logo
buscar
0º 10º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
RivasTV
 
Enrique Meneses: multideportista ripense
Este atleta todoterreno, de 43 años y vecino del barrio de La Luna, lleva media vida peleando por mantenerse en la élite deportiva.
30 de agosto de 2016
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Texto: José Luis Corretjé.

El Cerro del Telégrafo puede disfrutarse de maneras muy distintas. Este paraje natural, uno de los más reconocibles de Rivas se ha convertido para Enrique Meneses (Madrid, 1973) en uno de los escenarios cotidianos de entrenamiento.

"Aquí hay muchas opciones de espacios para correr. Los que venimos de fuera apreciamos más lo que hay", afirma este madrileño que vino hace ocho años de Leganés y que ahora se siente ripense por los cuatro costados. Y empieza a enumerar: "La avenida de los Almendros, la Laguna del Campillo, el Soto de las Juntas, la zona de los Cortados, la pista del polideportivo Cerro del Telégrafo o cualquiera de los muchos parques que tenemos".

La obtención de títulos, en su caso, es una de las constantes de una trayectoria brillante. Ha sido campeón de Europa de Cross en la categoría de veteranos (2013); lleva seis años triunfando en el Campeonato de España de Carreras de montaña; y en su etapa como duatleta logró el octavo puesto en el campeonato del mundo y cuarto en el de Europa. "Me considero un multideportista porque siempre me ha interesado probar mis capacidades en diferentes disciplinas", se retrata.

Meneses no entiende el deporte como un 'hobby' más. Desde muy joven se afanó en probarlo todo: fútbol, gimnasia, ciclismo, patinaje o escalada. "Mis padres no eran grandes deportistas, pero yo sentía un impulso irrefrenable que me llevaba a explorar mis límites", aclara y añade: "En el fondo soy como un caballo de carreras y por eso me gusta estar permanentemente planteándome nuevos retos".

Esta pasión por el ejercicio físico le llevó a replantearse el espacio que en su vida quería que ocupara la práctica del deporte. Reunía una serie de condiciones extraordinarias, que le siguen acompañando a sus 43 años, y que le han permitido triunfar. Una de ellas es que cuando corre sus latidos cardíacos se sitúan en 40 por minuto, una frecuencia que le permite forzar la máquina en pruebas en las que se exige máximo esfuerzo.

TRAGO AMARGO

Enrique Meneses llegó a ser internacional con 21 años cuando participó en un campeonato de Europa en el que quedó segundo. Poco después, sufrió una grave lesión que le hizo pensar en que su carrera había tocado fondo. "Fue un momento muy duro. Me dijeron que no podría volver a competir. Al final logré retornar los entrenamientos y haciéndome más fuerte que antes, conociéndome mejor", exclama sin que su mirada pueda ocultar el oscuro túnel que se vio obligado a atravesar.

Desde 2014, Enrique forma parte de la cooperativa de trabajadores que gestionan el gimnasio Palestra de Rivas. "Antes éramos sólo asalariados. Nos embarcamos en un proyecto que pretende ser mucho más que un simple gimnasio porque tratamos de integrar salud y bienestar en un espacio que genera vínculos sociales", argumenta. Estos dos años han sido un banco de pruebas para un negocio que trata de pelear contra las ofertas 'low-cost' desde la calidad.

Ahora, el atleta además de ejercer como entrenador promueve clubes de aventura y de corredores en su centro. Reconoce, cuando se le pregunta, que los gimnasios se han transformado en lugares a los que acude gente buscando ampliar sus oportunidades de socialización.

AFORTUNADO

"Me siento una persona con suerte porque trabajo en el municipio en el que resido haciendo lo que me más me gusta", reconoce Meneses. Recaló en Rivas en 2008 siguiendo a su actual mujer que entonces entrenaba con el club Diablillos. Ahora tienen dos hijas que estudian en colegios públicos del municipio. La familia residió primero en un piso de alquiler de la EMV, que le correspondió en un sorteo, y ahora habita en otra vivienda, en el barrio de La Luna.

"Rivas es una ciudad que me gusta. Cuando vine por primera vez me sorprendió la gran cantidad de actividades que se desarrollan, sobre todo en el terreno deportivo. La gente que lleva mucho tiempo aquí creo que no valora lo que tiene este municipio. Por ejemplo, en relación con la enseñanza pública me parece que no somos conscientes del nivel y la calidad de los colegios públicos de Rivas", insiste.

Después de codearse durante años con la élite española y europea del duatlón, carreras de fondo y cross, Meneses se ha centrado en el último tiempo en participar en carreras de montaña. Se trata de pruebas en las que se testa la resistencia y la capacidad de adaptarse a grandes desniveles. "Son 'rompepiernas'. Tienes que saber cómo repartir la intensidad y los esfuerzos en cada tramo. Cuando tienes experiencia aprendes a planificar. Me conozco muy bien y sé sacarme el mejor partido", apunta.

En estos momentos, este corredor no tiene rival en nuestro país en las pruebas de montaña reconocidas por la Federación Española de Atletismo. Competir con la camiseta del Playas de Castellón, uno de los mejores clubes de Europa, es una buena demostración de su valía. Al torrente de endorfinas que suele acompañar la práctica deportiva, cuando se lucha por abrirse camino en la élite, se le unen instantes de tormento.

"Yo sufro dos o tres veces a la semana: cuando se acerca la competición. Pero el resto del tiempo gozo mucho", confiesa. Meneses sueña con no dejar nunca de hacer deporte. "Ojalá siga planteándome retos que me motiven", sentencia.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' número 162, enero 2017
Portada de 'Rivas Al Día' número 162, enero 2017
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' número 91, enero 2017
Portada 'Rivas Cultural' número 91, enero 2017.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos