logo
buscar
0º 12º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Fran Perea: "Con la crisis, se recorta en cultura"
Entrevista con el actor malagueño que protagoniza la obra teatral 'Feelgood', que baja el telón en Rivas tras dos años de gira por España (sábado, 20.00).
3 de febrero de 2015
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

SÁBADO 28 FEBRERO / 20.00. Auditorio Pilar Bardem. 12 euros. venta: taquilla del auditorio (jueves y viernes de 18.00 a 20.00 y días con función desde una hora antes) y entradas.rivasciudad.es

******

Entrevista: Ignacio Abad Andújar

'Feelgood' es una sátira teatral del escritor escocés Alistair Beaton, que trabajó para el ex primer ministro británico Gordon Brown como redactor de discursos. La obra, estrenada en 2001 y representada en varios países, llegó a España en 2013 de la mano de Entramados, una compañía creada entonces por varios intérpretes [que ahora representan la función] para poner en pie textos dramatúrgicos. Su primer proyecto es éste que traen al auditorio Pilar Bardem el sábado 28 de febrero (20.00).

Al cierre de esta edición, se trataba de su última actuación, tras dos años de gira. El protagonista es Fran Perea (Málaga, 1974), que encarna a un asesor de comunicación sin escrúpulos de un presidente de Gobierno. El elenco lo completan Manuela Velasco, Javi Coll, Javier Márquez, Ainhoa Santamaría y Alberto Castrillo-Ferrer, director además del montaje. Perea, conocido por sus papeles en series televisivas, también ha trabajado en cine y ha compuesto tres discos (ahora prepara el cuarto).

Su relación profesional con las tablas se remonta a 2007, cuando una noche de verano debutó en el teatro romano de Mérida junto a Ana Belén en 'Fedra' (él interpretaba a Hipólito, con dirección de José Carlos Plaza y texto adaptado de Juan Mayorga). Después vendrían 'Don Juan, el burlador de Sevilla' (2008-2009), 'Todos eran mis hijos' (2010-2011) y 'Electra' (2012).

Fue usted quien cogió el libreto original y lo propuso a Entramados como proyecto teatral. Fui yo, pero en un contexto de búsqueda colectiva de textos. Lo encontré yo como podría haber sido otro.

¿Hubiera reparado en él si España no hubiera estado sumida en la crisis económica y política? Cuando leí el texto ya llevábamos un tiempo de crisis, no sólo en España, sino en las democracias occidentales. Es un texto que ha funcionado muy bien en muchos países, pues se entiende el modelo al que hemos ido llegando y que muestra 'Feelgood'. Si eres mínimamente crítico con lo que sucede a tu alrededor y te llega un texto como éste, que hace crítica desde la comedia, se te hace apetecible.

Es una obra que, a partir de la risa, lleva a la reflexión. Una de las mejores cosas es que la gente viene al teatro a pasar un rato divertido y luego se va a la cena con un buen tema de debate.

¿El poder transforma al ser humano, nos hace peores? No a todos, pero sí a algunas personas en las que, previamente, tiene que haber una semilla de ambición desmesurada y que luego, cuando consiguen una parcela de poder, convierten en su rancho particular. En cualquier caso, la corrupción es anterior a la consecución de grandes parcelas de poder.

¿Es cierto que, para preparar el personaje, habló con su hermana, experta en comunicación? Más que comentar, que alguna cosa comenté, la he visto trabajar. Y con temas de gran envergadura. Mi personaje ha perdido todos los escrúpulos y valores. Eso a mi hermana no le ha pasado.

¿Cree que hay mucha diferencia entre lo que cuenta la obra y lo que pasa en la realidad política? El autor trabajó con Gordon Brown, aunque ha hecho ficción de una situación que ha vivido de cerca. Políticos que han venido a ver la función o gente relacionada con la comunicación política nos han dicho que se producen situaciones similares e, incluso, peores.

El actor Jorge Bosh dijo que algunos políticos le han confesado que la obra se queda corta. Desde el principio sabíamos que teníamos entre manos un texto muy atractivo, que podía interesar a políticos y profesionales de la comunicación. Han venido a vernos muchos políticos. No nos han contado qué cosas superaron lo que vieron, pero sí confesaban que, a veces, el texto se queda corto. No hay nada más que ver las noticias y los casos de corrupción desvelados.

¿Y qué les comentan los políticos que presencian la obra? A la mayoría les gusta. Algunos se muestran más reticentes, te dicen 'No somos así'. Otros lo aceptan. Y hay quienes han sufrido ese tipo de situaciones que dejan huella.

¿Qué políticos la han visto? Trinidad Jiménez, Pedro Zerolo, Alberto Garzón, Pedro Sánchez, representantes del PP de la Comunidad de Madrid o de Nuevas Generaciones de Toledo. Siempre se genera un debate interesante. 'Feelgood' no se pone de un lado u otro, no defiende un color o bandera. Muestra una situación e invita a la reflexión.

Meterse en la piel de su personaje, ¿le ha servido para comprender mejor a los políticos y sus asesores, para sensibilizarse con su causa, o todo lo contrario? Siempre he estado sensibilizado con la causa política. Políticamente he sido activo. La política es la herramienta con la que nos dotamos de un orden social. Siempre he sido consciente de la importancia de la política, quizá por la educación que he recibido. Yo no pienso que todos los políticos sean iguales o que la política no vale para nada. Es verdad que hemos tenido mala suerte, nos hemos abandonado un poco y hemos dejado que nos coma terreno gente que, ya se hubiese dedicado a la política u otra cosa, siempre habría sido mala. Ahora estamos viviendo una revelación, y el resultado es una pequeña revuelta. La gente joven se vuelve a involucrar, y eso es algo muy bueno.

La crisis también ha golpeado al teatro: las fórmulas de producción o financiación cambian y toca emprender. De ahí surgen proyectos como Entramados. No hemos inventado nada. Somos producto de la crisis que vivimos y también un ejemplo de superación ante la adversidad. Desgraciadamente, cuando hay crisis, donde primero se recorta es en cultura. Y ahora parece que hemos vivido una suerte de venganza con subida de impuestos, pocas ventajas fiscales y medidas que no benefician a la gente que quiere emprender en el ámbito cultural. Es una verdadera odisea llevar algo adelante. Entramados es un grupo que quiere hacer, a pesar de la situación actual. El mensaje es: si te quedas en casa esperando a que te llamen, será más complicado, aunque en el plano económico es muy difícil ganar dinero para cubrir simplemente gastos.

*****

SINOPSIS DE LA OBRA:

La obra cuenta las horas previas a la intervención del presidente del Gobierno ante el congreso de su partido. La situación está rodeada de acusaciones de censura a la libertad de expresión por parte de miembros de su formación política y por protestas ciudadanas en las puertas del local donde se celebra la convención. La trama toma un giro inesperado al descubrirse cierto secreto que afecta al propio presidente.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193 PDF
Portada 'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural noviembre 2019 nº 123 PDF
Portada del 'Rivas Cultural' de noviembre de 2019.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos