logo
buscar
0º 18º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Natación para embarazadas: mejor, en el agua
Entre las 30 escuelas deportivas que ofrece Rivas, figura la dirigida a mujeres encinta: acuden a las piscinas municipales dos veces por semana.
31 de marzo de 2014
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
  • Texto: Nacho Abad Andújar / Fotografía: Luis García Craus

"Una se va a casa muy relajada. Un poco cansada, pero duermes mejor. Esto es una maravilla. Va contenta la madre y va contento el niño". La madre se llama Mónica Delgado. Y el niño aún no ha nacido. Mónica, diseñadora gráfica e ilustradora de 36 años, está encinta de cinco meses. Y es una de las 90 mujeres que se apuntan cada año a la escuela deportiva municipal de natación para embarazadas, creada en 2003 por la Concejalía de Deportes (ver vídeo del reportaje).

Dos tardes a la semana, las inscritas se zambullen en la pileta durante 35 minutos por sesión. Las clases se imparten en los dos polideportivos municipales: los lunes y miércoles y los martes y jueves. Siempre por la tarde. Chapotear en el agua es uno de los ejercicios más recomendados para las gestantes. "Mi médica me animó a hacerlo. Yo empecé a nadar al cuarto mes, pero si hubiese un segundo embarazo me apuntaría antes", comenta Mónica (ver fotogalería con las protagonistas del reportaje).

"Una se va a casa muy relajada. Duermes mejor. Esto es una maravilla. Va contenta la madre y va contento el niño [en la tripa]"

María Isabel Sánchez, de 26 años, es monitora de la escuela deportiva. ¿Los beneficios de la natación? "Se mejora la postura corporal y se aumenta la fuerza de los músculos, que en un principio se debilitan al ganar peso el cuerpo y quedarse desprotegidos, especialmente en piernas, espalda y pectorales". La profesora asegura que "hay menos riesgo de cesárea, y al tener las primeras contracciones todo va a ser más lento".

"Yo me he apuntado a estas clases para estar más ágil y no quedarme en casa sin hacer nada. Me siento más activa", explica Patricia Gató, una administrativa de 33 años, encinta de cinco meses y que ya practicó natación de joven. Como en el caso de todas las mujeres entrevistadas para este reportaje, es su primer embarazo.

"Lo importante es trabajar los músculos que luego emplearán cuando den a luz y, por su puesto, sin hacerse daño", describe la monitora. "Cuando una alumna empieza, recalcamos que, en cuanto sientan cualquier molestia o dolor, nos lo digan inmediatamente para cambiar de ejercicio. Lo que a una le sienta bien, quizá a otra no. En cualquier caso, se trata de ejercicios básicos y muy sencillos", comenta María Isabel Sánchez.

"Lo importante es trabajar los músculos que luego emplearán cuando den a luz y, por su puesto, sin hacerse daño", dice la monitora

En la natación normal se trabajan los cuatro estilos [crol, braza, espalda y mariposa], en embarazadas se prioriza la relajación. "En piernas, el estilo más recomendable es el de braza, porque favorece muchísimo el suelo pélvico, una zona que se debe fortalecer. El estilo mariposa no es aconsejable, porque se curva aún más la espalda y es una postura que tratamos de corregir durante el embarazo. También trabajamos la respiración, que ayuda a relajarse", comenta la monitora.

"Yo ya venía a nadar por libre. Pero un día me crucé con un grupo de embarazadas que iba a clase y me apunté. Te sientes más activa, tonificas el cuerpo, descargas las articulaciones y mejoras la respiración", describe María Puente, otra primeriza, de 31 años y ya en el séptimo mes de gestación. "Tanto el ginecólogo como la matrona me recomendaron la natación. Y notas que el bebé está a gusto, como flotando. Hay que hacerlo con paciencia, ir despacio con tu churrillo, moviéndote poco a poco", se sincera.

RELAJACIÓN

"A mí también me lo recomendó mi médica", señala Mónica Delgado, la diseñadora gráfica, que "por ahora" está viviendo "un embarazo estupendo". Dice que con la natación "desaparecen la pesadez típica de piernas y las molestias en la columna y a nivel pélvico. Al estar en un medio fluido en el que se siente la ingravidez, te vas con una sensación de relax que no te aporta ningún otro deporte".

"Al estar en un medio fluido en el que se siente la ingravidez, te vas con una sensación de relax que no te aporta ningún otro deporte"

"Las clases constan de un calentamiento, un desarrollo como parte principal y una vuelta a la calma o la relajación, esta última en la piscina pequeña", explica la coordinadora de actividades físicas de la Concejalía, Cristina Gómez del Pulgar. Las clases se imparten de octubre a junio. "Pero las mujeres pueden apuntarse en el mes que consideren. Son plazas de rotación rápida, de unos meses de duración", disipa la coordinadora.

El precio mensual es de 21,25 euros para las titulares del Abono Deporte [la tarjeta municipal que ofrece descuentos en las actividades y uso de instalaciones del Ayuntamiento] y 31 euros para el resto. Las alumnas deben realizar previamente una prueba de nivel: "Se requiere saber nadar boca arriba y boca abajo", aclara Cristina Gómez.

BIENESTAR ANÍMICO

Además del bienestar físico se encuentra el anímico. "Con las compañeras se hace grupo, compartimos nuestras experiencias", asegura María Puente. Dice la monitora que el ambiente es muy bueno. "Hasta se crean grupos de WhatsApp donde van comentando cómo viven el embarazo. Según van naciendo los niños, se mandan fotos. Y, a veces, luego quedan para que se conozcan. Se generan amistades", comenta la profesora, que añade: "Yo, actualmente, estoy metida en tres grupos de WhatsApp".

Además del bienestar físico, encuentran el anímico. "Con las compañeras se hace grupo, compartimos nuestras experiencias"

Cuatro de las seis mujeres que conforman este grupo visten el mismo modelo de bañador. La razón es comercial: "Es que sólo venden tres tipos, con lo cual es normal que coincidamos", dice una de ellas. "Estoy muy contenta, tengo bastante fondo y he conseguido fortalecer la musculatura", expone Ana Torralba, de 33 años y con una tripa de 28 semanas. Ripense reciente, su llegada a la ciudad coincidió con su embarazo: "Yo recomiendo a todas las embarazadas que se apunten a natación. Se conoce a otras chicas y compartes la experiencia".

Una vivencia que todas las preguntadas, coinciden, repetirían en caso de volver a quedarse encinta. "Hay mujeres con tres hijos que en todos los embarazos han pasado por las piscinas municipales", confirma la coordinadora de la Concejalía de Deportes.

GALERÍA DE VIDEOS
GALERIA DE IMÁGENES
Anterior
  • Mujeres de la escuela de natación para embarazadas de Rivas 2

  • Mujeres de la escuela de natación para embarazadas de Rivas 3

  • Mujeres de la escuela de natación para embarazadas de Rivas 4

  • Mujeres de la escuela de natación para embarazadas de Rivas 5

  • Mujeres de la escuela de natación para embarazadas con la monitora

  • Dos monitoras de la escuela municipal deportiva de natación

Siguiente
RIVAS AL DIA
Rivas al Día nº 171 noviembre 2017 PDF
Portada Rivas al Día nº 171 noviembre 2017
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural nº 100 noviembre 2017
Portada Rivas Cultural nº 100 noviembre 2017
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos