logo
buscar
8º 16º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Mayores y viajeros: la asociación más movida
Los miembros de Los mayores viajeros levan en la sangre el espíritu del viajero que no conoce límites. Exploradores incansables, la edad les ha dado alas más grandes.
28 de agosto de 2015
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Miembros de la asociación Los mayores viajeros
Texto: Patricia Campelo. Fotografia: Luis García Craus.

Les delata el brillo en la mirada del viajero a punto de empacar sus cosas para ponerse de nuevo en ruta. "Somos viajeros empedernidos", así lo confiesan, casi al unísono, en lo que suena a declaración de intenciones del colectivo de personas veteranas que conforma la asociación Los Mayores Viajeros, con sede en la Casa de Asociaciones.

Allí se reúnen el tercer miércoles de cada mes, entre otros, Vicente Pérez, Araceli Úbeda, José Gregorio e Hipólito Cubillo ¿Poli-, quienes repasan sus experiencias viajeras para 'RD' en representación de los 108 socios y socias que engrosan la entidad.

Comenzaron hace ocho años, cuando un grupo de amigos que participaba en las actividades de los centros municipales de mayores decidió dar un paso más en lo relativo a viajes, salidas y otros encuentros de ocio.

"La mayoría ya nos conocíamos y luego hemos ido sumando integrantes. Yo, por ejemplo, llegué porque conocía a Vicente de las clases de informática", explica Araceli, vocal de la entidad. "Somos un grupo de amigos mayores con el fin de viajar, ir a comer o visitar museos y exposiciones en Madrid", define Vicente, el presidente. "Vimos la de los guerreros de terracota y la de Alejandro Magno", apunta sobre dos de las muestras visitadas.

En el momento de la entrevista tenían todo listo para emprender dos salidas cortas: una a Robledo de Chavela y otra a Las Presillas, en Rascafría. "Nos quedan 14 plazas libres. En un viaje hay 40 apuntados; en el otro, 41", advierte Vicente. "Ahora la cosa está más floja. En los dos últimos años lo hemos notado", señala Poli, en alusión a cómo la crisis, con el empobrecimiento de la población, ha mermado el número de viajeros.

Casi la mayoría de miembros de Los Viajeros Mayores ha alcanzado la jubilación. Abonan una cuota de 40 euros al año, inversión con la que después sufragan los autobuses para excursiones de un día y la comida anual de la entidad, en enero. Pese a la veteranía de sus miembros, la edad no es requisito para entrar, y el rango de años oscila entre la cincuentena y quienes rebasan los 80.

"Mari Carmen tiene 76, y Saturnina 80 y pico", apostilla Araceli mientras el resto indaga sobre quién es el mayor del colectivo. En lo que sí hay respuesta rápida es en el número de féminas. "Hay muchas más mujeres que hombres, nos ganan por goleada", advierte Vicente, de 70 años. "Dos tercios son mujeres, el otro tercio disimulamos", bromea Poli.

DE LA MAHOU A LAS RÍAS BAIXAS

Liberados de las cadenas horarias y de las obligaciones y compromisos laborales, el afortunado grupo vive una etapa dorada sobre ruedas. La curiosidad les ha llevado últimamente a la fábrica de Mahou y de Danone, al Museo del Aire y al vertedero de Valdemingómez, entre otras paradas. "Vamos entre semana, que es más barato y tranquilo", puntualiza Vicente. El pasado año realizaron viajes de siete días a Galicia -Rías Baixas- y Navarra.

En lo que va de 2015 han visto los patios cordobeses, los Arribes del Duero, Zamora y Puebla de Sanabria. Se trata de rutas de dos o tres días, también en jornadas laborables. "Gestionamos los viajes con la agencia Rivas Tour, que nos los prepara y da ofertas. Para el año que viene nos está organizando un crucero por el Rhin; veremos cuántos podemos ir", adelanta Vicente sobre el que sería el primer viaje de la asociación al extranjero.

VIAJES ESPECIALES

El espíritu del explorador no se agota con el paso de los años, y éste siempre buscará nuevas vías de adaptar los viajes a cada etapa vital. Para los veteranos hombres y mujeres de Los Mayores Viajeros no se acaban los días de "comprar libertad cuando el bolsillo te da (¿) vino, tabaco y caramelos", según cantaba Seguridad Social. José, prejubilado, trabajó en Metro de Madrid toda su vida.

En cuanto abrió la línea 9 -"fue la primera con estaciones a cielo abierto", indica-, pidió el traslado. Con sus años de antigüedad, se lo concedieron. "Estaba como loco por estar tan sujeto a un horario. En el momento que pude, eché a volar", confiesa. Una de las rutas especiales que recuerda con cariño es la del 25 aniversario de su matrimonio: "Un crucero por Venecia e islas griegas. Fue un viaje especial, cariñoso, por lo que representa".

Vicente, vecino de Rivas desde 1986, trabajó de gestor de componentes electrónicos, y rescata el viaje con su mujer y sus hijos a Cancún y Disneylandia. "Me costó un pastón, pero fueron dos semanas inolvidables", asegura. Además ha recorrido América y Europa. Poli trabajó de bombero en el Ayuntamiento de Madrid desde los años 70.

Durante un viaje a la playa sucedió el trágico incendio de los almacenes Arias, en la madrileña calle de la Montera, en 1987. Sin pensárselo dos veces, abandonó las vacaciones y regresó para ayudar a sus compañeros. Pero es otra de las facetas de su vida, el deporte, con la que más ha viajado.

"He estado en Australia con los campeonatos del mundo de atletismo. También con el ciclismo he viajado mucho. A Quebec, Vancouver, Indianápolis. También por Italia, Bélgica, Holanda", enumera. Su viaje especial, sin embargo, fue más cerca. "Con mi mujer y mi hijo, cogimos el coche sin rumbo. Pasamos dos días en cada sitio. Córdoba, Granada, Málaga, Algeciras, Estepona, Ceuta, Cádiz y Sevilla, dormíamos donde podíamos", recuerda este veterano vecino de Covibar.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193 PDF
Portada 'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural noviembre 2019 nº 123 PDF
Portada del 'Rivas Cultural' de noviembre de 2019.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos