logo
buscar
5º 11º 
tiempo
Twitter Rivas
Facebook Rivas
Youtube Rivas
Instagram Rivas
 
Los pioneros del rugby ripense: año 2011
Por primera vez, la ciudad cuenta con un equipo en un deporte que apasiona a naciones australes y europeas - El conjunto juega en la 3ª división madrileña.
2 de diciembre de 2011
volver
imprimir
escuchar
compartir
disminuir
aumentar

"Rivas es joven, tiene potencial para aficionarse a este deporte"

  • Texto: Nacho Abad Andújar

- Publicado en Rivas al Día diciembre 2011.

El deporte que hace soñar a millones de neozelandeses, británicos, franceses, sudafricanos o australianos empieza a despegar en Rivas Vaciamadrid. El rugby, juego brusco en apariencia pero noble como pocos, y cuyos partidos no finalizan en el terreno de juego sino que se prologan durante un tercer tiempo donde los dos equipos confraternizan cantando, bebiendo (preferiblemente cerveza) y comiendo, ya chuta a palos y logra ensayos en el municipio ripense.

El Rivas Club de Rugby es el primer equipo federado de la ciudad. Los pioneros: nunca antes ningún conjunto local había corrido tras el balón ovalado. Creado a finales de 2009, esta temporada ha debutado en competición oficial. Actualmente juega en la tercera división madrileña. Y al cierre de esta edición, había disputado cinco partidos de liga sin conocer la victoria. Un dato que no preocupa a sus responsables, que se han inventado un equipo de la nada.

Algunos de sus integrantes (muchos trabajadores de la empresa municipal Rivamadrid) jamás habían practicado este deporte. Y es ahora cuando se meten por primera vez en una melé o saltan en una touche (saque de banda). El equipo entrena en el Cerro del Telégrafo, pero disputa sus partidos en el campo madrileño del parque Juan Pablo II (junto a la M-40).

En sus filas, 42 hombres con un promedio de edad de 30 años, aunque los hay jóvenes de 18 o veteranos de 48, como su presidente y delantero, Sebastián Rascón, arqueólogo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, 178 centímetros de altura y 102 kilos de peso. "Estamos muy contentos de cómo está respondiendo la gente. El 80% no ha tocado un balón de rugby en su vida o lo ha hecho escasamente. Y aún así, están muy comprometidos con el juego y su filosofía", explica Rascón, exjugador de 1º División que practica este deporte desde los 17 años y se confiesa enamorado de los All Blacks y sus rituales maoríes.

"El 80% de los jugadores no ha tocado un balón de rugby en su vida o lo ha hecho escasamente. Y aún así, están muy comprometidos".

"Estamos convencidos de que acabaremos la primera fase de la liga con triunfos", advierte el entrenador, Carlos Escriña (Madrid, 1962), ex seleccionador nacional del equipo femenino, con el que consiguió un sexto puesto en el Mundial de 1991, disputado en Gales [en rugby femenino, España es una potencia: se proclamó campeona de Europa en 2010 y subcampeona en 2011].

MUNDIAL DE 1991

Escriña, que ha vestido las camisetas del CEU, Alcobendas RC, Moraleja y Alcobendas RU, conquistó con el Alcobendas femenino el campeonato de España en tres ocasiones, en 1990, 1991 y 1992. Su misión ahora es diferente.

No pelea por ganar sino por formar. Y tiene claro que la bisoñez de su escuadra supone un reto: "Este primer año de competición nos tenemos que asentar como equipo. Me alucina la implicación de la plantilla".

Su objetivo pasa por que los jugadores "sientan amor" por un deporte con unos valores sociales irrenunciables: "El compañerismo, el respeto por el contrario y la sociabilidad que genera el tercer tiempo", una prolongación del partido que puede durar entre dos horas y una noche entera, según los ánimos de sus protagonistas, y que genera algunos conflictos domésticos a los jugadores.

Otro de los valores que Escriña rescata del rugby es el colectivismo: "Dos o tres tíos no hacen nada por sí solos, se requiere de todo un equipo". Cada choque dura 80 minutos repartidos en dos tiempos. Y lo disputan 15 jugadores: "Ocho son fuertes y activos; dos, ligeros y astutos; cuatro, altos y rápidos; uno, por último, es modelo de flema y sangre fría. Justamente, la proporción ideal entre los hombres", perfiló el escritor francés Jean Giraudoux (1882-1944).

EL FUTURO, LAS MUJERES

Los responsables del club encaran con ganas el futuro. Pretenden crear equipos en categorías inferiores y fundar una escuela deportiva municipal. "Una ciudad tan joven como Rivas supone un potencial para este deporte", asegura el presidente. "Y aspiramos a tener en un año o dos un equipo femenino", sueña Escriña, que recuerda: "Ya me lo dijo el entrenador de la selección de Nueva Zelanda en el Mundial de Gales [1991]. El rugby triunfa en su país porque las mujeres son aficionadas y lo juegan. Si una madre se identifica con un deporte, es más fácil que lo hagan también sus hijos e hijas".

Se lo contó después de empatar, entre pinta y pinta de cerveza, en el tercer tiempo, ese momento fraternal donde los jugadores se cuentan sus vidas auténticas. Es el rugby. Ya lo escribió el filósofo francés Bernard-Henri Lévy: el único deporte en el que "se avanza retrocediendo" [cuando se pasa el balón a la mano]. El rugby, la última reserva romántica de la nobleza deportiva.

CONTENIDOS RELACIONADOS
DOCUMENTOS RELACIONADOS
RIVAS AL DIA
'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193 PDF
Portada 'Rivas al Día' noviembre 2019 nº 193
RIVAS CULTURAL
Rivas Cultural noviembre 2019 nº 123 PDF
Portada del 'Rivas Cultural' de noviembre de 2019.
Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid
Direccion: Plaza de la Constitución 1
Horario de 8:00 a 20:00 de Lunes a Viernes
sellos