logo
buscar
4º 10º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Jorge López, el 'jardinero fiel' de Pablo Iglesias
Jorge López, habitante de la urbanización Pablo Iglesias, plantó una noche, con el apoyo vecinal, 21 olmos para evitar la instalación de una gasolinera.
3 de noviembre de 2014
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
  • Texto: Patricia Campelo/ Foto: Luis García Craus

Decía el escritor británico Samuel Johnson que las grandes obras no se realizan con fuerza, sino con perseverancia. La virtud de la constancia, junto a dosis de arrojo y empeño, sintetiza bien la vida de Jorge López (64 años), vecino de la comunidad Pablo Iglesias desde septiembre de 1982. Con sus propios medios y con el apoyo vecinal encarnó la lucha de David contra Golliat evitando que se instalara una gasolinera en la entrada a las urbanizaciones de Pablo Iglesias, preservando así esa zona de Rivas Oeste como parte del entorno verde de la ciudad.

Corría el año 1994, y las armas de Jorge fueron los 21 olmos que compró en un vivero nada más enterarse de las intenciones de quien pensaba instalar allí la estación de servicio, unos sacos de arena y la nocturnidad para plantarlos sin interferencias. "Habíamos acabado una reunión de la mancomunidad como a las 12 de la noche, y unos cuantos nos fuimos para la zona", relata.

A las 2 de la mañana, en plena tarea repobladora, llegó el sargento del puesto de la Guardia Civil y preguntó al grupo de vecinos si eran conscientes de que estaban en un terreno público. Jorge le explicó que sí lo sabían y que por eso lo estaban haciendo. "Nos dio la razón y se marchó", relata satisfecho 20 años después para 'RD' desde el parque que aún conserva los símbolos de su esfuerzo. Tras haber puesto la ley de su parte, el resto de apoyos llegaron solos, incluidos los del Ayuntamiento.

"En el momento en que denunciamos el tema públicamente supimos que la gasolinera ya no la iban a construir"

Una mañana del pasado mes de octubre, Jorge pasea por el parque, ubicado a la izquierda del edificio de Servicios Administrativos, justo antes de entrar a la plaza de la Constitución. "Ahí están los dos plataneros de mis hijos y, allí, los dos prunos que plantaron Julio y Bienvenida", enumera a pie de terreno. "Estos dos chopos salieron espontáneamente en el talud del metro de Rivas, y me los traje", detalla Jorge sobre dos ejemplares que se salvaron de ser talados durante las obras del suburbano ripense. Interpelado sobre la intuición que tenía en aquel momento respecto a la continuidad de este parque, responde con seguridad que "en el momento en que denunciamos el tema públicamente supimos que la gasolinera ya no la iban a construir".

"El error que cometieron los que iban a construirla fue no decirlo. Si los poderes lo hubieran comunicado, no hubiera habido problema en que los ciudadanos asumiéramos los pros y los contras, pero no de tapadillo", afirma. Precisamente, para que toda la comunidad supiera qué hacían aquellos vecinos y vecinas, una pancarta sujeta del antiguo poste de teléfonos que servía al edificio de alcaldía recogía la reivindicación y denuncia vecinal.

En realidad, la zona salvada por estos vecinos se adentra más allá del perímetro del parque, ya que la estación de servicio no iba a ser instalada en las inmediaciones de la plaza de la Constitución, si no unos metros más alejada pero abarcando una importante superficie. Por esta razón, el área salvada por este grupo vecinal encabezado por Jorge es mayor y alcanza hasta la chimenea de la antigua yesería. "También la habrían tirado de salir adelante la gasolinera", reconoce.

Dejando atrás el área del parque delimitada por los árboles de gran porte y enfilando hacia el polígono, se puede ver en la mediana de la calle el almendro centenario, otro símbolo de esta victoria vecinal. "Lo salvamos de las obras que hicieron los nuevos viales", concreta sobre lo que hoy conforma la calle del Electrodo.

Mucho fue lo salvado y bastante lo conservado. "Cuando se ordenó la zona, Alejandro [Castro, ex director de infraestructuras, ya jubilado] siempre nos escuchaba y él fue consciente de todo". El Ayuntamiento construyó después el camino que atraviesa el parque y las farolas. Hoy, un total de 26 árboles de grandes dimensiones se conservan en este parque coronado por una rueda ferroviaria, una pieza que data de 1861 y que evoca la profesión de Jorge: maquinista. "Se utilizaba para afilar las herramientas con las que se reparaban los antiguos vagones de madera. Quedó en desuso y yo me la traje a Rivas", explica.

Durante más de una década, este trabajador ferroviario hoy jubilado se afanó en la construcción del entorno en sus ratos libres, parando a los camiones que iban a las obras del polígono para pedirles tierra, piedras y cualquier material que pudiera servirle. Aún hoy continúa dejándose caer por el parque para contribuir a su mantenimiento. Su última tarea: reparar una pieza rota de la rueda.

200.000 PESETAS

"No teníamos ni un árbol", revela Jorge sobre lo que era una prioridad vecinal. "Recuerdo una asamblea en la que había qué decidir un tipo de material y acabamos poniendo 200.000 pesetas cada vecino para ajardinar el barrio". Esa conciencia vinculada a la construcción vecinal del entorno, de la ciudad, ha calado en las siguientes generaciones, según subraya Jorge al recordar el huerto urbano que crece en el barrio de La Luna, donde viven muchos hijos e hijas de los primeros habitantes del oeste de la ciudad.

En 1982, cuando Jorge llegó con su familia desde el barrio de Las Margaritas, en Getafe, Rivas contaba con 641 habitantes. Hoy, la cifra ronda los 81.000. En este tiempo, Jorge ha sido testigo de la transformación del municipio. "Se nota que ahora somos una gran ciudad porque la gente se pita en los cruces", asegura con media sonrisa. Hace 32 años, además, el Ayuntamiento "no tenía puertas", "podías ir en cualquier momento a plantear cosas. Ahora también, pero hay que atravesar unas dos o tres puertas", apunta entre risas.

El pasado 26 de octubre, la ciudadanía y el Ayuntamiento ridieron un emotivo homenaje a este vecino, descubriendo una placa en recuerdo del vigésimo aniversario de esta proeza vecinal liderada por Jorge López.

CONTENIDOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194 PDF
Portada 'Rivas al Día' diciembre 2019 nº 194
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124 PDF
Portada 'Rivas Cultural' diciembre 2019 nº 124
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos