logo
buscar
2º 9º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Milla Urbana de Rivas, una prueba que atrapa
La cita deportiva más longeva de la ciudad cumplió 26 años el 10 de octubre de 2015. Personas de todas las edades la corren cada temporada.
2 de octubre de 2015
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

- Clasificaciones por categorías de la Milla Urbana de Rivas 2015.

NOTA: este reportaje se publicó en la revista muniicpal 'Rivas al Día' de octubre, días antes de que se celebrara la edición de 2015.

*****

Texto: Patricia Campelo.

En 1989 Rivas continuaba con su despegue demográfico a pasos agigantados. De los 9.592 ripenses censados ese año a los 27.422 una década después, y así hasta la cifra actual de 82.000 vecinos y vecinas. Hace 26 años, la ciudad tenía aún mucho por hacer, y fue poco a poco tomando forma, tanto en sus estructuras como en la organización social y vecinal. Así, ese año se inauguraron los centros escolares Los Almendros y Las Lagunas, el coro de Rivas y la escuela municipal de tenis. También, en 1989 echó a rodar la primera carrera popular ripense: la Milla Urbana.

Desde entonces, esta cita deportiva se ha repetido cada año, convirtiéndose en un evento festivo que aglutina diferentes tipos de públicos, desde niños y niñas que participan con sus colegios, a gente veterana y atletas acostumbrados a competiciones de nivel. El trayecto por el que dejan sus pisadas comprende una milla: 1.609,344 metros, por la avenida del Cerro del Telégrafo. Se trata de una antigua modalidad de carrera, hoy ya sin carácter oficial pero que continúa organizándose en diferentes lugares.

La próxima cita ripense de la Milla Urbana tiene lugar el sábado 10 de octubre, a las 17.00. Uno de los dorsales asegurados con los que cuenta la carrera es el de Adriana Ruiz, la ganadora del bronce en la categoría infantil en 2014. A sus 12 años, ha incorporado a su rutina el hábito de correr, y practica con el club La mancha amarilla, entidad de reciente creación que se sumó a la Milla Urbana por primera vez en la edición del año pasado. "Había participado en muchas carreras, pero nunca con un equipo. Es divertido", relata esta alumna del instituto Antares. "En septiembre hemos comenzado a entrenar con el club para preparar la Milla", apostilla.

Sara Martínez, del club Ciudad de Rivas, (antiguo Covibar) también correrá la Milla, en su caso, por cuarto año consecutivo. Tiene 13 años, y confiesa no haber llegado nunca entre los primeros puestos, pero disfruta de la carrera. "Este año espero mejorar, creo que la estoy preparando mejor", cuenta esta alumna del Antares a quien se le despertó el interés por el atletismo a raíz de una Olimpiada Escolar, en la que participó con su colegio de entonces, el Hans Christian Andersen, y quedó primera en salto de altura. "Gracias a eso encontró un deporte que le gustara", explica su madre, Ana Correa.

Un rasgo característico de esta carrera popular es la confluencia de un nutrido número de niños y niñas. 15 centros educativos participaron en la Milla de 2014 -edición que reunió a 804 participantes, la más concurrida de su historia-. Profesorado de Educación Física cobra un papel relevante en ese sentido, animando a su alumnado a participar. El corredor Juan Antonio Casitas (44 años), del club Son`s of running Rivas, también explica esta participación infantil. "Es una cita popular para ir con la familia, a los críos les gusta correr y vernos correr a los padres también", apunta.

Uno de las entidades infantiles que participa en la competición es el Club 2.06.14, creado el pasado mayo y que en su propio nombre rinde homenaje a la primera española que participó en una olimpiada, la de Montreal 1976, Carmen Valero. Los números que dan nombre a este club hacen referencia a una de las mejores marcas de la atleta pionera. Cerca de 40 niños y niñas forman parte del club que, a mediados de septiembre, encaminaban sus entrenamientos para superar la prueba sin grandes complicaciones.

"Los niños no se regulan bien el esfuerzo. Van muy rápido, pero les explicas que hay que ir despacio, con los amigos hablando de algo, y que si no pueden hablar es que están yendo muy rápido. Curiosamente, cuando luego lo hacen así aguantan muy bien", reconoce Florencio Gascón, de 51 años, y ex velocista olímpico.

Florencio ha puesto en marcha el club en compañía de otros padres y madres que acuden con sus hijos e hijas. Esta será la primera convocatoria de la Milla a la que acuden como club, pero en las pasadas ediciones ya estuvieron a título particular. "El año pasado terminaron todos los niños, y ese era el objetivo. Eso les transmitimos. Y que el atletismo es mucho más que correr, hay velocidad, saltos, lanzamiento, y en el club todos hacen de todo. También les enseñamos a correr aeróbicamente, sin agobios ni demasiado esfuerzo", apunta Florencio.

ATLETAS DE TIEMPO LIBRE

Una habitual de las citas deportivas de dentro y de fuera del municipio es Isabel Godoy (35 años), administrativa de profesión e integrante del club Running Rivas. Describe la Milla como una competición "muy dura" porque se prepara en poco tiempo, dadas las fechas en que se celebra, y requiere un "gran rendimiento". "Tienes que ir preparado física y mentalmente", sugiere.

En la edición de 2012 quedó tercera de su categoría. Isabel empezó a correr hacer seis años para mantener su estado físico y después halló los beneficios saludables de esta práctica. Ahora, corre tres veces por semana durante hora y media, y recomienda zonas como Covibar, el recinto ferial Miguel Ríos o los parajes naturales alrededor de Rivas.

Con el club Rivas en marcha sale a quemar suela Cristina Gómez, de 39 años, que pese a practicar de manera aficionada cuenta con triunfos importantes en diferentes pruebas. En el último Campeonato de España de 3.000 metros en pista cubierta quedó tercera. Y en el de 1.500 de pista al aire libre, octava. Hace cinco años se unió al club. "No quería correr sola y vi buen ambiente de gente", cuenta.

A mediados de septiembre aún no tenía claro si podría participar en la próxima Milla: "Me rompí un dedo del pie y estoy pendiente de lo que le diga el traumatólogo, pero al ser una distancia corta seguro que lo hago", avanzó. Juan Antonio también se encontraba a escasas semanas con un pie "un poco fastidiado", pero, al igual que Cristina, se aventuraba a pronosticar su presencia en la prueba. Como cada principio de temporada, en septiembre practicaba ejercicios de carga.

"La Milla se prepara con series cortas, muy rápidas y muchas repeticiones. Ahora en cambio estamos haciendo ejercicios de potencia para coger fuerza; eso es la base de la temporada", explica Juan Antonio, que además alienta a la gente a participar: "Puedes pasar una tarde agradable en una carrera bonita que corres en el barrio y con gente que conoces". "Iniciativas como la Milla Urbana evidencian una de las señas de identidad ripense, como es la práctica deportiva que conecta con estilos de vida saludables", remarca Aída Castillejo, concejala de Deportes.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194 PDF
Portada 'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124 PDF
Portada 'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos