logo
buscar
22º 40º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Aspadir cumple 25 años sonriendo a la vida
El colectivo llega al cuarto de siglo con una actividad creciente en el ámbito de la discapacidad. Una gala en el Bardem celebra su trayectoria el sábado 12.
30 de noviembre de 2015
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Integrantes de Aspadir ante el Centro Ocupacional.
Texto: Patricia Campelo Fotografia: Luis García Craus

Un fuerte aroma dulzón, como a caramelo o algodón de azúcar, invade el Centro Ocupacional, volviendo inevitable preguntar qué es lo que provoca tan agradable sensación.

"Ahora lo verás", resuelve con tono pícaro Mercedes de Diego, una de las 15 fundadoras de la Asociación de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad en Rivas (Aspadir) mientras echa una mirada cómplice a Marwan Hanbali, otro de los padres miembros de la junta directiva de la entidad.

A eso de las 12.00 del mediodía de un día cualquiera, entre semana, las diferentes aulas de este centro en el que se atarean a fondo personas con algún tipo de discapacidad, principalmente intelectual y sensorial, se encuentran a pleno rendimiento. En una de ellas, algo más de una decena de jóvenes prepara ambientadores para coches. "Por eso huele así de bien", concluyen Mercedes y Marwan quienes, acompañados por Nereida Iglesias, directora del centro, enseñan las instalaciones de Aspadir a 'Rivas al Día'.

Sus últimas rutinas vienen marcadas por un acontecimiento: la celebración de su 25 aniversario, con una gala festiva el próximo sábado 12, a las 20.00, en el auditorio Pilar Bardem. Pero antes deben ocuparse de otra cita importante en su calendario: el Día Internacional de las personas con discapacidad.

Será entonces cuando, a cierre de esta edición, estaba previsto que Aspadir celebre su jornada de puertas abiertas el jueves 3, con un mercadillo para vender la artesanía preparada los días previos. Precisamente, en uno de los talleres del Centro Ocupacional, un grupo se esmeraba en diseñar cuadernos, platos decorados, llaveros, relojes y todo tipo de productos artesanos.

"Es el taller ocupacional de artesanía; aquí hacen productos reciclados, como los de cápsulas de café que les traen los vecinos", explica Nereida. "Casi todos pasan por todos los talleres salvo quien prefiera no hacer uno y estar más tiempo en otra actividad", matiza. Es el caso de Julia, usuaria del centro que reconoce que su taller preferido es "el de fuera", en referencia a la actividad de jardinería. Marga, profesora del taller, destaca que todos "se concentran mucho".

El Centro Ocupacional busca apoyar el desarrollo de la autonomía personal y la integración social y laboral de las personas con discapacidad ¿en Rivas hay cerca de 2.000- a través de distintos programas. "El fin último es mejorar la calidad de vida", según proclama Aspadir en su memoria de actividad del pasado año. Junto a esta instalación, la más moderna ¿inaugurada en 2007-, convive separado por escasos metros el Centro de Atención Temprana, para menores de 6 años.

"Ahora tenemos 85 bebés en terapia", apunta Mercedes sobre el servicio que ofrece estimulación precoz, logopedia y fisioterapia. A partir de los 7 años, y hasta los 18, los usuarios pasan a Gabinete: un refuerzo a sus clases habituales del centro escolar. El Ayuntamiento ripense y la propia asociación subvencionan plazas para este servicio.

"El secreto está en la buena gestión que hacemos", subraya Marwan. En 2016 prevén la construcción de un nuevo centro, de 500 metros cuadrados, que ofrecerá terapias de atención temprana, gabinete y, además, abrirá sus puertas a todo el mundo, no solo a personas con discapacidad.

"Queremos atender a todo aquel que lo necesite, ya sea con atención psicológica o fisioterapéutica", anuncian Marwan y Mercedes. Además del Centro Ocupacional, del servicio de atención temprana, de fisioterapias y de gabinete, uno de sus estandartes es el Centro de Empleo, con personas con alguna discapacidad empleadas por Aspadir para una tarea concreta: el reciclado de aceite.

"Hay un encargado del taller y tres trabajadores con discapacidad contratados", concreta Mercedes. Además disponen de un servicio de ocio y otro de piscina, en el polideportivo del Cerro del Telégrafo, donde el Ayuntamiento les cede una calle cada sábado por la mañana para terapias en el agua. Todos estos programas se llevan a cabo con 33 profesionales empleados por Aspadir.

13 MADRES Y DOS PADRES

La historia de esta asociación, la más numerosa y la primera que se fundó para dedicarse al colectivo de personas con discapacidad en el municipio, hunde sus raíces en el impulso de 13 madres y dos padres en 1990. Ese año, Rivas estaba formada por núcleos urbanos aislados, y la población apenas superaba los 11.600 habitantes (frente a los 83.000 de la actualidad). La asignatura pendiente se cernía sobre los servicios públicos, escasos para una población en creciente desarrollo. Y niños y niñas con algún tipo de discapacidad carecían de recursos.

"Conocí a otra madre, Eloísa, en la guardería Arcoiris, de Vallecas. Nuestros niños terminaban, y aquí [en Rivas] no había colegio, nos mandaban a Arganda. A los otros padres les pasaba lo mismo", relata Mercedes.

Un día, otro grupo de padres y madres instaló una mesa en el mercadillo de los sábados para localizar a familiares de personas con discapacidad. Allí se encontraron con Mercedes, y comenzaron las primeras reuniones.

"Por entonces sólo estaban los colegios de La Escuela y El Olivar, y ninguno era de integración", apunta Marwan, uno de los impulsores del colegio de educación especial María Isabel Zuleta. Esa fue la primera demanda de aquellas madres y padres pioneros que se reunían en sus casas para organizar su lucha. "Dimos mucho la vara y enseguida llegó el colegio El Parque, fue rápido", agradece Mercedes. Con este primer logro nacieron como asociación, y continuaron dándose a conocer.

"En 1995 nos pusieron un barracón donde está hoy Rivas Centro", indica Mercedes. Las primeras actividades que acogieron en aquel lugar tenían que ver con la atención temprana a menores: rehabilitación y terapias de apoyo, como logopeda y psicología. Allí estaba Mercedes Aguayo, hoy coordinadora técnica del servicio de atención temprana. "Empecé como psicóloga; ha cambiado todo mucho", reconoce.

Además, los impulsores de Aspadir se movieron para recabar apoyos, y participaron en los primeros consejos de la ciudad, como el de Educación. Pasaron los años, y de las 15 madres y padres fundadores, llegaron a los 332 socios y socias de la actualidad. Con la subvención que reciben del Ayuntamiento realizan actividades para ripenses, y con los fondos que aporta la Comunidad de Madrid reciben a personas de fuera del municipio.

Con acontecimientos como la Carrera por la Integración, que reúne cada año a más de un millar de personas, participan en la vida cotidiana de Rivas, y cogen impulso para continuar su labor, al menos, otros 25 años más sonriendo a la vida.

ASPADIR Avenida de la Integración, 1. www.aspadir.org

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' en PDF julio-agosto 2019 nº 190
Portada de la revista municipal 'Rivas al Día' de julio-agosto de 2019.
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' julio-agosto 2019 nº 119
Portada de la revista municipal 'Rivas Cultural' de julio-agosto 2019, nº 119.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos