logo
buscar
9º 22º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Rosa Jové: "Los deberes deben desaparecer"
La psicóloga y autora de distintas publicaciones sobre crianza es una de las ponentes de la VI Jornada sobre Crianza Respetuosa (sábado 17 / 12.00).
31 de octubre de 2018
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Texto: Patricia Campelo

SÁBADO 17 / 12.00-13.30.

Es psicóloga y antropóloga, y ha estudiado muy de cerca el desarrollo de la infancia y las relaciones familiares. El fruto de su meticulosa observación lo ha sembrado en distintas publicaciones, hoy, títulos de referencia en el campo de la llamada crianza con apego, natural o respetuosa.

'Dormir sin lágrimas' (2006), 'La crianza feliz' (2009) o 'La escuela más feliz' (2017) espantan miedos y proporcionan recursos útiles a madres y padres. Es la experta Rosa Jové, y llega desde Barcelona a Rivas para hablar en la VI Jornada sobre crianza respetuosa. Su charla 'Crianza feliz desde la primera infancia: preparando el camino antes de la pubertad' se dibuja como un espacio donde disipar interrogantes. (Sábado 17; 12.00-13.30, Casa de Asociaciones).

Cuando nos referimos a esta forma de criar bajo el calificativo de respetuosa ¿significa que se adoptan otras maneras que no lo son? ¿Por qué se usa este término?

Se puede llamar de muchas maneras. El término viene de 'attachment parenting', que sería crianza con apego, concepto que el doctor William Sears empezó a proponer hace muchos años en Estados Unidos. Crianza con apego o respetuosa significa otorgar al bebé, niña o niño hasta la pubertad los mismos derechos que a los adultos porque a veces, y vale la pena recordarlo, aún hay padres que pegan a sus hijos para educarlos, que los ningunean o les gritan sin sentido solo porque han tenido un mal día en el trabajo. La crianza respetuosa es una forma de educar y de criar teniendo en cuenta todas las necesidades y emociones.

En lo concreto, ¿los elementos de la crianza respetuosa serían el colecho o la lactancia prolongada u otro tipo de hábitos?

No tiene que ver, puedes hacer una crianza respetuosa sin colecho o lactancia materna, pero es más difícil. Cuando tienes un bebé, si le das lactancia o duermes con él se establece un vínculo de que de otra forma es mucho más difícil.

¿Qué papel juega el padre o pareja en la crianza con apego?

Un papel muy importante. Para la mujer que acaba de dar a luz y decide dar el pecho es muy importante la pareja. Porque esa mujer necesita que alguien cuide de ella también en ese momento, que le de apoyo. Yo no habría podido amamantar a mis dos hijos sin tener a mi lado a una pareja que me relevara durante una temporada de obligaciones domésticas y otras cosas. Tener apoyos sociales para las mujeres es necesario. Y los padres tienen una labor muy importante que a veces no quieren hacer.

¿No están los hombres concienciados lo suficiente desde la óptica de los cuidados?

Es algo social. La mayoría de madres, al menos con el primero, han ido a clases del parto, gimnasia o han hablado con la vecina que ha tenido un bebé o con su madre. Socialmente, y aquí sí hablamos de hombres porque se da más en ellos, no se les ha educado para todo esto, y cuando van a ser padres como mucho acompañan a la mujer, pero no son proactivos. Y aunque quieran hacerlo no saben dónde acudir. Nadie les indica qué pueden hacer, no hay clases de preparación a la crianza para padres, y se encuentran desubicados. No está de más que les ayudemos a encontrar ese camino.

¿Deberían darse espacios de formación específica?

O que sea una cosa más aceptada. Por ejemplo, yo recuerdo con mi barriga sentarme en un parque y enseguida se te acercaba otra mujer a comentarte algo o desearte que te fuera muy bien. A un padre no se le nota, nadie le pregunta y él no se pone a comentar con otros padres que vea por la calle. Por tanto es importante que rompamos muchas cosas en la sociedad para que todos los miembros de la pareja ayuden a la crianza respetuosa.

¿Deben los permisos de maternidad y paternidad ser iguales e intrasferibles?

Aquí tengo el corazón dividido. Por un lado tienen que ser iguales para no perjudicar a las mujeres en lo laboral. Pero por otro, si las mujeres son las que han parido y van a dar la teta, deberían disponer de un poco más. Las madres en Noruega cuentan con un año de baja. Ese es el tiempo que me parecería bien, pero un año de baja paternal igual es difícil de asumir desde los lugares de trabajo. Lo que quiero es que las madres puedan tener más, pero equiparar, algo que a mí me gustaría, me parece aún utópico.

Este año se lanzó la campaña #StopDeberes ante la sobrecarga de tareas escolares. ¿Hay que dedicarle tiempo a la escuela en el hogar?

Los deberes en casa deberían desaparecer. El tiempo de la escuela es tiempo de escuela y el de familia es tiempo de familia. Ahora mis hijos son mayores pero recuerdo cuando no podían ir un fin de semana a visitar a la familia porque tenían que hacer un trabajo en grupo con los amigos. ¿Quiénes son los profesores para decirnos cómo tenemos que pasar los fines de semana o las vacaciones? Los profesores no pueden mandar sobre el tiempo de la familia, así que deberes, cero. Otra cosa es que al niño le guste hacer extraescolares. Se pueden hacer muchas cosas por las tardes, pero desde la escuela no. Que sea la propia familia la que decida qué quiere.

Hoy parece que se concentra mucho la atención de varios adultos sobre la niña o niño de la casa. ¿Acompañarles durante el juego tiene consecuencias en el desarrollo de su autonomía?

No podemos decir que unos padres que jueguen con sus hijos y estén pendientes vayan a causar problemas. Pero sí es verdad que no jugar libremente no desarrolla tanto la creatividad, la imaginación ni muchas estructuras que se han demostrado vitales para que una persona se desarrolle más exitosamente. El juego libre y creativo trabaja estructuras que de otras manera no se desarrollarían.

En un mes llegan las navidades. El juguete tecnológico, ¿aísla o desarrolla habilidades y es positivo?

En las grandes ciudades, lo que aísla son los pisos. Pero un niño que coge la tableta o el portátil y se conecta online con todos los compañeros de clase para jugar una partida no está aislado. Ahora juegan online, en la distancia pero juntos. Quien no juega sí queda apartado de su grupo porque es el único que no puede comentar la partida al día siguiente. Si quieres que tu hijo sea aceptado en el colegio tiene que jugar como los demás, y eso hoy pasa por conectarse online. Las pantallas no son malas pero hay que vigilar el uso y el abuso que hacen de ellas. Jugar dos horas a un 'brain training' o a un 'tetris' no está mal. Si juegan atropellando abuelas con un coche, dos segundos, me va a parecer mal. Hay que vigilar qué juego compramos y, además, proponerles actividades paralelas.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
Rivas al Día número 187, abril
Portada de la revista Rivas al Día, abril 2019, número 187
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural número 116, abril 219
Portada de Rivas Cultural número 116, abril 2019
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos