logo
buscar
7º 21º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
RivasTV
 
María Adánez: en el teatro desde los siete años
La has visto en la tele ('Aquí no hay quien viva') y ahora puedes disfrutar de su talento sobre las tablas con 'El pequeño poni' (sábado, 20.00).
28 de diciembre de 2016
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

"Desgraciadamente estamos anestesiados"

Entrevista: Nacho Abad Andújar

Atrás quedaron sus personajes en comedias televisivas de éxito como 'Farmacia de guardia', 'Aquí no hay quien viva' o 'La que se avecina'. La actriz María Adánez (Madrid, 1976) vive ahora un momento intenso con el teatro, medio que conoce desde que pisara las tablas a los siete años, en el Bellas Artes de Madrid, en una versión de la dramaturga Ana Diosdado de 'Casa de muñecas', de Ibsen.

Entre los seis y ocho años, actuó en ocho películas: su madre, que la llevaba a los rodajes, acabó siendo maquilladora profesional de cine. A Rivas llega con el primer montaje de los seis que componen la temporada de abono del auditorio Pilar Bardem para el primer semestre de 2017: 'El pequeño poni', un texto de Paco Bezerra (Premio Nacional de Literatura Dramática en 2009 por 'Dentro de la tierra'), dirigido por Luis Luque, con quien Adánez ya trabajó en 'Insolación', y en cuyo reparto figura también Roberto Enríquez (sábado 28 de enero, 20.00, auditorio Pilar Bardem, 12 euros; venta de entradas, aquí).

La obra se inspira en un caso de acoso escolar ocurrido en Estados Unidos en 2014: un niño de nueve años sufrió ataques físicos y verbales por parte de sus compañeros por acudir a clase con una mochila de su serie de dibujos animados preferida: 'Mi pequeño poni'.

La dirección del colegio consideró "detonante de acoso" el hecho de que el pequeño portara esa mochila, acusándole de provocar "disrupción" en el aula. En la función de Bezerra, estrenada en Alcalá de Henares en marzo de 2016, Enríquez y Adánez interpretan al padre y madre del joven Luismi, que no aparece en escena. Juntos soportan el peso de una función que, según relata Adánez, es "contundente".

¿Por qué ver 'El pequeño poni'?

Porque habla de nosotros, de la infancia, de una problemática actual. Es una función contundente, sin concesiones. Lanzamos muchas preguntas, pero tenemos pocas respuestas. Es un teatro necesario que nos hace mejores personas.

Una obra contra el acoso escolar y la homofobia.

El acoso escolar es una problemática antigua. Ha existido siempre. La diferencia es que ahora los medios de comunicación lo sacan a la luz. Es más tangible. Pero, aún habiendo avanzado socialmente y ganado derechos, aunque según qué día y época los derechos parece que desaparecen, seguimos en una sociedad con falta de tolerancia y respeto al diferente. Es paradójico, porque todos somos distintos. Pero el poder, que es muy antiguo y es quien manda, dice que la sociedad debe ser toda igual, porque así es más fácil de controlar.

El texto escrito parte de un hecho real. Un caso donde la sociedad señala a la víctima en lugar de protegerla.

Quizá convenga no generalizar, pero por el estudio que hemos realizado al preparar la función, y según las estadísticas, los principales casos de acoso se dan en colegios privados. En un caso de acoso se ven involucrados bastantes niños. Es muy costoso, de repente, echar a 50 niños de un centro educativo. Sale muy caro, 50 plazas que dejan de pagar. Es más fácil echar a uno. Pierden menos dinero.

Esta inculpación de la víctima es algo que se produce en otros ámbitos de la sociedad: cuántas veces una mujer agredida sexualmente ha tenido que justificar que si iba vestida de tal manera u otra.

La responsabilidad de la violencia es de quien la ejerce. En el caso de la violencia que dices es machismo, misoginia y animalismo.

Asegura que el texto de Paco Bezerra tiene mucha hondura.

La función está muy bien escrita. Los dos personajes tienen una hendidura psicológica exquisita. Empiezan de una manera y acaban de otra. El arco emocional es preciso y perfecto. Lo interesante de la función también es cómo la madre aboga primero por la seguridad de su hijo y cómo el padre, en cambio, dice: 'A la mierda y que vaya con la mochila al cole'. El punto de partida del texto es seguridad versus libertad. Y cómo esos dos pilares se van desmoronando. Estos dos personajes se enfrentan al primer gran problema de su vida: se preguntan quién es su hijo y se preguntan, a través de su hijo, quiénes son ellos dos.

Recorte de libertades para salvaguardar supuestamente la seguridad. En EEUU lo propició la administración Bush; en España, la ley Mordaza.

Habría que cuestionarnos si funciona el sistema en el que vivimos. Los valores en los que sustenta esta sociedad no son los emocionales y humanos, sino el poder y la riqueza. A partir de ahí, se construye todo. 

Usted ya había trabajado con Luis Luque y el productor Celestino Aranda.

Es el segundo montaje que hago con el productor Celestino Aranda y el director Luis Luque. Luis y yo decidimos montar este texto porque Celestino, después de 'Insolación', nos ofrece la posibilidad de volver a trabajar juntos. Luis me dijo: 'Hay un texto que empecé a escribir con Paco Bezerra en un taller de escritura dramática y creo que tenemos una función preciosa'. Estaba escrita la primera parte. Me dijo que la leyera. 'Si te gusta la ponemos en pie'. Y así fue.

Les parece digno de mención que un productor privado defienda este tipo de textos y mensajes.

Celestino Aranda ha hecho su gran carrera con Miguel Narros. Y siempre han apostado por el teatro que han querido. Narros hizo los textos más convencionales y los menos convencionales. En su última etapa, y ya muy mayor, montó 'Los negros', de Jean Genet, una función dificilísima que produjo Celestino Aranda. Ahora no estamos ante un texto minoritario. Es un drama moderno, como en su día los escribía Arthur Miller. Contamos una problemática actual. Y ésa es la esencia del teatro: poner al ser humano en reflexión con los problemas que le rodean en la época que vive. 'El pequeño poni' es un alegato contra la violencia.

Cuánta falta hace ese teatro y que no le acribillen con un IVA del 21%.

No es sólo una cuestión de IVA. Desgraciadamente, estamos un poco anestesiados. La gente se quiere reír, no quiere pensar, no quiere tener problemas. Es un poco preocupante que no nos movilicemos un poco más ante lo que nos rodea y sucede. La época de bonanza pasada ha anestesiado a la sociedad. Somos poco responsables. En las elecciones no todo el mundo sale a votar. Y eso me parece terrible. Consumimos mucha telebasura. Nos controlan a través de la televisión, pero como en ésta no hay 21% de IVA, nos lo comemos todo con patatas. 'El pequeño poni' no es una función fácil. Se dice que esta obra es de valientes. Si mostrar nuestros problemas es de valientes, algo malo pasa en esta sociedad.

Conocida por sus interpretaciones en series televisivas de comedia, sostiene que su esencia está más en los personajes dramáticos del teatro.

Estoy feliz y orgullosa de haber participado en series de comedia tan exitosas como 'Aquí no hay quien viva' o 'La que se avecina', que se siguen emitiendo. En la carrera teatral que llevo en estos últimos años, que son muchos, he podido ir eligiendo lo que quiero contar. La verdadera personalidad de la mujer actual que soy está más en el teatro que interpreto que en la imagen de la pija de la serie 'La que se avecina'.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
Rivas al Día octubre 2017 nº 170
Portada Rivas al Día octubre 2017, nº 170
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' número 99 octubre 2017
Portada 'Rivas Cultural' octubre 2017, nº 99
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos