logo
buscar
5º 18º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Hípica: una saga familiar ripense de amazonas
Carmen Gómez-Jarabo, jinete profesional y profesora de equitación, y su hija Beba, de 9 años, comparten la pasión por la hípica y participan en citas mundiales y estatales.
28 de noviembre de 2018
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Texto: Eugenio G. Delgado. Fotografía: Luis García Craus.

Todo empezó cuando Carmen Gómez-Jarabo tenía 11 años y su abuelo Eduardo le regaló una yegua. Tomó unas clases de equitación, sintió la pasión y ya nunca más ha querido bajarse de un caballo. Ahora, con 44 años, es amazona profesional y, desde hace 15, también directora técnica del Centro Ecuestre Montuenga, situado en Arganda del Rey.

"Montar es una liberación después de todo el día trabajando. Es como una terapia: la gente se baja de los animales con una sonrisa en la cara. Me gusta competir, pero, sobre todo, enseñar. En la escuela tenemos personas desde tres años a más de 50. Puedes elegir, según tu interés y tu nivel, entre dar paseos por el campo, 'pony games (juegos en pony, en castellano)', salto o doma clásica.

En estos momentos, tenemos más de 180 niñas y niños hasta los 16 años y el 94 por ciento del alumnado es femenino", comenta una deportista que ha participado en grandes eventos como el campeonato del mundo de pura raza española o el campeonato de España de doma clásica y que, desde hace 28 otoños, es vecina de Rivas.

Entre las chicas que asisten a la escuela se encuentra su hija de nueve primaveras, también llamada Carmen, pero a la que en el mundo equino se la conoce como Beba. "Todo el mundo me llama así porque cuando era más pequeña, y me decían '¡Qué bebé tan bonito!', mis hermanos Pablo (15 años) y Luis (13) contestaban: "No es bebé, es beba porque es niña", explica esta joven amazona.

Beba es una de las más firmes promesas de la equitación nacional y acaba de ganar en octubre la última Copa del Rey de doma clásica en categoría alevín. Además, quedó entre las 20 primeras clasificadas en el campeonato de España y ha participado en las prestigiosas carreras de ponys de la Madrid Horse Week celebrada en noviembre.

"Empecé a los tres años y siempre me han gustado los caballos. Me parecen muy buenos y me gusta jugar con ellos. Mi preferido es Titanic, un pony de 21 años. Es mi amigo y jugamos mucho al pilla-pilla, él persiguiéndome a mí. Además, me ha enseñado a saltar. Me gustar estar con él, le quiero y él me quiere a mí", dice con una sonrisa de felicidad Beba.

Su madre, Carmen, comenta esta relación tan estrecha que se establece entre persona y animal: "Es impresionante, sobre todo, en los más jóvenes. Las niñas y niños tocan al caballo o la yegua y dicen que es suave, que es calentita¿ Como lo montas, te preocupas de lavarlo, de cuidarlo, de que esté en las mejores condiciones y no se lesione. Este vínculo afectivo promueve la responsabilidad, la autoestima y la confianza en la persona".

La profesora de hípica del Centro Ecuestre Montuenga indica que en sus instalaciones cuentan con 30 caballos y "cada uno tiene su personalidad".

"Hay que tener en cuenta que son animales de huida, así que son asustadizos por naturaleza. Necesitan confianza para estar tranquilos y las rutinas les facilitan mucho la vida. Quieren sentirse protegidos", señala Carmen, cuyo caballo preferido es Sonajero ARB: "Tiene muchas facultades, con un paso y un trote muy buenos y un galope espectacular. Como todo caballo de calidad y con fuerza es complicado de cabeza, pero con cariño y tiempo todo se consigue. Ahora tiene seis años, es joven todavía".

Beba tiene dos sueños: "Estar en los Juegos Olímpicos y ser profesora de hípica como mi madre. La disciplina que más me gusta y en la que más me divierto es la doma clásica". Por lo tanto, la continuidad de esta saga familiar ripense está asegurada en el mundo de la hípica.

"Para mí ya es un poco tarde para llegar a una cita olímpica, pero mi hija tiene mucha proyección y posibilidades. Hasta los 12 años no puede participar en competiciones internacionales y se irá viendo, pero creo que con 21 ya puede ser profesional. Es muy precisa, muy metódica y muy constante. Dispone de un talento innato, de pasión y es muy exigente, aunque lo más importante es que ama a los animales, los respeta y se entiende con ellos. Ha nacido a su lado", destaca Carmen Gómez-Jarabo.

GIMNASIA RÍTMICA

Beba cursa 4º de primaria, monta cinco días a la semana y también forma parte del Club de Gimnasia Rítmica Rivas Vaciamadrid. "Me lo paso muy bien con mis compañeras. Me gusta mucho", reconoce.

Y su madre añade: "Le viene de maravilla para el equilibrio y para estirar porque la hípica es un deporte de mucha contracción y de los deportes en los que más calorías se queman. Siempre es buena una educación multidisciplinar, no que todo sea hípica, sobre todo cuando son tan jóvenes".·

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
Rivas al Día número 187, abril
Portada de la revista Rivas al Día, abril 2019, número 187
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural número 116, abril 219
Portada de Rivas Cultural número 116, abril 2019
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos