logo
buscar
8º 16º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Las mujeres, mayoría en las escuelas deportivas
El 52% de las personas inscritas en este servicio municipal son mujeres. Hablamos con tres generaciones de deportistas ripenses.
3 de enero de 2018
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

Texto: Eugenio G. Delgado

"Cumplo 76 años en febrero y no me importa decir mi edad porque la gente siempre me contesta que no los aparento y que estoy muy bien. Todo depende de la actitud que tengas ante la vida, de cómo seas de inquieta y activa y, por supuesto, de que hagas deporte", comenta María del Pilar Illescas, alumna de las clases municipales de pilates.

Esta vecina muestra el auge de la práctica deportiva entre las mujeres de cualquier edad en el municipio. Y los datos lo confirman: de las 11.341 personas que disfrutan de este servicio municipal, que incluye 41 modalidades deportivas, el 52% son féminas.

Hay plazas para edad infantil, adulta y mayores de 65 años. En la escuelas se aprende y practica desde natación para embarazadas a voleibol para la infancia, pasando por pilates, combifitness, pádel, tenis de mesa, béisbol, sófbol, ciclo indoor, ajedrez, gimnasia rítmica, yudo, baloncesto, fútbol o tenis.

Sandra Follana tiene 22 años y practica, precisamente, tenis en Rivas desde los 16. "Hacía patinaje artístico, me rompí la muñeca y, cuando regresé, ya no era lo mismo. Así que empecé a dar clases de tenis aquí después de aprender a jugar con mi padre", explica la joven.

Yulie Quintero se zambulle en la piscina del polideportivo Cerro del Telégrafo dos veces a la semana desde hace tres años: "Siempre me he cuidado mucho. También he practicado escalada y pádel, pero sufro de una hernia discal y me pasé a la natación, que me viene de maravilla".

BENEFICIOS FÍSICOS Y PSÍQUICOS

Gracias al deporte, la ciudadanía de Rivas disfruta de una vida más saludable, y los beneficios físicos son obvios, como reconoce María del Pilar.

"Siempre he sido autodidacta. Aprendí sola, de joven, a montar en bici; a nadar, con 18 años cuando iba a la playa, y a jugar al tenis cuando ya me había casado y tenía a mis hijos. Pero fue a partir de jubilarme cuando empecé a ir a las escuelas deportivas municipales. Desde entonces, físicamente me encuentro más ágil y más activa. También es beneficioso para la mente porque te evades de todo. Durante un rato dejas de darle vueltas al coco", asegura una mujer que además de pilates, está apuntada a clases de natación.

Yulie tiene 34 años, es enfermera y, por lo tanto, trabaja muchísimas horas de pie. "Mi espalda sufre mucho y nadar me relaja. Me hace sentirme bien. Al principio, hasta que coges el hábito, puede dar un poco de pereza. Pero cuando empiezas, es inevitable seguir. Si una semana no puedo ir a nadar, lo noto en seguida. Como que ya no me encuentro igual. En el hospital también veo muchas cosas tristes y el deporte me ayuda a descargar la adrenalina, a dejar aparcadas las preocupaciones y centrarme sólo en nadar", reconoce.

Mientras, Sandra está segura de una cosa: "Haré deporte toda mi vida. Me divierte, es mi hobby, mi pasión y hago todo lo que me pongan por delante: pádel, bádminton, ping pong¿". Sin embargo, señala que "la parte mala son las lesiones". "Sufro de los tobillos, pero da igual, cuando me lesiono, me recupero y vuelvo otra vez a tope", comenta.

Esta tenista se ha graduado en Terapia Ocupacional y ahora está estudiando Psicología, por lo que sabe que el deporte ayuda a liberar tensiones. "Me despeja de los estudios y de los problemas que puedas tener. Durante el tiempo que practicas deporte tienes un espacio sólo para ti, sin ninguna obligación. Desconectas. Y si puedes hacerlo al aire libre, mejor", asegura.

Estas tres vecinas coinciden en que cada vez ven a más mujeres ejercitándose deportivamente y que, en ello, influye, de forma principal, las oportunidades que se ofrezcan y la oferta municipal que existente.

"En los deportes más clásicos se nota un poco menos, pero creo que muchas chicas se están apuntando a actividades nuevas que hace unos años no había, como zumba, spinning o bodycontact. Parece que con esto se está llegando a muchas chicas que antes nunca hacían deporte ", destaca Sandra Follana.

"A mí me encanta que hayan abierto pilates a otras edades porque hay que entender que en algunos deportes se debe hacer esta diferenciación para que todas y todos estemos a gusto", señala María del Pilar Illescas.

"En mi opinión, las mujeres siempre hemos sido un poco vagas para hacer deporte, pero eso está cambiando y cada vez somos más. ¡Las mujeres al poder!", exclama Yulie Quintero.

REFERENTES FEMENINOS

Para motivar la práctica deportiva también es fundamental disponer de deportistas de élite que se conviertan en referentes tanto por sus victorias como por su comportamiento. "La verdad es que cada vez tenemos más campeonas. Yo sigo, por supuesto, a la tenista Garbiñe Muguruza y me parece increíble lo que está consiguiendo con lo joven que es. Además, soy una gran aficionada al fútbol y ahora estoy viendo el femenino cuando lo emiten por la televisión. Si se ve más, tendrá más repercusión y calará más en la juventud para alcanzar la igualdad", comenta Sandra.

Como buena nadadora, Yulie admira a Mireia Belmonte y a Jessica Vall, pero su deporte preferido es "la gimnasia rítmica". En cambio, María del Pilar reconoce que no sigue mucho el deporte de competición: "Me gusta más hacerlo y participar que verlo". Y con la perspectiva de sus 75 años, lanza una petición a la sociedad: "La igualdad no es sólo cosa de las mujeres. Por supuesto, los hombres también tienen que colaborar para que toda la ciudadanía se reconozca en igualdad".

RISAS EN EL AGUA

Además de la igualdad, el deporte fomenta las relaciones humanas, algo a veces complicado en un mundo tan ocupado y conectado como el actual. "Para mí, es lo mejor. No sólo vas a clase y nadas, sino que, en los momentos de descanso o en los vestuarios, te cuentas cosas y te echas unas risas. Hay mucho compañerismo", destaca Yulie.

A Sandra también le parece lo más importante: "Todos los años conozco a gente nueva y eso te ayuda a crecer deportiva y personalmente". "Me encanta la juventud y relacionarme con ella. Está claro que podemos aprender unas personas de otras y que el deporte ayuda mucho en esto", concluye María del Pilar.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193 PDF
Portada 'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural noviembre 2019 nº 123 PDF
Portada del 'Rivas Cultural' de noviembre de 2019.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos