logo
buscar
8º 15º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
RivasTV
 
Los tomates ya crecen en el huerto de La Luna
Un grupo de vecinos y vecinas del barrio más joven del municipio trabaja y se divierte en este espacio verde frente al Hipatia.
17 de julio de 2014
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Contenido incluido en la revista municipal 'Rivas al Día' de septiembre 2014.

Reportaje: Patricia Campelo. Fotografía: Luis García Craus.

Recogiendo el testigo de sus madres y padres, aquellos colonos que contribuyeron con su activismo a crear la actual ciudad de Rivas, un grupo de jóvenes ha creado un huerto urbano en el barrio de la Luna para estrechar lazos vecinales.

 
La iniciativa, que es patrimonio de toda la zona e incluso de gente que llega de otros barrios del municipio, surgió de un grupo de amigos y amigas de la promoción de viviendas de la cooperativa Savia Joven. Su objetivo: contribuir al desarrollo del barrio y fomentar los puntos de reunión vecinal.

 
Frente al colegio Hipatia, en el solar de un parque a medio hacer, estos ripenses se lanzaron a cambiar la fisionomía del paisaje para alegrarse la vista. Antes del huerto, en el que ya crecen tomates, lechugas y otras hortalizas de temporada, sembraron el entorno de carteles con mensajes optimistas.

"Cuando la gente va a la parada del autobús o cruza para ir al Hipatia ve los carteles en los que deseamos un buen lunes o cosas así", cuenta Rubén Tadeo (34 años) vecino de La Luna y uno de los impulsores de estas iniciativas.

"Los hemos hecho con material reciclado y están en las zonas de paso", concreta. Tanto él como sus compañeros y compañeras de barrio son firmes defensores del papel de la ciudadanía a la hora de humanizar las calles, de convertirlas en focos de convivencia cercana y de sustraerlas al individualismo que acostumbra a imperar en los nuevos desarrollos de las grandes urbes.

A finales de julio el huerto estaba en plena ebullición. "Hemos plantado variedades de tomate como el de la Vera o el del pan 'tumaca', berenjenas, calabazas, lechugas de tres tipos, pimientos...", enumera Rubén.

"No buscamos obtener tanto la producción como sí convertirlo [el huerto] en una actividad en la que la gente pueda verse. También sirve para explicar a los niños el proceso de producción, de cómo crece una planta pequeña hasta convertirse en el tomate que luego ven ellos en la mesa", asegura.

La tipología del terreno que sostiene el huerto no daba muchas esperanzas de continuidad cuando arrancó la iniciativa, pero con la ayuda de las personas que trabajan en el huerto de la Casa de Asociaciones ?particulares que pertenecen a las entidades que tienen allí su sede- lograron sacarlo adelante.

"El día que comenzamos a hacer el huerto vinieron para asesorarnos sobre cómo hacer los bancales. Nos ayudaron de manera altruista", agradece Rubén. Además de este soporte, los pioneros contaron también con las manos de vecinas y vecinos que han aportado saquitos de abono, de tierra de calidad, aceros y utensilios de labranza.

"Con todo ello hemos trabajado la tierra que no es mala del todo; no es un huerto maravilloso pero con los medios que tenemos vamos aguantando", reconoce Rubén.

ORGANIZACIÓN Y TURNOS

Cerca de 30 vecinos y vecinas colaboran de forma activa en el sostenimiento del huerto urbano del barrio de La Luna. Este espacio verde que rompe la monotonía del asfalto sirve además de escenario para recrear un ambiente festivo.


A principios del verano, estos hortelanos de ciudad organizaron una merienda en el huerto y, pasados unos días, ya pensaban en la siguiente. "Los vecinos lo han tomado como una iniciativa muy positiva; incluso ha habido gente que se nos ha ido sumando después. Es un espacio público por lo que es de todo el mundo; puede bajar quien quiera a plantar y a cuidar el huerto", anuncia Rubén. De este modo consiguen unir personas "con ganas de implicarse" y de "hacer cosas por su barrio".


"Queremos que la gente se sienta cómoda en un barrio nuevo un tanto alejado, con zonas aún sin acondicionar, sin espacios comunes y amables donde verse, como podría ser un parque con árboles con bastantes años y sus sombras", se sincera. "Buscamos un vínculo de unión con el resto de vecinos de la zona, unos se han implicado, otros han venido a ver el huerto. Y es curioso porque se ha convertido un poco en el atractivo turístico de la zona. La gente llega y se pasea por aquí para ver cómo van los tomates", reconoce.

UN JUEGO DE NIÑOS

Los más pequeños del barrio son quienes más disfrutan de este mini jardín en el que juegan y aprenden. "Les apasiona el riego", apostilla Rubén.

"Los que son un poco mayores alucinan al ver como una planta pequeña se convierte en una lechuga. Aprovechas y les explicas cómo hay que cuidarla. Así les vas concienciando en asuntos de ecología. Y que no piensen que los tomates salen de la bandeja blanca que viene del supermercado", sentencia este ripense que llegó a Rivas con 3 años y que ha heredado de sus padres el espíritu combativo.

"Aquí la mayoría somos de Rivas: de Covibar y de Pablo Iglesias. Hemos mamado durante años la creación del barrio desde sus orígenes, con poca dotación, con pocos medios y hemos visto como poco a poco se ha construido el barrio entre todos", asevera. Pero la inquietud de Rubén por "crear barrio" se extiende más allá del plano reivindicativo, y considera que eso se logra por la propia vecindad "dentro de las limitaciones que tenemos".

"Nos preocupamos porque no sea solo reivindicar cosas para que llegue el Ayuntamiento y te ponga lo que sea", considera.

A partir del huerto urbano vecinal, Rubén y quienes residen en esta zona del municipio revisan nuevas formas de crear espacios amigables donde la rutina no consista en "llegar cada día a casa entrando por el garaje" sin ver a nadie.

"Hay quien ha bajado plantas con flores y carteles. Son pequeños detalles con los que la gente ve que hay ambientillo en el barrio". De esta manera, quien viva en La Luna y baje a ver el huerto, siempre encontrará alguien con quien comentar la plantación y charlar un rato. "Al final, eso es lo importante", concluye Rubén.

RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' número 165, abril 2017
Portada 'Rivas al Día' abril 2017
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' número 94, abril 2017
Portada 'Rivas Cultural' abril 2017
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos