logo
buscar
19º 37º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Leo Bassi: "El bufón se ríe del rico y poderoso"
El cómico regresa al auditorio con su espectáculo 'El último bufón', un título que habla de un oficio en extinción (viernes 26 abril, 21.00).
27 de marzo de 2019
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

"La vida es amar y luchar"

Entrevista: Eugenio G. Delgado

Leo Bassi (1952), cómico de origen italiano nacido en Nueva York, vuelve a Rivas el viernes 26 de abril en el auditorio Pilar Bardem (21.00, 11 euros; venta: entradas.rivasciudad.es), con su espectáculo 'El último bufón', en el que, después de 40 años de trayectoria teatral, pone en valor con su transgresor estilo el papel fundamental del payaso como agitador de conciencias.

¿Es usted el último bufón?

Sí, soy un dinosaurio, un animal extinto en los tiempos de las pantallas, internet y las redes sociales. Soy un recuerdo del pasado. Sin embargo, creo que, precisamente, es necesario recordar al público, en general, y a los jóvenes, en especial, la misión del bufón.

¿Y cuál es?

El bufón, el payaso, siempre se ha reído de los ricos y poderosos y ha sido el defensor de los pobres y las clases bajas, expresando su librepensamiento y su crítica con humor y risas.

La obra también parece una reivindicación familiar.

Desde 1840, han vivido seis generaciones de bufones de mi familia. Esta obra surgió cuando mi hermana Joanna, historiadora del circo, descubrió que los hermanos Lumière [considerados los inventores del cine] habían filmado a mi bisabuelo Giuseppe y a mi tío Giorgio. Son tres cortos de 30 segundos que también se pueden ver en la representación.

¿Existe algún Bassi que vaya a continuar la saga?

El mundo que yo he conocido del pequeño circo, de familias dedicadas a esto, se acabó. En esto también soy el último bufón, pero he conseguido mantener una mente abierta y con ganas de aventura. Lo que yo intento es mostrar el camino y crear conciencia en las generaciones futuras. Tengo dos hijos mayores y uno pequeño. Uno de los mayores está en EEUU y el otro, en la India, ambos con muchas aventuras, buscando a su manera, en su realidad, mantener ese espíritu rebelde de librepensador y tener contacto con el público. Hacen cosas con el público, pero no como yo lo he hecho, porque este mundo ya no existe.

¿El humor debe tener límites?

Yo no tengo límites con la gente que tiene el poder, con los privilegiados y fuertes. Me río de ellos y me pongo del lado de los frágiles, de las víctimas y los débiles. Ése es el papel del cómico. Mi abuelo Marcelo me decía siempre que había que estar "orgulloso" del apellido Bassi porque es el plural de 'bajo', referido a gente de clase baja.

¿Son malos tiempos para la crítica?

Vivimos una época con mucha censura y control económico por parte de los patrocinadores. En televisión, por ejemplo, si una marca no quiere que salgas porque tu espectáculo es incómodo, no sales. Por eso dejé yo 'Crónicas marcianas' [programa nocturno de Telecinco emitido entre 1997 y 2005, presentado por Javier Sardá] y, desde entonces, prefiero los escenarios: me siento más libre y con más control propio. El bufón debe mantener el espíritu libre.

¿Qué le preocupa más: la censura o la autocensura?

Desde luego, la autocensura. Es más perversa porque el poder nos mete el miedo en la cabeza y nos paraliza. Si no tienes nada que perder, no tienes miedo y luchas. Pero, hoy en día, hasta la clase obrera tiene cosas que perder, aunque sean ilusiones que le han creado. La autocensura nace del miedo. Para defender la libertad, hay que ser valiente porque correrás peligro, pero también hay que ser consciente de que la vida es efímera. Si pierdes el miedo a la muerte, no te pueden quitar nada. Nos tenemos que dar cuenta de que la libertad de expresión se defiende a pie de calle y no hay que darla por segura para siempre.

¿Se está yendo para atrás?

La historia tiende a repetirse porque la gente no aprende. Las nuevas generaciones tendrán que enfrentarse a nacionalismos y fascismos, y deben estar preparadas. El gran secreto de la vida es que la victoria no es para siempre. La vida es amar y luchar. El caso es que, en muchas ocasiones, se están educando jóvenes más mimados que, cuando les llega un problema, no saben afrontarlo.

¿Cómo ve a la juventud?

La llegada de la tecnología nos ha situado en un territorio desconocido. Ninguna generación ha estado rodeada de tantas pantallas como la actual. Desconocemos las consecuencias en sus comportamientos y cerebro. Es peligroso. Las niñas y niños de ahora no saben aburrirse, que es necesario para tener vida interior. Cogen el teléfono y solo reciben satisfacciones inmediatas. Tampoco sé si tanta interconectividad entre las personas es buena o mala.

¿Alguna esperanza?

¡Claro! Un ejemplo: la reciente manifestación del 8 de marzo de las mujeres. El germen de la rebeldía y la capacidad están ahí, pero nadie debe relajarse. Hay que seguir luchando.

¿La sociedad está perdiendo el humor?

Eso no se pierde nunca, pero sí la intensidad. Hay humor por todos los sitios, pero muy superficial. Falta el chiste que te llega y toca. La sociedad es más pasiva, acepta la narrativa que le impone YouTube o la televisión. Hay menos rebeldía.

****

VIERNES 26 ABRIL / 21.00. Auditorio Pilar Bardem. 11 euros.
Venta: web entradas.rivasciudad.es y taquilla (solo jueves y viernes, de 19.00 a 21.00, y días con función desde una hora antes).

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' en PDF julio-agosto 2019 nº 190
Portada de la revista municipal 'Rivas al Día' de julio-agosto de 2019.
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' julio-agosto 2019 nº 119
Portada de la revista municipal 'Rivas Cultural' de julio-agosto 2019, nº 119.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos