logo
buscar
2º 13º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Leer en la Gloria: así es la nueva biblioteca
Cuenta con un fondo de 20.590 documentos a estrenar y un moderno mobiliario. Hablan ripenses que ya la conocen y dos de sus bibliotecarias.
22 de febrero de 2018
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Texto: Patricia Campelo   Fotos: Luis García Craus

Como Gloria Fuertes, que "nació en Madrid, a los dos días de edad" ('Nota biográfica', 1950), la biblioteca ripense que lleva su nombre también ha llegado a la vida local tras un "parto laborioso".

Ha pasado casi una década desde que se construyera su armazón pero, tras los escollos administrativos y el final cumplimiento por parte de la Comunidad de Madrid, esta instalación pública con nombre de poeta [ella rechazaba el término 'poetisa'], escogido por vecinas y vecinos, ya forma parte de la agenda cultural ripense.

Su apertura ha sido paulatina: el pasado octubre, como sala de estudio. Y desde el 22 de enero funciona a pleno rendimiento. Dentro, 15.854 libros que ya esperan a ser leídos descansan en las estanterías con huecos para nuevos encargos o futuras publicaciones.

 "Contamos con espacio para poder crecer", apostilla Amaya García, trabajadora de la Gloria Fuertes. Del total de publicaciones, 10.340 son para público adulto, 2.589 para juvenil y 2.925 para infantil y bebeteca.

Este servicio municipal también ofrece zona de prensa, "hay 40 títulos de revistas, dos de ellas, infantiles, y cinco cabeceras de periódicos", subraya Mar Cotillas, empleada en turno de mañana.

El fondo audiovisual lo componen 4.736 películas, series y música: 3.589 para público adulto, 247 juveniles y 900 infantiles. El mundo del conocimiento se puede tocar entre estas paredes que ahora lucen un contundente blanco, sólo interrumpido por las diez láminas con versos de la poeta, cedidas por la Fundación Gloria Fuertes, y por las señales de salida o los avisos inclusivos que indican los diferentes servicios, unos en braille y otros con dibujos dirigidos a la infancia con autismo.

Quien aún no lo sepa, la biblioteca Gloria Fuertes 'asalta' a la vista justo a la altura del número 30 de la calle Jovellanos, en el centro de la ciudad. Dos palabras centran la atención de quien la atisba desde lejos: felicidad, en rojo, y resistencia, en azul, estampadas una encima de la otra por el colectivo de arte urbano Boa Mistura, en el mural de 130 metros cuadrados que preside una de las fachadas de la biblioteca.

Se trata de dos conceptos extraídos de la novela de Almudena Grandes 'Los besos en el pan' (2015): "No hace tanto tiempo, en este mismo barrio, la felicidad también era una manera de resistir". "El orgullo de estar contento con el lugar que habitas es la mejor manera de aguantar las adversidades que puedan venir", explicaron en una entrevista para esta revista mientras pintaban el mural, en junio de 2017.

Dentro, el edificio se divide en dos plantas: arriba, una sala de usos múltiples para actividades de fomento a la lectura. Y abajo, la sala principal, diáfana, de 1.125 metros cuadrados, con capacidad para 122 puestos (47, con enchufes).

Pegado a la entrada, el mostrador de información y préstamos, una zona de acogida con los puestos de las trabajadoras. Al lado, el rincón de la prensa. Y a la derecha desde la entrada, la sala infantil (6 a 11 años, con 24 sitios para leer) y la bebeteca (0 a 5 años, con 17 puestos de lectura), delimitada por cristales tapizados con llamativos colores. El diseño original de la Gloria Fuertes la convierte en el equipamiento público más llamativo y moderno de la ciudad.

"Entendemos las molestias que ha podido ocasionar este retraso de años en la apertura de la nueva biblioteca. Desde el Ayuntamiento, no dejamos de presionar a la Comunidad para que cumpliera unos plazos que se dilataron en exceso", lamenta el edil ripense de Cultura y Educación, José Luis Alfaro.

RÉCORD DE VISITAS

Las cifras avalan el interés suscitado entre la ciudadanía por este nuevo equipamiento. Durante los primeros nueve días desde su apertura recibió a 4.275 personas, una media de 475 al día entre el 22 y el 31 de enero. En este breve intervalo, se solicitaron 416 carnés de biblioteca, 53 al día, mientras que el promedio en el resto de bibliotecas de Rivas en 2017 fue de 4,6 carnés.

Además, en esos primeros días de vida se realizaron 2.172 préstamos de documentos: 241 al día. La Gloria Fuertes viene a nutrir la red municipal de bibliotecas de Rivas, formada además por las instalaciones del García Lorca, José Saramago y Casco Antiguo, que emplean a 18 personas.

Algunas de estas trabajadoras han visto crecer las bibliotecas en las últimas dos décadas. Es el caso de Mar Cotillas, pionera de la sala del Casco Antiguo, con experiencia en el inicio de un nuevo centro. "Fue un proyecto muy bonito que fue creciendo en el tiempo. Hubo dos ampliaciones porque se quedó pequeña. Es un concepto más local", refiere la auxiliar de biblioteca sobre la instalación del Casco.

"Aquí [en la Gloria Fuertes] se han tenido en cuenta las nuevas tecnologías para adaptarnos a lo que venga; la mesas cuentan con enchufes; todo es nuevo y hay muchas posibilidades", compara. Cuando Mar comenzó hace dos décadas su trabajo entre libros se encargó ella sola de poner en marcha la instalación, ordenando y clasificando los fondos.

Ahora, en cambio, la labor ha sido compartida. "Hemos participado personal de todas las bibliotecas de Rivas. Vinimos poco a poco a montarla. Ha sido ilusionante. Llevábamos esperando tiempo, pero ya estamos aquí", relata satisfecha. "Aquí hemos estado abriendo cajas y colocándolo todo. Parece mentira desde el pasado verano, con los libros empaquetados, hasta ahora", añade Amaya.

Sobre los puntos fuertes de este nuevo servicio, Mar señala la "amplitud", las "nuevas tecnologías" o la "parte diferenciada de infantil y bebeteca". "También está la sala de usos múltiples para realizar actividades complementarias, como presentaciones de libros, cuentacuentos o las visitas de los colegios que solemos recibir", anota.

En la Gloria Fuertes está todo preparado para que se sucedan las historias de esfuerzo, superación y, en muchos casos, triunfo. Relatos de vida que atestiguan quienes trabajan en estas salas de lectura y estudio. Es el caso de aquella usuaria que Mar conoció mientras estudiaba el bachillerato. La observó esforzarse durante años: la selectividad, la carrera de Medicina y el MIR.

"Me hace mucha ilusión cuando la veo porque he sido testigo de cómo ha preparado toda su vida laboral en la biblioteca", se sincera la trabajadora. Un vínculo afectivo se acaba creando entre gente que pasa tantas horas al día entre las mismas paredes. "También acuden opositores que, cuando aprueban, vienen a contármelo. Hay una relación de mucha cordialidad", añade sobre usuarios que conoció en la biblioteca del Casco.

La Gloria Fuertes acabará alumbrando experiencias de éxito. Puede que sea el caso de Vanesa Martín, quien, un jueves de febrero, a eso de las 14.00 de la tarde, repasaba sus apuntes de Medicina cuando Mar le preguntó si quería salir en este reportaje. La usuaria, actual enfermera del SAMUR en Alcalá de Henares y vecina de Rivas desde hace dos meses, lleva seis años de carrera por la UNED. "Y después haré el MIR, así que me queda para rato", avanza.

Vanesa acude a la Gloria Fuertes desde que abrió el pasado octubre como sala de lectura. Vecina de la zona, sus rutinas de estudio comprenden de 10.00 a 16.30. "A esta hora siempre hay mesas libres; está muy bien", opina, y realiza una petición sobre los horarios: "Creo que podría abrir antes; a las 10.00 es un poco tarde".

En esa reivindicación coincide con Adrián Jiménez, estudiante de la carrera de Química, también por la UNED. Este vecino percibe la posibilidad de que "se quede pequeña rápido". "Igual haría falta más espacio, además de ampliar los horarios. Es lo que veo de negativo, pero en general está bien", apunta.

Antes de la apertura de esta nueva instalación, Adrián, vecino de Rivas desde hace 15 años, acudía a la del Casco Antiguo o a la José Saramago. Desde que abrió 'la Gloria', viene en sus ratos libres. "Por la mañana hay gente estudiando y es más fácil que por la tarde encontrar sitio", señala.

La nueva biblioteca acoge también las sesiones de los sábados que antes se realizaban en la García Lorca, como el grupo de conversación en inglés Let's go con la biblio. También, a la Gloria Fuertes se ha movido el Club de lectura juvenil. "Los cambios pueden costar pero cuando vean esta sala¿", anticipa Amaya, que antes había trabajado 18 años en la García Lorca.

"Allí teníamos que mover o retirar mesas y sillas para realizar las actividades, quitando ese rato puestos a quien estudia. Ahora, en cambio, no tenemos que cerrar ningún aula porque las iniciativas tienen la suya propia. Y eso también es importante", resuelve.

SERVICIO MEJOR VALORADO

Las bibliotecas municipales son el servicio municipal mejor valorado por vecinas y vecinos, según la encuesta realizada por la empresa Sigma Dos, a petición del Ayuntamiento, entre el 14 y 18 de diciembre, con 800 entrevistas telefónicas entre ripenses mayores de 18 años. La puntuación concedida a este servicio acaricia el notable (6,97 sobre 10).

En 2017, las bibliotecas gestionadas por la Concejalía de Cultura registraron 249.345 visitas y realizaron 74.319 préstamos. Además, entregaron 1.707 nuevos carnés (955 adultos, 753 infantiles y juveniles y uno a una entidad), lo que eleva a 21.896 personas las que poseen el carné de bibliotecas de Rivas (87.300 habitantes), de las que más de 12.800 son mujeres y 8.980 hombres, según datos que no incluyen a la Gloria Fuertes.·

¿Qué hacer en la biblioteca?

No sólo estudiar o llevarse libros. Desde cuentacuentos a solicitar series online. Los templos del saber del siglo XXI ofrecen múltiples opciones

Préstamo, consulta en sala, espacio para la lectura y el estudio, catálogo online, reserva de fondos, hemeroteca, wifi y ordenadores, solicitud de títulos o selección de documentos temáticos según efeméride.

Las bibliotecas de hoy "contribuyen a mejorar la calidad de vida y las oportunidades personales y colectivas, son espacios para el desarrollo de la cultura y combinan servicios bibliotecarios tradicionales con actividades culturales y de fomento de la lectura como cuentacuentos, talleres, presentaciones de libros o visitas escolares", subraya Rosa María Mora, responsable de la red bibliotecaria ripense.

También, cuentan con servicio de información general y bibliográfica, y resolución de consultas para orientar en las búsquedas. El préstamo se realiza con el carné de biblioteca. Puede ser individual a domicilio: sacando hasta doce documentos (5 libros por 30 días; 4 audiovisuales por 7 días; 3 revistas por 7 días) con posibilidad de reservas presenciales y online. También se realizan préstamos a colectivos formalmente constituidos.

Un largo y tortuoso camino

La quiebra de la empresa constructora o la ocupación de la instalación retrasaron la apertura de la Gloria Fuertes

Era diciembre de 2011. La entonces biblioteca central estaba construida por fuera. Faltaba cincelar los interiores, dotando mobiliario y suministros, y adecentar el entorno exterior. Las previsiones situaban en 2012 el año de apertura al público de la nueva macro instalación, pero todo se truncó. Esta es la cronología de una larga historia con final feliz.

2008. Se inician las obras, financiadas en un 48,53% por el Ayuntamiento y en el 51,47% por la Comunidad de Madrid.

2011. En marzo, la constructora adjudicataria por la Comunidad de Madrid para las instalaciones complementarias de la biblioteca presenta concurso de acreedores, sin haber finalizado las obras.

2013. En febrero, un grupo de jóvenes bajo la denominación Biblioteca Okupada Autogestionada y Centro Social (BOA CS) ocupa la instalación, y comienzan a realizar conciertos, talleres y demás actividades abiertas a la ciudadanía.

2014. Una de las empresas contratadas por la Comunidad de Madrid, institución encargada de la obra en el marco de su plan PRISMA de inversiones en municipios, sigue en concurso de acreedores desde la finalización de la obra, y no entrega la certificación de la instalación eléctrica que avale la apertura.

2015. En marzo, BOA se marcha tras el anuncio del Ayuntamiento de que se retoman las obras. Se elaboran las memorias técnicas: domótica, urbanización del exterior, reforma y acondicionamiento del interior y suministro de mobiliario y tecnología.

2017. En mayo, se celebra el proceso participativo para elegir el nombre de la biblioteca. Y en junio, Boa Mistura pinta el mural de la fachada. Entre el 25 de octubre y el 18 de diciembre abrió como sala de lectura y estudio con 24 puestos.

2018. El 22 de enero, la Gloria Fuertes abre sus puertas a pleno rendimiento gracias al equipamiento tecnológico que el Ayuntamiento ha adelantado pero que debía suministrar la Comunidad de Madrid.

La administración regional ha comunicado que no espera aportarlo hasta el próximo verano.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194 PDF
Portada 'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124 PDF
Portada 'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos