logo
buscar
7º 21º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
RivasTV
 
¿Qué juguete le compro a mi hija o hijo?
Preguntamos a tres expertas en materia infantil cómo hacer una compra familiar más responsable: el juguete electrónico, el juego libre, el juguete sexista...
2 de diciembre de 2016
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

Entrevistas: Nacho Abad Andújar y Ana Amelia Escobero

Consultamos a tres expertas en materia infantil preguntas que pueden ayudar a emprender una compra de juguetes más responsable y educativa en el ámbito familiar.

Las entrevistadas son:

ALEJANDRA MELÚS MATARREDONA: experta en atención temprana e intervención psicomotriz, maestra dedicada a la primera infancia y colaboradora del Club de Malasmadres.

ANA ISABEL ÍÑIGO: autora del blog 'Crianza mágica. Apego y respeto para niños con necesidades especiales'.

EVA MARÍA DÍAZ SÁNCHEZ: maestra de pedagogía terapeútica, psicopedagoga, formadora y autora del blog 'Aprender jugando en familia'.

1. ¿Cómo puedo persuadir a mi hijo o hija de que un juguete no le conviene?

ALEJANDRA: Si dejamos que los peques hagan su carta de Navidad con libertad, debemos favorecer esta autonomía. Si por el contrario, hay juguetes que no queremos que escojan o creemos que no les conviene, debemos poner el límite antes de dar la opción de elección; es decir, podemos preseleccionar los juguetes entre los que puede escoger o simplemente decirle el número que puede escoger dentro de los que no son de nuestro agrado, cediendo así nosotros también y encontrando un punto de equilibrio. Es una cuestión difícil, pero debemos explicarles que los Reyes o Papá Noel deben traer regalos a todos los niños o que hay juguetes que no son para su edad y deben reservarlos para otros niños de otras edades, por ejemplo.

ANA ISABEL: Los niños saben lo que quieren, tienen su propio criterio. No es fácil persuadirles porque está en su naturaleza reafirmar sus posturas, de hecho, es fundamental para el desarrollo de su personalidad. Es una cuestión de equilibrio. Puede que haya un juguete que les encante y que los adultos odiemos, pero entonces trataremos de que entre sus posibilidades de juego haya otras con las que nos sintamos más cómodos. Les animaremos a no dedicar todo su tiempo a ese juguete que aborrecemos y les propondremos jugar, en nuestra compañía, con otros elementos. En cualquier caso, los padres pueden y deben poner límites respecto a la cantidad y la calidad de los juguetes que se les regala a sus hijos, informando a amigos y familiares de qué marcas o materiales no quieren que estén en casa.

EVA MARÍA: Tener sus propios gustos y criterios a la hora de elegir un juguete u otro es importante. Hay que apoyarle y fomentar sus intereses, aunque a nosotros no nos guste dicho juguete. Únicamente, hay que hacerle ver los inconvenientes de un juguete cuando cumpla tres premisas: fomenta actitudes agresivas, es peligroso o es para otra edad. En estos casos, las herramientas más eficaces para 'reorientar su elección' serían: en el caso de que sea menor de 5 años, ofrecerle otra opción y distraerle con juegos más apropiados y divertidos para su edad; escuchar empáticamente por qué les gusta y quieren ese objeto y analizar con él por qué no es adecuado; y buscar opciones de solución al respecto, a través de una lluvia de ideas y llegar a un acuerdo.

2. ¿A qué edad recomienda regalar el juguete tecnológico: tableta, consola o móvil?

ALEJANDRA: Depende mucho de la actitud del niño o la niña ante estos materiales, y no tanto de la edad. Estos juguetes tecnológicos cada vez se compran antes y, al ser propiedad del niño, perdemos un poco la autoridad sobre ellos. Lo mejor es compartir un mismo dispositivo entre la familia y establecer turnos, horarios o una rutina, ya que mientras sean menores de diez años no deben sobrepasar la hora diaria de uso. Es preferible que empleen mayor tiempo explorando, creando, imaginando, construyendo y pensando, en lugar de estar como sujetos pasivos frente a una pantalla. Si decidimos que jueguen con estos dispositivos, podemos buscar aplicaciones que fomenten la adquisición de nuevos conocimientos.

ANA ISABEL: Hay estudios fundados que aseguran que lo mejor es que los niños no consuman ningún tipo de pantalla -ni siquiera televisión- hasta los dos años. Es difícil conseguir eso en nuestra sociedad, pero es lo deseable. Cuanto más tarde tengan contacto con las pantallas, y durante menos tiempo, mejor, por la capacidad que tienen estas tecnologías de absorber la atención de los niños fruto de un sobreestímulo poco saludable. Sin embargo, las pantallas no son el demonio. Son parte de nuestro día a día. La tecnología nos facilita ciertas tareas y los niños también deben aprender a usarlas. Incluso, los videojuegos permiten desarrollar ciertas destrezas y conexiones cerebrales que son beneficiosas. Pero no hay prisa para introducirlos y conviene poner un límite de uso.

EVA MARÍA: Un proceso de introducción de los juegos tecnológicos podría ser: - 0-2 años : no deberían estar expuestos a ninguna pantalla (televisión, móvil, tableta¿). - 3-7 años : prima su interés por el juego simbólico, que les ayuda a estructurar su pensamiento. A estas edades su uso debe ser ocasional, siempre acompañado por un adulto y que no supere 15 minutos. - 7-10 años: empieza su interés por los juegos reglados y de fuerza o ejercicio físico, como las bicicletas. Muestran interés por los videojuegos de grupo, que es la versión de los juegos de mesa. A estas edades no debería superar los 25 minutos, siempre con supervisión del adulto. - A partir de los 11 años: una hora como máximo y supervisado por el adulto, además de una mentorización para el uso adecuado de internet. Un juguete muy adecuado y bueno en estas edades son los mecanos o legos con programación robótica, también es tecnológico, pero muy creativo. En cualquier caso, el uso de las nuevas tecnologías no debe ser un premio o castigo.

3. ¿Cómo sabemos si hacemos un uso sexista de los juguetes que regalamos?

ALEJANDRA: Yo siempre propongo a las familias que traten de verse desde fuera. Empatizar con los niños y niñas nos hace ver mejor el mensaje que les transmitimos. De este modo podemos aprender si lo que estamos haciendo es igual para ambos sexos y si lo que haríamos con el sexo contrario sería lo mismo a lo que hacemos. Se debe dar libertad en el juego para no sugestionar y condicionar el pensamiento de los niños y niñas.

ANA ISABEL: Es sencillo, no hay juguetes para niñas y juguetes para niños, todos valen para cualquier género. También conviene hacerse preguntas como: ¿Este juguete se lo regalaría a mi hijo o se lo regalo a mi hija porque es una niña? Las características de este juguete, ¿fomentan algún estereotipo de género?

EVA MARÍA: Sabemos que no estamos cayendo en regalos que son de niños o de niñas cuando los juguetes no intensifican estos estereotipos. A pesar de la permanente publicidad, orientada a fomentar este tipo de roles, si ofrecemos un ambiente seguro donde ellos puedan expresar libremente sus preferencias, sin descalificar ni categorizar ('eso es de niños' o 'eso es de niñas'), se dejarán llevar por sus gustos y preferencias. En los parques, por ejemplo, a los niños menores de tres años les encanta jugar con los carritos de bebés que se encuentran de alguna niña. De manera natural y evolutiva, por imitación, van a ir escogiendo en la primera etapa de su infancia (1-6 años) juegos que les ayuden a estructurar y entender su realidad. Por ejemplo: cuando son pequeños , todos tienen una tendencia natural a que les guste jugar con escobas, fregonas, plancha , cocinita, bebés¿ porque son tareas de adultos que ven a diario. Usan el juego simbólico para organizar su pensamiento y entender lo que sucede a su alrededor. Nuestros hijos nos observan diariamente, ven como su padre cocina, les atiende, pero también observa como mamá lava el coche, conduce, se va a la oficina etc. Entonces, ¿por qué luego nos da tanto reparo comprarle una cocinita a nuestro hijo o un parking de coches a nuestra hija?

4. ¿Estamos olvidando en la educación de nuestros hijos e hijas la enseñanza del juego libre: jugar sin juguetes?

ALEJANDRA: En parte sí. A veces, los niños dicen aburrirse, aún teniendo todo a su alcance: se sienten faltos de creatividad y motivación y pierden la ilusión por el juego.
Debemos fomentar el juego libre, con materiales sin una función concreta, jugando más tiempo en la calle, potenciando el valor por las cosas y los momentos, y no tanto por lo material. Aburrirse les brinda millones de posibilidades de juego, ya que les obliga a crear, pensar, imaginar, inventar y elaborar nuevos juegos que por sí mismos, sin esos ratos de aburrimiento, no podrían encontrar.

ANA ISABEL: Para mí, el juego libre no es jugar sin juguetes, o no sólo es eso. El juego libre tiene que ver con no dirigirlo, con confiar en que los niños y las niñas pueden tomar sus propias decisiones, sin que haya un adulto o unas instrucciones que le digan cómo ha de emplear ese juguete. El juego libre también se asocia con materiales naturales (piedras, palos, cochas...) y juguetes propios de pedagogías alternativas. Se trata de objetos arquetípicos, sin una función determinada, que invitan al niño a potenciar su creatividad y usar su imaginación para construir, por ejemplo, un escenario.

EVA MARÍA: El juego es una herramienta poderosa de aprendizaje, no sólo para aprender contenidos académicos, sino para integrar y estructurar el pensamiento. Es una fuente increíble para fomentar la creatividad y la proactividad. Pero para ello hay que permitirles el juego libre y al aire libre. Al principio protestarán diciendo que aburren y que no tienen nada para jugar. Pero si se les da tiempo, ellos mismos crearán sus propios juegos. ¿No os ha pasado ver a vuestro hijo cómo se entretiene un buen rato con una gomita elástica y el mango de la silla en vez de hacer la tarea? Ellos tienen todos los recursos para crear, imaginar y divertirse. Sólo hay que darles tiempo y un lugar.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
Rivas al Día octubre 2017 nº 170
Portada Rivas al Día octubre 2017, nº 170
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' número 99 octubre 2017
Portada 'Rivas Cultural' octubre 2017, nº 99
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos