logo
buscar
5º 11º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Yarda a yarda: las ripenses y el fútbol americano
El equipo femenino sub 17 de Osos de Rivas, el único de la liga de Madrid formado solo  por mujeres. Sus rivales son combinados mixtos o de chicos.
5 de marzo de 2019
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

Texto: Eugenio G. Delgado

Un grito retumba en los vestuarios del polideportivo Cerro del Telégrafo: 'Un, dos, tres, ¡Osos! Un, dos, tres, ¡femenino!'. Son las jugadoras del equipo sub 17 femenino de Osos de Rivas antes de empezar un encuentro. Son el único conjunto de la liga de su categoría de la Comunidad de Madrid formado únicamente por chicas, donde se enfrentan a combinados de chicos y mixtos.

"Es complicado jugar contra chicos porque suelen tener más fuerza y más cuerpo que nosotras, pero eso nos hace superarnos y ser mejores en el futuro", comenta Aitana García Martín, jugadora de 16 años.

Igual se expresa su compañera Elisa Pajín García, también de 16: "Suelen ser más grandes, pero de miedo, nada. Nos sirve para ponernos metas que superar. Por ser una chica no voy a ser menos".

Y la más joven del equipo, Nerea Espejo Segador, no se amedrenta a sus 14 años. "Más que la fuerza, la diferencia es la altura. Es complicado jugar contra rivales que te sacan una cabeza. Pero también es divertido y un gran reto", afirma.

Ésta es la primera temporada en la que Osos de Rivas cuentan con un equipo femenino al completo. "No era algo que estuviera previsto. Simplemente, cuando hicimos las captaciones en los institutos, las chicas mostraron la inquietud de querer jugar. El año pasado teníamos tres jugadoras y esta temporada ya son 11. Son la base de un futuro equipo femenino sénior para competir en la Liga Nacional. Al enfrentarse a chicos se curten porque físicamente ellos llevan las de ganar, pero ellas no se arrugan, ni mucho menos", destaca Ricardo Martín Alonso, director de la escuela del equipo y de las categorías base.

En sub 17 se juega la modalidad 'flag' de fútbol americano. No hay contacto, las jugadoras y jugadores llevan banderitas en las caderas atadas a un cinturón y, cuando les quitan una, es como si les hubieran placado. Es la base para poder pasar a 'tackle', el fútbol americano de contacto. Aun así, llevan casco, coraza, protecciones en las piernas, guantes y botas con tacos como las del fútbol tradicional.

"No es un deporte violento y es muy seguro gracias a todas las protecciones", señala Nerea, quien desempeña sobre el campo la función de 'quarterback', la lanzadora del balón en tareas ofensivas. Esta estudiante de 3º de la ESO del instituto Julio Pérez describe así las características de su posición: "Sobre todo, buena técnica de lanzamiento porque la fuerza no es tan importante si tienes una buena técnica. También buena visión de juego para leer la defensa del equipo contrario y ver quién está más libre para pasarle el balón".

HABILIDAD Y REFLEJOS

Tanto Elisa como Aitana insisten en que no es un deporte violento: "Existe mucho respeto y la competitividad se queda dentro del campo". Ambas son receptoras, las jugadoras a quienes les pasa la 'quarterback' el balón y que corren hasta realizar un 'touchdown', la forma de anotación básica. "Las receptoras debemos ser hábiles con las manos para recibir el balón, veloces, con reflejos, ágiles y con buen manejo de pies para esquivar a rivales", detallan.

El director de la escuela, Ricardo, también quiere desterrar cualquier prejuicio: "En 'flag' no hay prácticamente contacto y en 'tackle' las reglas se enfocan cada vez más a evitar el choque peligroso, como la prohibición de golpear con la cabeza. Es duro, pero no violento".

Después de siete años en gimnasia rítmica, Aitana, que estudia 1º de bachillerato en la ciudad educativa municipal Hipatia, se apuntó al equipo porque "había visto este deporte muchas veces en las películas y me llamaba la atención". Para ella, el fútbol americano transmite "compañerismo, compromiso, esfuerzo, constancia y respeto a las compañeras y rivales. Somos como una familia". Y anima a que se apunten más jóvenes: "Las mujeres también podemos practicar deportes que parecen que son solo para hombres. Así romperemos las barreras sociales".

NUEVO Y DIFERENTE

A Elisa, estudiante de 3º de la ESO en el instituto público Antares, le apetecía probar algún "deporte nuevo y diferente": "Iba al gimnasio, pero no me llenaba. Aquí he hecho muchas amigas y aprendemos valores que no solo nos vienen bien para el deporte, sino también para nuestra vida, para el día a día".

Nerea destaca que "el fútbol americano es muy divertido". "Yo no hacía ningún deporte antes y éste me ha enganchado", concluye.

CONTENIDOS RELACIONADOS
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos