, que siempre ha sido actuar. Desde que tomara esa decisión hace 40 años, no ha parado de trabajar y ha actuado en innumerables obras de teatro, series de televisión y películas. El sábado 15 de junio será el invitado especial del homenaje al director José Luis Cuerda, en la jornada de cierre de temporada de CineLab, que incluye la proyección de la película 'Tiempo después' y un coloquio posterior en la sala Pedro Zerolo del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid (19.30, entrada libre). Rellán viene a Rivas con Gabino Diego, protagonistas ambos en los dos largometrajes.

¿Era necesaria 'Tiempo después' (2018), la "secuela espiritual" de 'Amanece que no es poco' (1988), como se la ha definido?

Casi nada es necesario. Solo comer y dormir, pero, como José Luis Cuerda tenía escrito el guión, dijimos: '¡Adelante!'. Mejor que exista, por supuesto.

¿Sentían que el público la reclamaba?

Me da a mí que sí. De todas formas, quiero recordar algo que casi nadie sabe y es que antes de 'Amanece que no es poco' existió 'Total', una película para televisión de una hora de duración que recomiendo a todas las personas. Las tres películas están unidas por el estilo de Cuerda, su visión y su sentido del humor, ese surrealismo extraño.

¿En qué consiste ese humor?

En la presentación de 'Tiempo después' dije que me sentía un poco raro en esta película porque no me gustan los documentales. Aunque te haga reír, Cuerda nos está enseñando lo que le espera al mundo como no nos movilicemos: los ricos están en su torre y los pobres en el campo, como en la vida real. Lo que cuenta es de una lucidez cruda e increíble.

¿Por qué se convirtió 'Amanece' en una obra tan mítica?

No tengo ni idea. Es un misterio. Woody Allen dice que si se pudiera saber cómo se fabrica el éxito, lo harían los bancos, o lo haría cualquiera y todos seríamos millonarios. No se puede explicar, igual que no se puede explicar por qué te gustan los hermanos Marx o Tip y Coll.

¿Este tipo de humor es más complicado hoy en día que a finales de los 80?

Creo que es igual de difícil siempre. A la gente le despista porque todo se desdibuja cuando no lo entiendes. Es un humor inteligente, subterráneo y, en general, a las personas les gusta poco reflexionar.

¿Influyen internet y las redes sociales en este sentido?

En mi opinión, sí, y para peor, porque acentúan estos males. También pasa con los medios de comunicación, que solo quieren el clic o el titular facilón e impiden profundizar a las personas en los temas. En España, lo importante siempre ha sido la coz y el erupto. Cada día somos más burros y vamos a peor.

¿Qué solución propone?

Educación, educación y educación, pero parece que a los políticos no les interesa. Y a la ciudadanía, tampoco mucho. En las encuestas del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) de los últimos 15 años nunca ha aparecido en primer lugar como principal preocupación la educación. Así es complicado evolucionar.

En una interpretación, ¿es más fácil hacer reír o hacer llorar al público?

Eso lo tienes o no lo tienes. Hay cosas que no se aprenden. En ningún lado te enseñan a ser Cary Grant o Jack Lemmon o a tener la gracia, por ejemplo, de Dani Rovira. Siempre es más fácil ligar si eres guapo y con encanto.

¿Cómo acaba un futuro médico siendo actor?

Mi padre era médico en Tetuán [Marruecos], cuando era colonia española, y yo empecé a estudiar Medicina en la Universidad de Sevilla, época en la que también comencé a coquetear con el teatro. Acabé y estuve cosiendo a gente dos años en el Hospital Clínico de Madrid, pero no era lo mío.

¿Dónde se siente más realizado: teatro, cine o televisión?

 Lo tengo clarísimo, en el teatro. Y la razón es bien sencilla: el cine y la televisión son del director, el actor es un muñeco en sus manos y todo se acaba en el montaje, cuando pueden desaparecer muchas escenas rodadas. En cambio, el teatro es el reino del actor porque el que sale soy yo y el público tiene al intérprete, un ser humano, delante a unos metros. El teatro es la verdad; el cine es mentira.

¿En qué proyectos está trabajando?

Sigo de gira con la obra de teatro '7 años', dirigida por Daniel Veronese, estoy rodando la tercera temporada de la serie de televisión 'Vergüenza' y también protagonizo 'Yo, Farinelli, el capón', un monólogo con orquesta y contratenor sobre la vida de este conocido 'castrato' italiano. Hace 40 años que no me falta trabajo y espero que siga así.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
Rivas al Día octubre 2019 nº 192 PDF
Portada de 'Rivas al Día' de octubre de 2019.
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' de octubre de 2019, nº 122
Portada Rivas Cultural octubre 2019 nº 122 IMAGEN
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos