logo
buscar
19º 32º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
El equipo más natural de voleibol
El 80% de la plantilla del equipo femenino senior de la ciudad, el 183 Rivas, que juega en la cuarta categoría nacional, lo integran jugadoras formadas en la cantera
2 de abril de 2012
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar
Jugadoras del 183 Rivas Ciudad del Deporte, en el pabellón deportivo del colegio público José Hierro, donde entrenan y juegan.

Texto: Nacho Abad Andújar (publicada en 'Rivas al Día' de abril de 2012).

Un equipo femenino con mucho talento autóctono. El 183 Rivas Ciudad del Deporte representa un caso poco frecuente en las competiciones nacionales. De las 16 jugadoras que componen su plantilla, 13 son ripenses formadas en la cantera del club, la Agrupación Deportiva Voleibol Rivas, fundada en 1994.

Las otras tres son dos universitarias europeas (una italiana y una belga) con beca Erasmus en España y una vecina, con cuatro años de residencia en Rivas y nacionalidad rumana, que coordina, además, las escuelas deportivas (espacios formativos donde medio centenar de alumnas y alumnos con edades inferiores a los 12 años se familiarizan con la práctica del balonvolea).

Desde hace 10 temporadas, el equipo pelea en uno de los tres grupos de la cuarta categoría nacional, la 1º División. "No es fácil ver a un equipo de este nivel con un 80 por ciento de su plantilla procedente de la cantera", advierte con orgullo el responsable de Comunicación de la agrupación, Rafael Arce.

La capitana Lucía Antón, de 25 años, y Tamara Clemente, de 28, representan el ejemplo perfecto identitario. La primera milita en el club desde los 12; la segunda, desde los 11. Hasta coronarse en el primer equipo, trasegaron por los niveles inferiores. Tamara Clemente, una de las veteranas, acumula 12 temporadas en el senior. Juega de central: ocupa la parte delantera para rematar en ataque y bloquear en defensa. "Lo que me gusta del voleibol es su sutil factor de agresividad, que no se aprecia desde fuera. Y lo mejor del 183 Rivas es la relación entre las jugadoras", comenta una tarde de entrenamiento en el pabellón del colegio público José Hierro, donde también disputan los partidos de liga.

"Más que compañeras somos amigas", corrobora la portadora del brazalete, Lucía Antón, receptora y rematadora por el ala izquierda que viste la indumentaria verde desde 2005. "La relación es tan buena que en verano buscamos torneos de voley playa para seguir disfrutando juntas. Incluso vamos con el equipo masculino [que juega en 2ª División, una categoría menos]", con el que mantienen buena química.

CALIDAD HUMANA

Su entrenador, Armando Sobrado, un informático de 39 años que además juega en el masculino, ratifica la tesis del compañerismo: "Cierto, lo mejor es la calidad humana de las jugadoras, casi todas son amigas". ¿Y el punto débil? "Habría que mejorar la competitividad de la plantilla. Se entrena bien y duro, pero quizá falte un año o dos para lograr una escuadra más fuerte".

El 183 Rivas ha cerrado la campaña quinto de grupo (hay 11 equipos, juegan la fase de ascenso los dos primeros y descienden los dos últimos). "El objetivo inicial era quedar entre las cuatro primeras", se sincera Sobrado. Pero apostar por componentes locales implica renunciar al genio foráneo. Y aunque el ascenso siempre se incluye en el catálogo de anhelos deportivos, los responsables de la entidad admiten que "no sería viable económicamente" subir a Liga FEV.

Las arcas del club, con un presupuesto de 20.000 euros, se financian con las cuotas de sus integrantes y las subvenciones anuales municipales y regionales. "No alcanza para pasar de categoría", reconoce el director técnico, Carlos López. El toque internacional del equipo lo dan tres jugadoras. La mencionada Gio Gilovian, la italiana Elisa Bellavia y la belga Helen Michou. Pero no se trata de fichajes costeados a golpe de talonario. Ni mucho menos.

La primera, de 31 años, es vecina de Rivas y, ya se ha dicho, coordinadora de las cinco escuelas deportivas municipales de voley: las del polideportivo Parque del Sureste y los colegios José Hierro, José Saramago, El Olivar y La Escuela. Familiarizada con el balonvolea desde los 12 años, gobierna cada partido desde su posición. "La colocadora es la cabeza del equipo, la primera que sabe dónde pondrá el balón en ataque. De ella depende la dinámica de juego".

BELGA E ITALIANA

Elisa Bellavia y Helen Michou son dos universitarias con beca Erasmus en España. Bellavia, de 21 años, cursa Estudios Orientales en la Universidad Autónoma de Madrid, una obligación que le impide acudir a una de las tres sesiones de entrenamientos semanales. Se licencia este año. Y dice sentirse "muy a gusto en la sociedad [término itlaliano para referirse al club]: la califica de "fantástica". Esta rematadora asegura que el nivel de sus compañeras es "similar" al dejado en Italia.

Elisa, Gio, Tamara y Lucía. Representantes de una plantilla compuesta en un 80% por jugadoras canteranas. Un equipo con denominación de origen: natural y sin edulcorantes. Natural de Rivas.

RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' en PDF julio-agosto 2019 nº 190
Portada de la revista municipal 'Rivas al Día' de julio-agosto de 2019.
RIVAS CULTURAL
'Rivas Cultural' julio-agosto 2019 nº 119
Portada de la revista municipal 'Rivas Cultural' de julio-agosto 2019, nº 119.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos